Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Consulta Médica en el Segundo Trimestre del Embarazo

Última actualización 14 de agosto 2013
Consulta médica

conMed2-1

Durante este tiempo, el feto crece de 8.7 centímetros a, aproximadamente, 36.5 centímetros y, al final del trimestre, puede pesar alrededor de 875 gramos.

conMed2-2

El bebé se ejercita y estira sus brazos y piernas, hace movimientos de succión, traga el líquido amniótico (el líquido que lo rodea durante todo el embarazo) y, eventualmente, puede parpadear y hacer movimientos de “agarre” con las manos.
El útero crece exponencialmente para acomodar al bebé en desarrollo. A las 13 semanas estaba un poco arriba del hueso púbico de la madre y, al terminar este trimestre, estará 7 centímetros arriba del ombligo.

Visitas médicas

En el segundo trimestre,  el cuidado prenatal incluye las consultas médicas en las que se evalúa el crecimiento y desarrollo del bebé, tu salud personal y se realizan los estudios de laboratorio de rutina.
Si tu embarazo es normal, es decir  no presenta complicaciones,  la frecuencia de la  consulta prenatal  de acuerdo a las semanas de gestación se planea de la siguiente manera.

conMed2-3

  • Hasta la semana 28, una vez al mes
  • Hasta la semana 36, cada dos semanas.
  • Hasta el día del parto, una vez a la semana

Si padeces de alguna condición médica o factores que pueden poner en riesgo  de que se presenten complicaciones en tu embarazo, la frecuencia de las visitas son diferentes que las antes mencionadas- El médico determinará la frecuencia de las visitas.

Revisión  médica  de  la embarazada

En  cada visita,  el médico te preguntará acerca de cómo te has sentido, si has tenido algún síntoma o malestar, por ejemplo ardor al orinar, fatiga, problemas digestivos, dolores de cabeza, hinchazón, sangrados, contracciones, etc. ¡Cualquier molestia debes de comunicársela, y nunca te quedes con ninguna duda!

Peso materno: En cada visita, el médico te pesará y registrará tu peso en tu hoja clínica -en el cuarto, quinto y sexto mes del embarazo  debes subir 250gr a la semana (más o menos). A través del control de tu peso, el médico puede estimar el crecimiento de tu bebé y a la vez vigilar si no hay síntomas de preeclampsia.

Es importante que trates de mantenerte dentro de un  promedio ideal durante todo el embarazo. Habrá semanas en las que engordes más, pero también habrá otras en las que el aumento de peso sea menor y así podrás controlarlo para terminar con un peso apropiado que esté de acuerdo a los lineamientos que te haya marcado tu médico al inicio de tu embarazo.

Si aumentas de peso demasiado puedes tener riesgo de:

  • Que el corazón sufra una sobrecarga, sabiendo de antemano que el corazón trabaja más durante el embarazo.
  • Aumentar el riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Aumentar las posibilidades de tener dolores de espalda
  • Se puede dificultar la labor de parto y el parto porque el bebé será más grande.

Nutrición. Seguramente te preguntará acerca de tu dieta y te comentará cerca de las fluctuaciones y cambios en el peso. Es probable que necesites un apoyo para mejorar tu nutrición.

Tomará la presión arterial. En cada visita el médico tomará tu presión arterial. En el segundo trimestre puede bajar un poco debido a la disminución de la resistencia de los vasos sanguíneos que puede deberse a la progesterona.

conMed2-4

La presión arterial normal  es 135/85  o menos.
Cuando la presión arterial llega a 140/90 o más, puede ser indicativo de un desorden de hipertensión relacionada con el embarazo como la preeclampsia.

Hará un examen físico completo  que incluye la exploración de mamas. Te preguntará acerca del tipo de flujo que presentas. ¿Has tenido sangre o alguna molestia? Y si has sentido algún tipo de contracción.

  • Es normal sentir contracciones esporádicas durante el embarazo y se conocen como “contracciones de Braxton-Hicks”, pero cuando las contracciones uterinas son demasiado frecuentes y regulares, pueden ser causa de preocupación por la posibilidad de que se pueda presentar un parto prematuro.

Querrá saber también cómo te sientes en general, tanto física como emocionalmente y seguramente te hará ciertas preguntas como: ¿estás cansada?, ¿tienes dolores de cabeza?, ¿has fumado o estás en un ambiente en donde se fuma?, ¿has tomado bebidas alcohólicas?, ¿cómo te estás preparando para recibir al bebé?, etc. Y te pedirá que le comentes todas las dudas que tengas acerca de las siguientes visitas y de lo que puedes esperar para las siguientes semanas hasta que regreses a la consulta.

