Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Agruras (acidez estomacal) durante el Primer Trimestre

Última actualización 13 de Agosto 2013
Agruras (acidez estomacal) durante el Primer Trimestre

¿Qué es?

La acidez estomacal (también conocida como hiperclorhidria o reflujo ácido) es una sensación de ardor que a menudo se extiende desde la parte de abajo del esternón hasta la zona inferior de la garganta a menudo viene acompañada de un sabor agrio o amargo en la garganta y en la boca.

Usualmente ocurre después de ingerir una comida grande o mientras se está acostado. La sensación puede durar unos pocos minutos o unas pocas horas.

¿Qué es la acidez estomacal?

¿Cuál es la causa?

Cuando comes, la comida pasa desde la boca a través de un tubo llamado esófago que mide más o menos 25 centímetros de largo en la mayoría de las personas. Para entrar al estómago la comida debe pasar a través de una apertura entre el esófago y el estómago (cardias). Esta apertura actúa como una puerta que permite que la comida pase dentro del estómago y se cierra tan pronto como la comida pasa al estómago.

La acidez resulta de la relajación de esta apertura, permitiendo que la comida junto con los ácidos estomacales refluyan hacia el esófago, provocando esa sensación de ardor y quemazón características. Se produce porque la mucosa esofágica es muy sensible y el ácido estomacal (clorhídrico) es sumamente irritante.

Causa acidez estomacal

Hay varios factores que hacen que la válvula se relaje con más facilidad, como por ejemplo:

  • Comidas fritas o grasosas
  • Chocolate o bebidas con cafeína
  • Cebolla, ajo o comidas picantes
  • Ciertos medicamentos
  • Comer demasiado
  • Acostarse después de comer

 

¿Es normal tener acidez e indigestión durante el embarazo?

Muchas mujeres sufren de acidez (agruras) por primera vez durante el embarazo. A pesar de ser muy molestas y a veces dolorosas para la embarazada, la acidez estomacal y la indigestión son unos de los síntomas más frecuentes del embarazo que no traen ningún problema para el bebé. Son más frecuentes en la segunda mitad del embarazo y continúan hasta que nace el bebé.

¿Es normal tener acidez e indigestión durante el embarazo?

Generalmente empiezan en el primer o Segundo trimestre del embarazo y continúa hasta el final. Afortunadamente, la acidez generalmente es leve e intermitente, pero puede llegar a ser muy molesta o severa.

¿Por qué son tan comunes?

Durante los primeros meses del embarazo se producen grandes cantidades de progesterona y estrógeno, que relajan la musculatura lisa de todo el organismo, incluyendo el tracto gastrointestinal. Esto trae aparejado que los alimentos circulen muy lentamente por el estómago e intestinos, dando una sensación de indigestión o al menos digestiones muy lentas, que  ocasionan la sensación de estar muy llena, hinchada o con mucho gas. Puede ser molesto para ti, pero es beneficioso para tu bebé, ya que al estar más tiempo en el trayecto digestivo es mayor la absorción de los nutrientes hacia el torrente sanguíneo y a su vez hacia la placenta y tu bebé.

Además, a medida que avanza el embarazo, tu bebé — que cada vez está más grande — presiona sobre tu estómago, desplazando los ácidos estomacales hacia el esófago.

Si a todo esto le agregas una dieta y un estilo de vida no saludables, la mezcla puede ser definitiva para que se presente la acidez estomacal.

 

Síntomas

  • Eructos frecuentes.
  • Sensación de aire atrapado en el esófago.
  • Dolor en la bocadel estómago (dolor en epigastrio).
  • Ardor en la laringe.

 La acidez estomacal puede ser un problema serio para algunas embarazadas que puede llevarlas hasta la hospitalización. Igualmente puede ser peligroso para el bebé porque al provocar nauseas y vómitos, se pierde peso y el bebé no recibe los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Los síntomas generalmente desaparecen al término del embarazo.

Diagnóstico

  • Se realiza con base en los síntomas antes citados.
  • Si las agruras son frecuentes, el especialista hará exámenes físicos y estudios más especializados para apreciar el estado del aparato digestivo.

¿Qué puedo hacer?

