Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Año4, No. 36 – Mayo 2017

 

Es probable que asocies la “visita al médico” con enfermedad y probablemente no entiendas la importancia de esta visita cuando te sientes perfectamente sana. Sin embargo, es importante que tengas conocimiento de aquellos factores que pueden dificultar (o facilitar) la concepción y el posterior desarrollo del embarazo. Sólo así podrás actuar y prevenir problemas.

El médico debe:

• Evaluar si existe algún riesgo en tu salud personal (como por ejemplo diabetes, etc.).
♣ Educarte acerca de los mejores hábitos de salud y estilo de vida que es importante adoptar antes del embarazo.
♣ Iniciar con los medicamentos o suplementos necesarios en cada caso.
¿Qué es el “estilo de vida”?
Si estás en edad reproductiva y tienes actividad sexual, es importante  preparar tu cuerpo  para  estar  en condiciones óptimas para un posible embarazo, el médico te pedirá que cambies algunos de los hábitos que resulten perjudiciales para la salud del bebé y la tuya:
♣ Nutrición: Una buena nutrición se logra llevando una dieta equilibrada. Si tienes sobrepeso tu médico te ayudará para que inicies una dieta adecuada a tu edad, peso y estatura y logres tu peso ideal antes del embarazo.
♣ Actividad Física.- Es mejor si desde antes practicas algún deporte de bajo impacto.
♣ La profesión o trabajo que desempeñas.- informa a tu médico si tu trabajo requiere muchas horas de estar parada, o sentada, si estás en un lugar muy caluroso o cerca de áreas muy calientes, manejas sustancias químicas peligrosas, materiales de desechos humanos o industriales etc., todo importa y tu médico debe de saberlo.
♣ Estrés.– En algunas mujeres el embarazo y el parto pueden desencadenar mucho estrés, miedo o ansiedad. Debes de hablar con tu médico y platicar con él, sobre tus dudas, temores etc.
♣ Alcohol y tabaco: Te hablará acerca de la conveniencia de abandonar el hábito del tabaco o en su defecto disminuir su consumo lo máximo posible, ya que el tabaco está claramente asociado a riesgo de aborto, prematuridad y bajo peso al nacer. Lo mismo con el alcohol, ya que los problemas que se derivan de su consumo van desde retraso en el crecimiento fetal y puede causar defectos congénitos físicos y mentales.

En la revisión, el médico te solicitará información sobre :
¬ Las vacunas que te han puesto.
¬ Si padeces de infección vaginal o de vías urinarias.
¬ SI estás tomando medicamentos de prescripción médica, o de venta libre, productos herbolarios u homeopáticos, suplementos etc.
¬ Si tienes mascotas en tu casa.
Y te preguntará acerca de los problemas de salud que puedan existir en tu familia o en la de tu pareja Esta información puede ayudarle a determinar si existe algún riesgo genético y si es necesario que acudas a la consulta con un genetista.
Al terminar, te pedirá que te hagas algunos estudios de laboratorio (entre ellos un examen de Papanicolaou y pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluido el Sida, un análisis general de orina y otros).
Seguramente te recomendará también que tomes diariamente una pastilla de ácido fólico de 400 microgramos como preventivo de cualquier problema neurológico que se pueda presentar en el bebé.
“Un cuerpo que está preparado y sano  para concebir, es la mejor  bienvenida  que le puedes dar a  tu bebé.”

Final del formulario
Principio del formulario
Final del formulario
Las cinco cosas más importantes para mejorar tu salud antes de concebir
Asesoramiento genético
Los genes con los que nace tu bebé pueden afectar su salud de las siguientes maneras:
• Los trastornos de un único gen son ocasionados cuando existe un problema en un solo gen. Los genes contienen la información que las células del cuerpo necesitan para funcionar. Los trastornos de un único gen son hereditarios. Algunos ejemplos de trastornos de un único gen son la fibrosis quística y la anemia falciforme.
• Los trastornos cromosómicos se producen cuando falta o sobra parte o la totalidad de un cromosoma, o si la estructura de uno o más cromosomas no es normal. Los cromosomas son estructuras donde se encuentran los genes. La mayoría de los trastornos cromosómicos que incluyen cromosomas completos no son hereditarios.
Habla con tu médico sobre tus antecedentes familiares y los de tu pareja antes de quedar embarazada. Esta información puede ayudar a tu médico a determinar los riesgos genéticos que puedas tener.
De acuerdo con tus factores de riesgo genéticos, el médico podría recomendarte que consultes a un genetista. Algunos motivos por los que una persona o una pareja puede buscar asesoramiento genético son:
• Antecedentes familiares de una afección genética, un defecto de nacimiento, trastornos cromosómicos o cáncer
• Dos o más embarazos perdidos, muerte fetal o la muerte de un bebé
• Un niño que tiene un trastorno hereditario conocido, un defecto de nacimiento o una discapacidad intelectual
• Una mujer que está embarazada o tiene pensado quedar embarazada a los 35 años o más
• Resultados de prueba que sugieren la presencia de una enfermedad genética
• Un mayor riesgo de padecer o transmitir un trastorno genético debido a los orígenes étnicos
• Personas consanguíneas que desean tener hijos entre sí
Durante una consulta, los genetistas se reúnen con una persona o una pareja para hablar de los riesgos genéticos o para diagnosticar, confirmar o descartar una enfermedad genética. A veces, una pareja elige someterse a una prueba genética. Algunas pruebas pueden ayudar a las parejas a conocer las posibilidades de que una persona padezca o transmita un trastorno genético. Los genetistas pueden ayudar a las parejas a decidir si una prueba genética es la opción adecuada para ellos.


• https://espanol.womenshealth.gov/pregnancy/you-get-pregnant/preconception-health