Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

¿Cuánto debo esperar para volverme a embarazar?

Última actualización 20 de agosto 2013
¿Cuánto debo esperar para volverme a embarazar?

Las investigaciones actuales sugieren que si el tiempo transcurrido entre un embarazo y el siguiente -se refiere al tiempo que hay entre la fecha de nacimiento de un bebé y la fecha de nacimiento del segundo bebé- era demasiado corto o demasiado largo, se elevaban los riesgos de complicaciones como parto prematuro o bajo peso al nacer.

El estudio determinó que las mujeres con embarazos en un intervalo menor de 18 meses presentaban un 40% más de posibilidades de tener un parto prematuro, un 61% de que el bebé tuviera bajo peso al nacer y un 26% de que fuera pequeño para su edad gestacional y los bebés de las mujeres que tenían un intervalo mayor de 59 meses, tenían un 20 a 43% más de posibilidades de un resultado adverso en su embarazo.

Todos estos resultados persisten aún si consideramos, y controlamos, otros factores que podrían contribuir a determinar los mismos como la edad de la madre o su nivel socioeconómico.

¿Cuál es el riesgo de un intervalo corto?

Para el bebé: Si la mujer se embaraza nuevamente antes de haberse recuperado físicamente, el bebé no tendrá los suficientes nutrientes para su desarrollo adecuado. Los problemas que podrían tener el bebé por cada mes que se acorta el intervalo entre los embarazos, son los siguientes:

•Bajo peso al nacer •El bebé pesa menos de 2,500 gr. al nacer
•Dado su bajo peso, es probable que su sistema inmunológico no trabaje adecuadamente y, por lo tanto, se puede enfermar más fácilmente, puede tener problemas neurológicos e incluso morir.
•Pequeño para su edad gestacional •Esto significa que el bebé es más pequeño que lo que se espera para un bebé de tantas semanas de embarazo.
•Los bebés no crecen ni se desarrollan como se espera durante el embarazo. La causa ás común es que hay un problema de la placenta.
•Pretérmino o prematuro. •Esto significa un bebé que nació antes de las 37 semanas de embarazo.
•Un bebé prematuro puede tener más problemas porque sus órganos no han tenido tiempo de desarrollarse completamente y puede ser que no estén listos para funcionar por sí mismos.
•Los prematuros pueden estar en riesgo de tener problemas respiratorios, de su sistema inmunológico, infecciones, discapacidad mental, parálisis cerebral, pérdida de la visión o de la audición e incluso de morir.

Para la madre: El riesgo por los intervalos cortos podría explicarse porque la madre no haya tenido tiempo para recuperarse de las demandas fisiológicas que significan para su organismo un embarazo y el subsecuente amamantamiento. Los problemas que podrían tener el bebé y la madre, por cada mes que se acorta el intervalo entre los embarazos, son los siguientes:

•Parto pretérmino o prematuro •Como ya lo mencionamos, se considera parto prematuro cuando se presenta antes de las 37 semanas de embarazo.
•Entre los factores de riesgo de un parto prematuro podemos encontrar, el cigarro, las bebidas alcohólicas, el uso de drogas, la mala alimentación, las infecciones vaginales o urinarias, los embarazos múltiples, la presión arterial elevada y la diabetes.
•Ruptura uterina.
•Se define como una ruptura del útero.
•Entre los factores de riesgo que pueden incrementar que este problema se presente podemos encontrar: cicatrices de una cesárea previa, embarazos múltiples (gemelos o más), que el bebé esté mal colocado.
•Sangrado del tercer trimestre •Ante cualquier tipo de sangrado siempre tienes que avisar a tu ginecólogo. Algunas veces se puede considerar como normal pero también puede ser señal de que hay problemas con el cuello del útero o con la placenta.
•Problemas de salud mental. •Los embarazos con intervalos cortos pueden ser causa de depresión post parto
•Se ha observado que los intervalos cortos entre embarazos aumentan el estrés de la madre acerca del cómo va a poder educar a sus bebés.

¿Cuál es el riesgo de un intervalo largo?

Para cada mes que se aumentaba arriba de los 59 meses, el riesgo aumenta un 0.6%.

