Infogen


Edad ideal para el embarazo

Última actualización 15 de agosto 2013
Edad Ideal para el Embarazo

¿Cuál es la edad ideal para embarazarse?

Hay bastantes posturas con respecto al tema de cuál es la edad idónea para tener un hijo, recientemente un estudio inglés aseguraba que la edad más adecuada era a partir de los 30 años, según este estudio a partir de esta edad es cuando se alcanzan plenas condiciones físicas.

Este estudio se basó en el estado de salud de 3.000 mujeres, determinando los investigadores finalmente, que la edad óptima eran los 34 años de edad. El estudio en cuestión ha sido publicado en Healt and Social Behaviour Journal, y se basa en estadísticas que algunos científicos no comparten.

Biológicamente,  la edad ideal para que una mujer tenga su bebé, es antes de que cumpla los treinta años. El desarrollo físico y la fertilidad alcanzan  su máximo índice entre los 20 y los 25 años, generalmente la mujer a esta edad no presenta enfermedades crónicas y tiene mucha energía.

Muchos estudios demuestran que la fertilidad desciende escalonadamente, un primer descenso a los 30 años, un segundo a los 35 y finalmente el último a los 40, salvo algunas excepciones.

Emocionalmente, muchas mujeres en sus veinte años, no están listas para aceptar las  responsabilidades, el compromiso y el cambio del estilo de vida que la llegada de un bebé implica. Por estas razones, que se suman a la estabilidad económica, metas de la carrera profesional, objetivos personales y otras razones más, hoy en día muchas mujeres inician su maternidad después de los 35 y hasta los 40 años, cuando en generaciones anteriores a esas edades ya se consideraban o eran abuelos.  La maternidad iniciada a dichas edades  tiende a ir en aumento  mundialmente.

El momento en el que la pareja decide tener un bebé, depende mucho en qué etapa de su proyecto de vida se encuentran (negocio, profesión, estudios, estado económico etc.) ¿Se casaron jóvenes?, ¿Planean tener una familia grande o no? Cada edad tiene diferentes experiencias. Aunque cada mujer es única, los aspectos físicos y emocionales del embarazo están en parte influenciados  en la edad que tienes.

La adolescencia

La adolescencia es un período de transición en la vida de un ser humano, el cuál abarca entre los doce y diecisiete años en la mujer y trece y veinte años en el hombre. Dicho período en lo que se refiere al embarazo, se subdivide en dos etapas: Diez a quince  años y dieciséis a veinte años.

La maternidad en las adolescentes trae problemas de índole biológico, psicológico y social lo cual repercute en la calidad de vida de la madre y de su familia con un riesgo latente para el niño.

El embarazo en la adolescencia constituye un acontecimiento biológico  con implicancias psicológicas y sociales que han variado a través de las épocas.  En ocasiones aparece como un hecho no deseado que desestabiliza a la adolescente, su relación con el medio y en especial con su grupo familiar.

Este problema complejo acapara cada vez más el interés de padres, educadores, asistentes sociales y todo el equipo de salud que actúa en los hospitales y centros asistenciales.

Factores predisponentes

  • Aparición temprana de la menarca (primera menstruación)
  • Desintegración familiar
  • Relaciones sexuales precoces
  • Libertad sexual
  • Búsqueda de una relación
  • Circunstancias particulares como prostitución, violación, incesto y adolescentes con problemas mentales.

Factores de riesgo

El Estilo de vida: Las madres adolescentes son más dadas a demostrar comportamientos tales como fumar, uso de alcohol, abuso de drogas; alimentación muy deficiente. Esto puede poner al bebé en un riesgo alto de crecimiento inadecuado, infecciones y  dependencia química

Enfermedades de Transmisión sexual: La promiscuidad y la falta de educación en estas áreas, agravan los riesgos de la adolescente  embarazada

Complicaciones para la madre adolescente:

El control prenatal tardío: Estas jóvenes en general concurren tardíamente al control prenatal, o no asisten, por lo tanto no se pueden prevenir los problemas maternos y del bebé.