Hinchazón. En este trimestre, es normal una ligera hinchazón de las piernas, pero el edema de cara y manos generalmente se asocia a problemas de diferente tipo.

Ejercicio. Si realizas algún tipo de ejercicio, coméntalo con tu médico y dile cómo te has sentido al hacerlo.

La embarazada NO debe de tener sangrados vaginales ni presentar escurrimientos de ningún tipo de líquidos. Después de la semana 20, el médico evaluará también los movimientos fetales.

En este periodo no se realiza la exploración ginecológica  a menos  de que menciones algunos signos o molestias y el médico lo considere necesario.

Una vez que haya terminado con todo lo anterior, entonces se dedicará plenamente a tu bebé.

Revisión médica del bebé

Para valorar el crecimiento del bebé, el médico  mide el “fondo del útero.” Se realiza midiendo con una cinta métrica sobre tu abdomen desde el  borde superior del útero  al hueso  púbico. Después de la semana 12ª  de embarazo  la altura del fondo del útero generalmente es igual al número de semanas de embarazo. Ejemplo  la altura del fondo uterino  24 cms   = a 24 semanas de embarazo.

conMed2-5

Sin embargo  las medidas obtenidas pueden variar, siendo mayores o menores   de lo esperado y esto se puede  deber a:

  • Si eres una persona alta y  de complexión delgada
  • Eres  de  estatura baja y complexión robusta
  • Tienes la vejiga llena
  • Tienes un embarazo múltiple (gemelos, triates, etc.)

Muchas veces la medida del fondo uterino es más pequeño o más grande de lo esperado, o aumenta  o disminuye de manera anormal,  lo cual puede indicar  condiciones como:

  • Crecimiento fetal lento (restricción intrauterina del crecimiento el bebé).
  • Crecimiento fetal rápido (Macrosomía, que son los bebés muy grandes).
  • Poco liquido amniótico (oligohidramnios).
  • Demasiado liquido amniótico (polihidramnios).
  • Fibromas uterinos (son tumores o masas formadas por células musculares u otros tejidos que se desarrollan dentro de la pared del útero (o matriz).
  • El descenso prematuro del bebé hacia la pelvis, o una posición anormal del feto.

Dependiendo de las circunstancias, es probable que tu médico  te ordene un ultrasonido u otros estudios, para determinar la causa de las medidas anormales. Recuerda, la altura del fondo uterino es solamente una herramienta con  la que el médico puede  estimar o calcular, el crecimiento fetal y la edad gestacional, no es una ciencia exacta.

Generalmente, la medida del fondo uterino brinda información sobre el crecimiento continuo del bebé.  Si te preocupan  las medidas de tu fondo uterino, pídele a tu médico  más información.

El latido del corazón del bebé. Es probable que tu médico lo haya escuchado desde la semana 10 a través de un  Doppler, que es un aparato que detecta los movimientos y los convierte en sonido, lo cual te permite “escuchar” su corazón. Pero es más común escuchar el latido, por primera vez, a partir de la semana 12 dependiendo de la posición del bebé en el útero, de tu peso y de la certeza de la fecha de embarazo. También los puedes escuchar a través de un estetoscopio.

Verificar el latido del corazón será una parte importante de cada visita prenatal. Quizás quieras compartir este momento con tu pareja para que él también pueda disfrutar de este signo de la vida que han ambos han creado.

Registro de los movimientos fetales. Debes de informarle a tu   médico, si el bebé se mueve o da pataditas. Generalmente esto se empieza a sentir (levemente al principio) en la semana  20 a 22 o quizás antes si no es tu primer embarazo.

¿Me pedirá que me haga pruebas de laboratorio?

Seguramente te pedirá que te hagas ciertos estudios que, prácticamente, se consideran “pruebas de rutina”. Estas pruebas le brindan al doctor información muy importante para evaluar el estado de salud actual y posibles problemas médicos  tanto en el bebé como en la madre. Recuerda también que es mejor que tu médico tenga la mayor cantidad posible de información sobre tu estado de salud y de esta forma evitarán un sinnúmero de riesgos durante la gestación.

Biometría hemática: Mediante esta prueba se valoran los niveles sanguíneos de hemoglobina y otros elementos de la madre, es decir, ayuda a descartar la presencia de anemia, problemas con los glóbulos blancos, rojos y principalmente con las plaquetas (células de coagulación), indispensables para evitar problemas de tipo hemorrágico durante el parto o cesárea.