•El riesgo de prematuridad se aumenta un poco menos del 0.6%
•El riesgo de bajo peso al nacer, se incrementa un 0.9 %
•Y el riesgo de que el tamaño del bebé fuera pequeño para su edad gestacional, se aumentaba un 0.8%
El efecto de un intervalo demasiado largo puede ser por la declinación gradual del cuerpo de la mujer para enfrentarse a la demanda de dicho embarazo- el cual puede compararse con el esfuerzo que significa un primer embarazo. Con el tiempo puede disminuir la capacidad reproductiva de una mujer y que los factores que influyen en la infertilidad pueden influir también en un desarrollo fetal pobre.

Estos riesgos eran iguales tanto para países desarrollados como para los sub desarrollados.

Estos resultados sugieren que se podría evitar millones de muertes de recién nacidos en todo el mundo si se hiciera una mejor planeación familiar.

¿Cómo se miden los intervalos entre los embarazos?

Los intervalos pueden ser medidos en tres formas:

•De fecha de nacimiento a fecha de nacimiento. Son fáciles de determinar pero no toma en cuenta los abortos y, por lo tanto, hace que los intervalos parezcan más largos de lo que realmente son. Este es el que se tomó en cuenta para este estudio.
•De fecha de nacimiento a fecha de concepción- el periodo que va del nacimiento de un recién nacido vivo a la fecha de inicio del siguiente embarazo. No incluye el tiempo del embarazo y es muy difícil de determinar.
•Periodo entre embarazos- el periodo entre la concepción del primer bebé hasta la concepción del segundo bebé. Este intervalo es el que se relaciona con la salud de la madre ya que incluye a los embarazos que terminan en aborto. Esto es importante porque los fetos concebidos, aunque no nazcan, influyen en la salud de la madre.

¿Qué se considera un intervalo demasiado corto?

Se consideran embarazos muy seguidos cuando la mujer queda de nuevo embarazada transcurridos menos de seis meses del parto.

Las mujeres que tienen dos embarazos en tan corto periodo corren un mayor riesgo respecto de aquellas que dejan mayor tiempo de recuperación para que su cuerpo vuelva a su situación normal.

En estos casos, se corre el riesgo de sufrir con mayor incidencia anemias, un parto prematuro, bebés de bajo peso al nacer, complicaciones en el parto e incluso mayor riesgo de muerte prenatal.

¿Cuál es el Intervalo ideal que debe haber entre embarazos?

Sin duda se trata de una opción personal, una decisión que se toma en pareja, y el principal criterio es que los padres estén bien, eso será siempre lo positivo para los hijos.

Sin embargo, médicamente ya está claro que hay unos períodos de espera entre embarazos más recomendables que otros. Aunque los expertos dudaban para sugerir un tiempo ideal, los investigadores llegaron a la conclusión de que idealmente una pareja debe esperar entre 20 y 48 meses entre un embarazo y el siguiente y se considera que el intervalo más corto no debe ser de menos de 9 meses después del parto.

Por una parte, se apunta a que la madre este repuesta, desde el punto de vista físico de sus nutrientes, después del embarazo y la lactancia, para embarcarse en una nueva gestación. Además desde el punto de vista psicológico, es importante que los padres estén disponibles mentalmente para criar otro hijo, y ya que el primer año de un niño es muy agotador, es probable que esperando más tiempo, haya una mayor disposición. Este tiempo de recuperación es más importante aún si la mujer tuvo una cesárea, ya que los tejidos deben alcanzar una buena cicatrización ( el riesgo de rotura uterina durante el trabajo de parto en el siguiente embarazo se duplica cuando el intervalo entre ambos embarazos es menor de dos años.).

Y por otro lado, desde la perspectiva del bebé, los dos primeros años representan un tiempo de vínculo muy importante sobre todo con la madre por lo que también se recomienda dedicarle ese tiempo en forma exclusiva a un bebé para luego dedicarse a otro. Ya en ese momento el mismo bebé comienza a ser más independiente, a relacionarse con otros, camina y deja los pañales, por lo que es mucho más fácil la llegada de otro bebé en la estructura familiar.