Las adolescentes embarazadas tienen un riesgo mucho más alto de complicaciones médicas serias tales como la toxemia, hipertensión, anemia importante, parto prematuro y/ o placenta previa. El riesgo de muerte para madres de 15 años o más jóvenes es 60% mayor que el de madres de 20 años.

Bebés de Bajo Peso al nacer: Los bebes de madres adolescentes tienen de 2 a 6 veces más probabilidades de tener bajo peso al nacer, que los bebés  nacidos de madres de 20 años o más.

Parto por Cesárea: La causa principal de las cesáreas se debe fundamentalmente a la desproporción pélvico fetal (la pelvis de la adolescente no tiene el tamaño adecuado para permitir el parto), sobre todo en adolescentes jóvenes que no han completado en su totalidad su desarrollo físico.

Mortalidad Infantil Perinatal: El riesgo de mortalidad infantil perinatal aumenta en los hijos de madres menores de 20 años.

Abortos provocados: existe un aumento en el número de  abortos provocados lo que pone en riesgo la vida de la adolescente.

20 Años, alcanzaste la madurez

Desde el punto de vista estrictamente físico, es la mejor edad para embarazarte. Las irregularidades en el ciclo menstrual tan comunes al inicio de la menstruación en tus años de adolescente, generalmente quedaron atrás, así que la ovulación es predecible. Además el número de óvulos con los que naciste, están frescos y sanos, lo que los hace  fertilizables.

A partir de los 20 años, el cuerpo de la mujer ha alcanzado su madurez para llevar a cabo un embarazo saludablemente. Generalmente un cuerpo joven está mejor preparado para llevar un peso adicional en los huesos y articulaciones, la espalda y los músculos, durante el embarazo. Te encuentras en la mejor condición de tu vida adulta, posiblemente faltan años antes de padecer problemas médicos  los cuales aumentan con la edad.

Si eres joven, probablemente tus padres también lo son, lo cual significa que tendrás más manos que  te ayudarán y también más épocas de diversión para  tus hijos.

¿Cuales serían los riesgos del embarazo para las mujeres de 20 años?

  1. Los  riesgos de las complicaciones relacionadas con el embarazo, generalmente son bajos, con una notable excepción: la Preeclampsia. Aunque está menos relacionada con la edad, generalmente se presenta con el primer embarazo y generalmente, a los 20 es el primer embarazo.
  2. Tener un bebé de bajo peso al nacer,  por mala nutrición, tabaquismo, consumo de  bebidas alcohólicas y de drogas y promiscuidad  lo cual conlleva a enfermedades de transmisión sexual.

30 Años- Ganaste experiencia pero disminuyó tu fertilidad.

Muchas mujeres a los 30s,  se sienten  satisfechas en su vida personal y profesional y  están listas para embarazarse.

Recuerda: Mientras adquirías experiencia en las cosas de la vida, tus óvulos cumplían 30 años y ahora  mostrarán su edad. En general la mujer nace con medio millón de óvulos, los más sensibles a la maduración salen primero, dejándote los menos sensibles para su maduración mientras avanza la edad.

Así que  si concibes durante esta edad,  no esperes embarazarte con la misma rapidez que a los  20s. Tal vez tardes en concebir de tres a seis meses, aún encontrándote en perfectas condiciones  de salud.

Una vez embarazada y en buenas condiciones de salud, te sentirás feliz y con la energía. ¡Pero  ten cuidado! es en  esta década cuando se hacen  evidentes  las complicaciones del embarazo como puede ser la aparición de diabetes y presión arterial alta. Esto sucede con mayor frecuencia cuando estás con sobrepeso, la obesidad aumenta los riesgos de los problemas médicos.

Más de 35 Años

El embarazo en las mujeres mayores de 35 años está relacionado a altos índices de problemas de salud durante el embarazo por enfermedades pre existentes como: Diabetes, Hipertensión, epilepsia, artritis, problemas hepáticos o gástricos problemas del metabolismo etc., que deben ser controladas por tu médico antes del embarazo.

