Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

El desarrollo del bebé a partir de la semana 28

Última actualización 25 de agosto 2014
Desarrollo del bebé

Semana 28

Los ojos de tu bebé, que habían permanecido cerrados hasta ahora para permitir el desarrollo de la retina, se empezarán a abrir y cerrar, sus párpados se han completado y las cejas y las pestañas ya están presentes. Si pudieras verlo casi podrías determinar de qué color son, claro que esto no es definitivo porque puede cambiar en los primeros seis meses de vida, especialmente si son azules o grises al nacer. Empieza a crecer el pelo de la cabeza.

El cerebro ha continuado su desarrollo. Células cerebrales y circuitos nerviosos muestran gran actividad y se expande rápidamente en esta semana. El bebé es capaz de desarrollar movimientos de mayor complejidad y el tono muscular ha ido mejorando. Bajo la piel continúa acumulándose capas de grasa.

Los pulmones ya tienen la capacidad de respirar pero si el bebé naciera en este momento, tendría mucha dificultad para hacerlo porque todavía no están maduros.

Háblale a tu bebé, ¡ya puede reconocer tu voz!, duerme y se despierta en horarios más regulares aunque este horario no se parece al de un adulto ni al de un recién nacido, más bien duerme por espacios de 20 a 30 minutos y sentirás más sus movimientos cuando tú estás sentada o acostada. En este momento mide 37.6 centímetros desde la cabeza hasta los talones y pesa 1,005 gramos.

Semana 29

El peso y la talla aumentan en esta semana. Como resultado cada vez tiene menos espacio para moverse y en algunas situaciones se puede agitar buscando una posición más cómoda, probablemente sientas que se incrementa la actividad del bebé dentro del útero y los movimientos son más frecuentes y más vigorosos. La cabeza del bebé está en proporción con el resto del cuerpo. Mide unos 39 centímetros y pesa 1,153 gramos.

Los huesos ya están totalmente desarrollados pero todavía son muy suaves.El cerebro ya es capaz de controlar un tipo de respiración primitiva y los ojos ya pueden moverse de un lado a otro y empiezan a ser sensitivos a la luz.

Puedes sentirte mareada si te acuestas sobre tu espalda, y eso se debe a que el útero presiona las venas  que llevan sangre de la parte inferior de tu cuerpo al  corazón.

Semana 30

Tu bebé continúa creciendo, aumentando de peso y agregando capas de grasa bajo la piel. De ahora en adelante y hasta la semana 37, engordará cerca de 250 gramos a la semana.

Ya está empezando a practicar sus movimientos respiratorios moviendo su diafragma en un ritmo repetitivo. Estos movimientos le pueden provocar incluso un ataque de hipo.

Le están creciendo las uñas de los pies y desde este momento la médula de sus huesos será la responsable de la formación de los glóbulos rojos de su sangre.

Ahora puede distinguir entre la luz y la oscuridad, incluso puede seguir con sus ojos una luz que se mueve. Cuando nazca, mantendrá los ojos cerrados la mayor parte del tiempo, pero cuando los abra, responderán a los cambios de luz. Sin embargo, sólo podrá ver las cosas que tenga a unas pulgadas o centímetros de su rostro.

Líquido amniótico: aproximadamente 700 mililitros de líquido amniótico rodean a tu bebé y aumentará en las próximas semanas, luego disminuirá a medida que el bebé  crece y ocupa más espacio dentro del útero.

El útero: A medida que  crece,  pierdes el equilibrio y te sientes torpe.

Semana 31

Los órganos de tu bebé siguen madurando y ahora sale agua de su vejiga. Esto es buena práctica para cuando nazca y tenga que orinar. El sistema reproductivo continúa su desarrollo. Si es niño, sus testículos se mueven de donde están (cerca de los riñones), hasta el escroto. Si es una niña, el clítoris es muy prominente y los labios genitales son pequeños y todavía no pueden cubrirlo.

Los pulmones ya están más desarrollados pero no están totalmente maduros, si naciera en este momento, necesitaría de la ayuda de un ventilador para respirar. Por el contrario, se ha disminuido el riesgo de sangrado dentro del cráneo porque el cerebro pasará por un periodo de rápido desarrollo y casi está maduro.

Continúa acumulando grasa debajo de su piel, brazos, piernas y torso  y se ven más llenos.

Ahora puede girar su cabecita de un lado a otro. La grasa que ha estado acumulando en los últimos meses hace que sus bracitos y piernas se vean llenos y torneados. Mide 41. 1 centímetros y pesa 1,502 gramos.