Si eres Rh negativo, este es el momento en el que estudiarán si has formado anticuerpos los cuales pueden ser dañinos para el bebé cuando su sangre es Rh positivo.

Examen general de orina: Esta prueba es importante para monitorear el funcionamiento de tus riñones y gracias a ella se pueden detectar alteraciones como: infección de vías urinarias, que conllevan a amenaza de aborto, aborto, ruptura de membranas y a trabajo de parto prematuro;  la presencia de proteínas que puede ser indicador de preeclampsia (que es la enfermedad hipertensiva aguda del embarazo)  y para detectar la presencia de azúcar, si hay glucosa en orina. No es raro tener un poco elevado el nivel, pero si sube demasiado, es probable que el médico te ordene también una prueba de  tolerancia de glucosa.

Examen general de orina

En cada visita tu médico te pedirá una muestra de orina buscando siempre si hay presencia de proteínas o glucosa. La proteína puede ser normal pero si excede de una cruz (+), puede ser indicación de que existe un problema como puede ser la preeclampsia o una infección renal.

La glucosa puede encontrarse en la orina durante el embarazo. Siendo que los riñones en la embarazada tienen una filtración glomerular mayor (trabajan más) por causa del aumento en el volumen sanguíneo (recuerda, la cantidad de sangre se duplica en el embarazo), es posible que los riñones no tengan la capacidad de reabsorber toda la glucosa que se está filtrando en los glomérulos que forman el riñón. Es así que puede ser normal que en algunos exámenes se detecte azúcar en la orina, sobre todo si ese día habías comido alimentos ricos en azúcar.

¿En que consiste la prueba de la tolerancia de  glucosa?

conMed2-6

La prueba de tolerancia a la glucosa, se hace en sangre y sirve para detectar el riesgo de que padezcas diabetes gestacional, que es la presencia elevada de  azúcar en la sangre en algunas mujeres (especialmente las latinas) y aparece durante el embarazo. Un nivel alto de azúcar en la sangre puede indicar que tu cuerpo no está metabolizando (utilizando) de manera efectiva los azúcares

Se realiza generalmente (de rutina) en las semanas 24 y 28 del embarazo. Puede hacerse antes, en la semana 20 si el médico considera  que existe un riesgo de que se presente debido a tus antecedentes familiares o a otros factores. También se puede utilizar en casos en los que se sospeche la presencia de esta enfermedad, a pesar de que tu nivel de sangre en ayunas, sea normal.

¿Cómo y dónde se realiza esta prueba? Se  puede hacer en el consultorio del médico, pero generalmente es en el laboratorio  de análisis clínicos.

conMed2-7

Después de haber tomado la solución azucarada puedes quedarte en el laboratorio o en la oficina del médico.
conMed2-8

Una hora después te tomarán una muestra de sangre ya sea con un piquete en la yema del dedo o en la vena del antebrazo. Esta muestra de sangre servirá para ver tus niveles de glucosa  en sangre.

¿Debo estar en ayunas para que me realicen este estudio? No, no  es necesario,  puedes llegar desayunada o haber comido antes.

Después de este análisis puedes regresar a tus actividades diarias. ¡Recuerda! Esta prueba no te dará un diagnóstico exacto, más bien está diseñada para identificar a las mujeres que tienen posibilidades de tener un problema y necesitan otro tipo de pruebas para establecer un diagnóstico preciso.

Si los resultados son mayores o iguales a 140 mg/dl, deben realizar otro examen que se conoce como “curva de tolerancia a la glucosa”. Este segundo examen se realizará unos pocos días después del primer examen durante los cuales seguirás una dieta especial. Dos o más valores anormales se consideran un diagnóstico positivo de diabetes gestacional.

Ultrasonido

Datos que aporta el ultrasonido en el segundo trimestre

  • Confirma el número de semanas de embarazo.
  • Permite examinar la estructura de la placenta y el número de fetos.
  • Apoya otros estudios prenatales  como la amniocentesis.
  • Permite examinar la anatomía del feto para detectar ciertas anormalidades.
  • Permite ver  la cantidad de líquido amniótico.
  • Se puede evaluar la circulación sanguínea.
  • Se puede observar la actividad  y comportamiento del feto.
  • Se pude medir la longitud del cuello  del útero.
  • Se puede dar  seguimiento al crecimiento del feto.

conMed2-9

Las pruebas selectivas  del segundo trimestre.