  1. Mayores riegos de anormalidades genéticas: a partir de los 35  hay más posibilidades de tener un bebé con alteraciones en los cromosomas, a medida que las mujeres envejecen, sus óvulos no se dividen bien y pueden ocurrir problemas genéticos. Aunque todavía el riesgo es relativamente bajo, éste se incrementa de forma significativa si la madre tiene 35 años o más.
  2. Mayor índice de Abortos (no provocados): el aborto (no provocado) es el  resultado de la mala implantación del huevo en el útero, ocurre en el 10% de las mujeres   menores de  30 años, pero se presenta en un tercio de las gestantes que inician su embarazo a los 40 años.
  3. Problemas en el trabajo de parto: el riesgo de tener problemas en la labor de parto aumenta para las mujeres mayores de 35 años y aún más para las mujeres mayores de 40 años que están dando a luz a su primer bebé. Los estudios han demostrado que las mujeres mayores tienen más probabilidades de prolongar la segunda etapa de la labor de parto y de sufrimiento fetal. Esto incrementa las probabilidades de tener un parto asistido con fórceps o ventosa obstétrica o de que se les practique una cesárea.
  4. Embarazos  múltiples: con un embarazo tardío, aumenta la incidencia de dar a luz gemelos o trillizos, incluso sin utilizar medicamentos para la infertilidad. Es interesante saber que aún cuando la mujer a ésta edad  tarda más en embarazarse, puede presentar un embarazo múltiple debido al cambio  de los niveles hormonales  durante la menopausia  los cuales pueden estimular a los ovarios a que se  presente una doble ovulación, como si se tratase de un medicamento natural para la fertilidad .
  5. Los  Fibromas Uterinos: las mujeres de mayor edad, tienen más incidencia de fibromas uterinos, (tumores benignos) que pueden intervenir en la fijación del embrión en las paredes del útero.
  6. Problemas hormonales: las paredes del útero en la mujer de edad, son menos receptivas al implante del  embrión posiblemente porque sus óvulos fertilizados no producen la suficiente cantidad de hormona progesterona, la cual es indispensable para mantener el inicio del embarazo, hasta el momento en el que la placenta inicia la producción de progesterona. Esto ocurre aproximadamente hasta las ocho semanas después de la concepción.
  7. Cesáreas: A partir de los 35 años, la tasa de partos por cesárea es más alta debido a que estas mujeres tienen más complicaciones durante el parto. El sufrimiento fetal y una segunda etapa prolongada de dolores de parto son más comunes en las madres mayores.
  8. Otras condiciones, como la placenta previa, en la cual la placenta se implanta cerca del cuello del útero, causando hemorragias.
  9. Menopausia y Consulta Prenatal: de los 35 años  en adelante el  período  menstrual de la mujer, presenta muchas irregularidades  en su ciclo menstrual, como atrasos o meses en que no hay menstruación  y cuando ocurre un embarazo, se confunde con un  trastorno de la menopausia. La consulta prenatal tan importante durante las primeras semanas de gestación no se lleva a cabo.

Mujeres Saludables, Bebés Saludables.

La edad por si sola, no puede predecir que el embarazo sea de alto riesgo.  Hay varios factores, como los antecedentes familiares, genéticos, estado de salud pre-existente y el cuidado prenatal de la madre, todos ellos tienen un gran impacto en la salud materno infantil y en el pronóstico de ambos.

Si tienes 20 años o más de 35, lo más importante para que tu bebé nazca sano, es que te encuentres en buenas condiciones de salud antes de embarazarte.

Conserva tu peso, consume una dieta balanceada, mantén un estilo de vida saludable, haz ejercicio y recibe la atención prenatal adecuada. Limita el consumo de cafeína, no consumas drogas ni alcohol y por favor, no fumes.

Referencias

Comentarios