El útero: Probablemente notes que, de repente, los músculos de tu útero se ponen duros,  son las contracciones de Braxton Hicks y es muy común  que se presenten a partir del segundo trimestre

Semana 32

El “lanugo”, la capa de suave de vello que había estado protegiendo la piel del bebé hasta ahora, empieza a caer en esta semana y continuará perdiéndolo en las siguientes semanas. Al nacer quizás puedas ver rastros en su espalda o en sus hombros.

Sus uñas están completamente formadas y el pelo de la cabeza continua creciendo. Los cinco sentidos ya funcionan.

Notarás un cambio en los movimientos del bebé. Ha crecido tanto que ya no tiene espacio dentro del útero para moverse fácilmente y, aunque el bebé se sigue moviendo igual, sus patadas y codazos no tendrán la misma fuerza. En este momento mide 42. 4 centímetros y pesa 1,800 gramos.

El útero. Su aumento  hace presión cerca del diafragma y sobre el abdomen lo que probablemente aumente las  agruras y sientas un poco de falta de aire.

Semana 33

En este momento el líquido amniótico se encuentra en su nivel más alto. Tu bebé sigue subiendo de peso rápidamente y las cuatro semanas siguientes crecerá mucho. Gracias al peso que ha subido en las últimas semanas, se continúa acumulando grasa bajo su piel, está perdiendo ese aspecto arrugadito que tenía hasta ahora y el color pasó de rojo a rosado.

La mayoría de sus huesos se están endureciendo, aunque los de la cabecita todavía están muy blandos; de hecho, son huesos separados que tienen espacios entre ellos (molleras). Esta flexibilidad en los huesos de la cabecita permite que se compriman para pasar por el canal vaginal.

Untitled-9

El rápido crecimiento del cerebro ha hecho que se incremente el tamaño de su cabeza casi 2 centímetros. Las pupilas de sus ojos ya se pueden dilatar y constreñir y ya detectan la luz perfectamente. Los pulmones han seguido su desarrollo lo cual ayudaría mucho para su probabilidad de vida si naciera en este momento.

Semana 34

La capa grasosa (vernix) que va a proteger la piel de tu bebé en el nacimiento se hace cada vez más gruesa. Cuando tu bebé nazca, tú podrás ver restos de esta capa en sus axilas, en la ingle o detrás de las orejas. Al mismo tiempo, el lanugo ya casi desapareció por completo.

Continua acumulando delgadas capas de grasa, que le servirán para  controlar su temperatura cuando nazca.

Tu bebé empieza a desarrollar sus patrones de sueño

Su sistema inmunitario empieza a producir defensas para poder luchar contra las posibles infecciones. Sus uñas han alcanzado la punta del dedo y es posible que se las tengas que cortar poco después de nacer.

El bebé, al igual que los recién nacidos, permanece con los ojos cerrados mientras duerme y los abre cuando está despierto. Su sistema nervioso sigue madurando y tiene los pulmones ya desarrollados. Es una gran noticia, en caso de que decida que quiere nacer antes de tiempo. En esta semana mide 45 centímetros y pesa 2,146 gramos.

Semana 35

El bebé sigue ganando peso acumulando grasa alrededor de todo su cuerpo, especialmente los hombros. El espacio está cada vez más restringido para que se mueva y probablemente no sentirás las patadas y los codazos, pero en cambio notarás muchos estiramientos, rodamientos y sacudidas.

Los riñones están ahora completamente desarrollados y el hígado está comenzando a funcionar. La mayoría de su desarrollo físico básico está ya completo. Si es niño, los testículos ya llegaron a su lugar de destino en el escroto. En las próximas semanas se dedicará a aumentar de peso, aproximadamente  30grms diariamente

El líquido amniótico llegó a su  máxima  cantidad y comenzará a disminuir

El útero.Ha aumentado su volumen 15 veces de su tamaño original y está empujando las costillas.

Semana 36

Para esta semana tu bebé ha terminado su crecimiento y si lo pudieras ver verías a un infante rellenito con una cara pequeña pero redonda. Esta redondez es gracias a los recientes depósitos de grasa que se han hecho en esta semana y a los fuertes músculos succionadores que ya están totalmente desarrollados y listos para entrar en acción. Sus encías son duras y fuertes.

Sigue perdiendo el lanugo y el vernix que protegían su piel para que pudiera flotar en el líquido amniótico. Junto con el líquido amniótico que traga, el bebé también traga la vernix caseosa y el vello que pierde, además de otras secreciones. Toda esa mezcla, que tiene un color negro o verde muy oscuro y se llama “meconio” y formará su primera evacuación.