Estas pruebas  como su nombre lo indica, NO son de rutina y son indicadas por el médico únicamente en determinadas situaciones.

Curva de Tolerancia a la glucosa

conMed2-10

¿Cómo se lleva a cabo esta prueba?

Aunque los detalles específicos pueden variar de acuerdo al laboratorio que la realice, en general sigue los siguientes pasos:

  • Se le pide a la embarazada que beba solamente agua el día que se va a realizar la prueba.
  • Se le extrae una muestra inicial de sangre de la vena.
  • Se le da una solución especial de glucosa para que la beba.
  • Se le extrae sangre de la vena varias veces en el transcurso de varias horas para ir midiendo el nivel de glucosa de su organismo

conMed2-11

Esta tabla te muestra los niveles que la Asociación Estadounidense de la Diabetes considera anormales en cada intervalo de la prueba.

conMed2-12

¿Qué ocurre si me diagnostican diabetes del embarazo?

Al confirmarse el diagnóstico, estarás en contacto con tu ginecólogo quien te explicará claramente el significado y los riesgos que supone para tu salud y la del bebé la diabetes gestacional. Seguramente te pedirá que acudas también con un especialista en diabetes del embarazo y, posiblemente, con una nutricionista para crear un plan para manejar tu problema.

La diabetes gestacional sólo suele durar hasta que acaba el embarazo, pero hay un pequeño número de mujeres entre las que desarrollan diabetes durante el embarazo, que la siguen teniendo después. Por eso, es importante que hagas otra prueba de la glucosa seis semanas después de haber dado a luz.

Por supuesto que si ya estás diagnosticada como diabética desde antes del embarazo el equipo médico te proporcionará la vigilancia y cuidados que requieres   durante tu embarazo.

La mayoría de las mujeres que presentan diabetes gestacional, tienen a sus bebés sanos, pero  sin los cuidados y vigilancia que se requieren en la diabetes gestacional, se pueden presentar  complicaciones, como un crecimiento excesivo del feto que puede causarle lesiones al nacer o que sea necesario el nacimiento por cesárea.

conMed2-13

Pruebas genéticas prenatales

Muchas anormalidades genéticas, pueden ser diagnosticadas antes el nacimiento del bebé. Tu médico puede indicarte cuáles  son las pruebas  genéticas que debes realizarte durante el embarazo, en qué caso es necesario que te las hagas y por qué son importantes.

¿Qué incluyen estas pruebas?

  • Estudios de ultrasonido especializado.
  • Estudios en sangre (alfa feto proteína y otros marcadores de defectos al nacimiento o desórdenes en los cromosomas del bebé).

Cuando los resultados de estas pruebas preocupan al médico o tu historia personal sugiere un riesgo elevado, entonces es probable que te sugiera la conveniencia de hacer otras pruebas más especializadas como:

  • Muestra de vellosidades coriónicas
  • Amniocentesis
  • Muestra de sangre percutánea del cordón umbilical (una muestra del la sangre fetal  tomada del cordón umbilical).

Conclusión

En el segundo trimestre te sentirás renovada y con mucha energía, sin embargo, hay muchas cosas que están sucediendo en este momento. Siempre comenta con tu médico cualquier cosa que hayas notado o que te preocupe. Nada es trivial cuando se trata de tu salud o de la de tu bebé.

Referencias

http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/pregnant/tests.html
http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/hrpregnant/over30.html
http://www.americanpregnancy.org/prenataltesting/glucosetest.html
http://www.acog.org/For%20Patients/Search%20Patient%20Education%20Pamphlets%20-%20Spanish/Files/Examenes%20de%20rutina%20durante%20el%20embarazo.aspx http://www.babycenter.com/0_glucose-screening-and-glucose-tolerance-tests_1483.bc
http://espanol.babycenter.com/pregnancy/complicaciones/prueba_de_la_glucosa/#ixzz1j0lH2wjo
http://labtestsonline.org/understanding/wellness/pregnancy/second-trimester-13-27-weeks/
http://www.mayoclinic.com/health/prenatal-care/PR00093
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003466.htm
http://kidshealth.org/parent/pregnancy_newborn/medical_care/medical_care_pregnancy.html#
http://www.todoensaludfemenina.org/tesf2/servlet/CtrlVerArt?clvart=12031
https://ttcmmedia.tridenttech.edu/academics/spring2011/nur/2nd_Trimester/player.html