Pero hay también otros factores que se tienen que considerar para determinar cuál es el tiempo óptimo ya que puede haber una multitud de razones personales acerca del porqué se necesita un intervalo diferente entre embarazo y embarazo:

  • Si los padres han tenido un aborto, quizás sea conveniente un tiempo para llorar y superar su pérdida, para evaluar sus riesgos y trabajar sus miedos y ansiedades antes de considerar a un nuevo embarazo.
  • Algunos otros pueden tener un problema médico que necesita ser tratado antes de que sean capaces de empezar o continuar con los embarazos.
  • O una mujer puede estar en el final de su vida reproductiva y sentir la necesidad de que sus embarazos tengan intervalos más cortos para lograr tener la familia que habían planeado.
  • Muchas parejas consideran también como afectan estos intervalos la capacidad de trabajo de la madre y tienden a acortar este tiempo para llegar a la familia planeada rápidamente y disminuir el tiempo que están fuera del trabajo.
  • Otras parejas dependen de la facilidad que tengan para obtener ayuda para el cuidado de los bebés.

¿Cuáles son las ventajas de un intervalo adecuado?

  • El bebé puede nacer en el momento adecuado del embarazo y tener el peso adecuado para que esté sano.
  • El bebé se va a desarrollar bien porque tú le puedes dedicar toda tu atención.
  • Tendrás más energía y estarás menos estresada.
  • Tendrás más tiempo para adaptarte a tu bebé.
  • El futuro bebé será más saludable porque tú habrás tenido tiempo de reponerte físicamente antes de volverte a embarazar.
  • Los bebés que están separados adecuadamente, están mejor preparados para ingresar a la escuela.
  • Tienes más tiempo para dedicarte a estimular el desarrollo de tu bebé.
  • La familia tiene más tiempo de adaptarse al nuevo miembro.
  • Los padres tienen más tiempo para dedicarse uno al otro.
  • Los padres pueden tener tiempo para ellos mismos
  • Las familias tienen menos estrés económico.

¿Están listos para planear un embarazo?

Planear un embarazo con anticipación te ayudará a que tanto tú como tu bebé tengan un arranque saludable. Es muy recomendable que visites a tu médico y resuelvas con él cualquier problema de salud que pudiera existir, que revises el riesgo de los medicamentos en caso de que tengas que tomar alguno, actualices tus vacunas, te hagas los estudios necesarios para determinar la existencia de alguna enfermedad de transmisión sexual y si tienes algún problema médico que pudiera afectar tu embarazo.

Es el momento también de evaluar si en tu estilo de vida hay alguna violencia, abuso o demasiado estrés. Busca ayuda para solucionar esto antes de que te embaraces. Los buenos hábitos: comer sanamente, ejercitarte regularmente, tomar algún complejo vitamínico que contenga ácido fólico, mantenerte lejos de las substancias y materiales riesgosos y (en caso de que fumes), suspender los cigarrillos, te ayudará a tener un buen embarazo y un bebé sano.

Es importante saber que las mujeres que quedan embarazadas antes o después de este período no deben de preocuparse demasiado ya que con una adecuada vigilancia médica, se puede asegurar un parto sin complicaciones.

¿Cuánto tiempo debo esperar después de un aborto?

Es una decisión que deben tomar juntos como pareja y familia, Es necesario e importante esperar a recuperarse física y psicológicamente esperando unos meses.

Tu médico evaluará tu situación particular para poder recomendarte el tiempo apropiado.

Sin embargo, desde el punto de vista emocional, la mujer puede necesitar más tiempo para sentirse preparada para intentar concebir otra vez. Es importante que hables mucho con tu pareja y que compartan sus sentimientos y temores, incluso sería normal que tengan miedo del resultado de un próximo embarazo, por eso la importancia de sentirse contenidos en esta situación.

Es recomendable que no intentes quedar embarazada de nuevo hasta que te hayan realizado las pruebas recomendadas para determinar cuál fue la causa del aborto espontáneo.

Muchas mujeres que han experimentado abortos espontáneos tienen temor de perder el embarazo siguiente también. Afortunadamente, la gran mayoría de las mujeres que han tenido un aborto espontáneo tiene un embarazo normal la siguiente vez, al igual que el 60 al 70 por ciento de aquellas que han perdido el embarazo dos o tres veces.