Su cabecita  está  colocada hacia abajo, lo cual es la óptima posición para el  parto, y poco a poco irá descendiendo  en la pelvis, le queda menos espacio para moverse, las patadas y codazos continúan

El útero.Las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentesy más fuertes

Al final de esta semana, el bebé habrá llegado a término. Los bebés que nacen antes de las 37 semanas se consideran prematuros y los que nacen entre las 37 y las 42 semanas, a término. Lo más probable es que esté ya situado en posición para nacer, con la cabecita hacia abajo. En este momento el bebé mide 47.7 centímetros y pesa 2, 622 gramos.

Semana 37

En esta semana el bebé empieza a practicar sus movimientos respiratorios. Puede agarrar algo firmemente con sus manitas y volteará hacia la luz. Para el final de esta semana, tu embarazo se considera “a término”. El bebé no ha terminado totalmente su desarrollo pero la ganancia de peso se ha disminuido a 15 gramos por día. Conforme se sigue acumulando la grasa, su cuerpo se hace más rellenito.

Muchos bebés tienen la cabecita toda recubierta de cabello en el momento de nacer. Claro que también hay bebés que nacen sin cabello o con un vellito parecido al del durazno (melocotón). En este momento el bebé pesa 2, 859 gramos y mide 48 centímetros.

El útero.Las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentes , duran más y son más molestas

La vagina. Tal vez notes que aumentan las secreciones, pero si notas que aparecen pequeños rastros de sangre, es probable que estés muy cerca de iniciar el trabajo de parto.

Semana 38

Durante las semanas pasadas, el desarrollo de tu bebé ha tenido más que ver con la función de los órganos que con su construcción. Sus órganos están completamente desarrollados y en su lugar. Sus pulmones ya podrían funcionar si naciera ahora mismo. El cerebro y el sistema nervioso están trabajando mejor cada día pero esto continuará durante su infancia y hasta su adultez. En sus intestinos se está acumulando el meconio que será su primera evacuación fecal.

Las manitas de tu bebé ya  se cierran con fuerza

En este mes el cerebro ha conquistado la difícil tarea de controlar la respiración, la digestión y la de mantener un constante latido cardiaco. La circunferencia de su cabeza y la de su abdomen son muy parecidas. En este momento mide 49.8 centímetros y pesa 3,083 gramos

Semana 39

El bebé ha perdido casi todo el lanugo y el vernix que protegía su piel, pero ha juntado tanta grasa debajo de su piel que ya podría tener capacidad, con un poco de ayuda tuya, de guardar la temperatura de su cuerpo. Los pulmones han madurado y la producción de surfactante (es un complejo de lípidos y proteínas cuya función es evitar que los alvéolos pulmonares se colapsen cuando el bebé espira) ha llegado a su máximo. Los movimientos son muy restringidos.

La piel empieza a descamarse, para dar lugar a su nueva piel.

Aún cuando el tronco ha continuado su crecimiento, todavía la cabeza es la parte más grande de su cuerpo. En esta semana la placenta empieza a enviarle anticuerpos que lo van a proteger contra las bacterias y virus del medio ambiente durante los primeros seis meses. Algunos de estos anticuerpos llegarán también a través de la leche materna. En este momento el bebé mide 50. 7 centímetros y pesa 3, 282 gramos.

El saco amniótico.  Una vez que se rompe y empieza a salir el líquido  (se rompe la fuente)  se inicia el trabajo de parto

Semana 40

Los órganos están completamente desarrollados y, a medida que ha ido aumentando de peso, todas las arrugas y pliegues que tenía en la piel han ido desapareciendo. A pesar de que está ya muy apretado en tu vientre, se mantendrá activo hasta la hora del parto.

Los huesos de su cabecita están separados para que se puedan comprimir al pasar por el canal vaginal en el momento del parto. Su pelo y uñas han seguido creciendo

Tu fecha de parto llegará esta semana, ten paciencia. Una vez que empieza el proceso del parto, tu bebé pasará por muchos cambios para prepararse para el nacimiento incluyendo una elevación en las hormonas que lo ayudarán a mantener la presión arterial y el azúcar en la sangre después del parto. Aunque esto puede ser también una señal que le comunique a tu útero que el tiempo  ha llegado y el bebé debe nacer.

Con la labor de parto tu bebé tendrá que pasar por varias interrupciones de flujo sanguíneo que le llega desde la placenta y todo irá bien siempre y cuando no sean demasiadas ni demasiado prolongadas. En este momento el bebé ya tiene el tamaño y peso de un recién nacido normal y sano. Los varones tienden a ser un poco más grandes y gordos que las niñas.

Referencias