Si bien es posible que no puedas eliminar totalmente la acidez, puedes tomar algunas medidas para reducir el malestar:

  • Evita comidas y bebidas que te produzcan malestar gastrointestinal. Los sospechosos de siempre son las bebidas con gas; el alcohol (que de todas formas debes evitar durante el embarazo); la cafeína; el chocolate; los alimentos ácidos como los cítricos y jugos, el tomate, la mostaza y el vinagre; las carnes procesadas; los productos con menta, los alimentos picosos, muy condimentados, fritos o grasosos y reduce el consumo de azúcares.(postres, refrescos).
    • En el otro lado del espectro, hay alimentos que se consideran como seguros mientras que batallas contra la acidez estomacal: manzanas, plátanos, papas al horno, brócoli, zanahorias, ejotes, chícharos, carne molida, bisteces de carne sin grasa, pechuga de pollo, queso crema, crema ácida, papas fritas.
  • En lugar de ingerir comidas abundantes, come pequeñas cantidades varias veces al día. Come despacio y mastica mucho la comida.
  • Evita tomar grandes cantidades de líquido durante las comidas  para que no se te hinche el estómago. (Es importante que tomes de ocho a diez vasos de agua (tibia –no caliente- de preferencia) diarios durante el embarazo, pero hazlo entre las comidas.) Y no tomes líquidos después de la cena.
  • No comas cuando estés por irte a la cama. Deja dos o tres horas para hacer la digestión antes de acostarte.
  • Duerme recostada sobre varias almohadas o usa un almohadón en forma de cuña. Al elevar la parte superior del cuerpo, ayudarás a que los ácidos estomacales permanezcan en su lugar y conseguirás que la digestión sea más fácil. La elevación debe de ser a partir de la cintura.
  • Acostarte del lado izquierdo puede disminuir el reflujo del ácido (en esta posición es físicamente más difícil que el ácido pase al esófago).
  • Aumenta una cantidad prudente de peso y consérvate dentro de los parámetros que te sugiera tu doctor. El exceso de peso pone más presión sobre el abdomen lo que aumenta las probabilidades de padecer acidez estomacal.
  • Usa ropa holgada y cómoda. Evita usar prendas que te aprieten alrededor de la cintura y el vientre y el uso de tacones altos.
  • Flexiona las rodillas en lugar de doblar la cintura cuando tengas que recoger algo del suelo.
  • No fumes. Además de contribuir a una gran cantidad de problemas de salud, fumar aumenta la acidez estomacal. (Lo ideal es que dejes el hábito de fumar antes de quedar embarazada. Si todavía fumas y te resulta difícil dejar el cigarrillo, dile a tu médico que te recomiende un programa para dejar de fumar).

Tratamiento

Durante el embarazo, el tratamiento médico para el reflujo debe ser balanceado para aliviar los síntomas de ardor de la madre y a la vez brindarle protección al feto en desarrollo.

Desafortunadamente, hay muchos otros síntomas que no pueden neutralizarse con los remedios o medidas anteriores. En estas situaciones, será necesario que el médico te prescriba algún medicamento siempre valorando el beneficio de la madre versus el posible daño al bebé en desarrollo.

Una alternativa a los medicamentos son los antiácidos que actúan rápidamente y se acepta que, en dosis leves y bajo un cuidadoso monitoreo médico, son seguros para el bebé.

Recuerda, NUNCA tomes ningún medicamento que te hayan recomendado sin haber consultado antes con tu médico.
Un antiácido de venta sin receta médica que contenga magnesio o calcio te puede ayudar a aliviar el malestar, pero antes de tomarlo consulta al médico que está atendiendo tu embarazo, dado que algunas marcas tienen aluminio, aspirina, o un alto contenido de sodio.

Modificación de la dieta y el estilo de vida: la modificación del estilo de vida y los cambios en la dieta son parte del curso normal del tratamiento, pero debido a que la ganancia de peso en el embarazo es muy importante para el desarrollo del feto, la embarazada no puede hacer todos los cambios que se sugieren a otras personas con este problema.

Masticar chicle estimula las glándulas salivales y la saliva ayuda a neutralizar el ácido estomacal

Cuándo debes llamar a tu médico

La acidez estomacal aguda puede ser un signo de un problema más grave. Habla con tu médico si tienes algunos de estos síntomas:

  • Acidez que vuelves a sentir en cuanto pasa el efecto del antiácido
  • Acidez que te despierta durante la noche
  • Tienes dificultades para tragar
  • Vomitas sangre
  • Estás bajando de peso

Referencias