Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Cuidado de los Dientes y las Encías antes del embarazo

Última actualización 18 de Marzo 2014

¿Por qué es importante el cuidado dental  antes del embarazo?

Hoy en día se sabe la importancia que tiene  el asistir a la revisión dental cada seis meses como lo indican los dentistas, para la prevención de los problemas de la salud dental.  Las investigaciones han comprobado que la mala salud dental  puede afectar seriamente tu embarazo.

Es importante tener en cuenta que una vez embarazada, será más difícil tratar los problemas dentales, por eso es importante que antes de que te embaraces planees una cita con tu dentista para que te revise y lleve a cabo los tratamientos necesarios.

Efecto del embarazo sobre los dientes

Durante el embarazo existen las condiciones bucales ideales para mayor actividad de caries. Para entender la predisposición a la caries dental durante el embarazo, es conveniente conocer la causa.

¿Qué es la caries?

Los dientes están recubiertos de un esmalte especial que los protege de cualquier agresión externa. Cuando esta capa va desapareciendo progresivamente por su descalcificación, deja de protegerlos y permite a los gérmenes presentes en la boca que puedan atacarlos.
¿Por qué se hacen las caries dentales?

La primera etapa en el desarrollo de la caries es el depósito, también denominado placa, de una película de productos precipitados de saliva y alimentos en los dientes. Esta placa está habitada por un gran número de bacterias disponibles fácilmente para provocar la caries dental.
La mujer durante el embarazo está sometida a una serie de cambios extrínsecos e intrínsecos relacionados entre sí que la hacen vulnerable a padecer la caries dental. Los cambios en la producción salival, flora bucal, dieta, entre otros, constituyen factores capaces de producirla.
Durante este período, la composición de la saliva se ve alterada, disminuye el pH  y se afecta la función para regular los ácidos producidos por las bacterias, lo que hace al medio bucal favorable para el desarrollo de estas y promueve su crecimiento. Gran parte de lo que ocurre en el esmalte de los dientes tiene lugar por recambio de minerales con los de la saliva y no por disminución de calcio como antes se pensaba.

Efecto del embarazo sobre los tejidos de soporte y protección del diente:

Las encías En relación con la embarazada, los cambios más frecuentes y marcados radican sobre las encías, dando lugar a la llamada gingivitis del embarazo, padecimiento que se caracteriza por una encía aumentada de tamaño, de color rojo y que sangra con facilidad.

La gingivitis ocurre cuando las bacterias en las placas dentales y en el sarro causan inflamación de las encías.

 

dientes01

La gingivitis es la forma más leve y más común de la enfermedad de las encías. La periodontitis es más grave, cuando la inflamación afecta el tejido conector que sostiene los dientes y, con el tiempo, el hueso.

 

dientes02

Durante el embarazo el organismo produce una hormona llamada relaxina, cuya función es relajar las articulaciones de la embarazada para facilitar el parto. Algunos estudios plantean que esta hormona puede actuar también provocando una ligera movilidad dentaria que facilita la entrada de restos de alimentos y que la placa dentobacteriana se deposite entre la encía y el diente, lo que origina la inflamación de estas. Esta movilidad dentaria remite después del parto.

Se ha demostrado que los cambios hormonales y las modificaciones en el sistema inmunológico de la madre son un factor importante para la alta sensibilidad de las encías.

En el segundo mes de gestación comienzan los síntomas y signos inflamatorios, que se mantienen o aumentan durante el segundo trimestre, llegan al máximo al octavo mes, descienden durante el último, y remiten después del parto.

A pesar de que estos cambios fisiológicos ocurren en todas las embarazadas, no en todas se presentan las alteraciones descritas. Esto se debe, en parte, a la predisposición genética individual de padecer o no ciertas enfermedades, así como también al estado sociocultural de cada una, teniendo en cuenta, según estudios realizados, que a mayor nivel educativo y condiciones socio económicas, esta afección se comporta en menor escala

¿Cómo se relacionan los problemas dentales y de las encías con el parto prematuro y bajo peso al nacer?

La enfermedad periodontal está surgiendo en las investigaciones como un factor de riesgo en la relación con el parto pretérmino y el bajo peso al nacer.
Se piensa que este problema radica en que las infecciones maternales (entre ellas las alteraciones bacteriológicas periodontales), invaden el torrente sanguíneo y viajan hacia el útero. Una vez en el útero, las bacterias, junto con las moléculas conocidas como mediadores pro-inflamatorios (liberados por el organismo en respuesta a la bacteria), podría conducir a contracciones uterinas y dilatación cervical. Cuando el cuello del útero se dilata, entran más bacterias, lo que causa eventualmente la ruptura de las membranas uterinas, resultando en un nacimiento prematuro.

¿Cómo puedo prevenir los problemas dentales?

Si tienes algún signo de enfermedad periodontal (encías sangrantes, pérdida de dientes o retroceso de la línea de las encías) visita a tu odontólogo antes del embarazo.

La mejor manera de prevenir los problemas  de las encías es  un buen programa de higiene dental que se inicie desde muy temprana edad y se continúe toda la vida  esto quiere decir:

Lavarse los dientes.- por lo menos  dos veces al día  en la mañana y en la noche. Usa el hilo dental antes del cepillado, favorece la salida de restos alimenticios  y bacterias de las encías y dientes.

Visita al Odontólogo  por lo menos cada seis meses.-  Además de una buena higiene dental, la mayoría de los odontólogos recomiendan  revisiones cada seis meses incluso durante el embarazo para prevenir caries y otros problemas de infección.

Aliméntate sanamente.-  Una dieta rica en minerales como el Calcio y vitaminas, es importante para unos dientes y encías sanas. La vitamina C y la B  en especial, fortalecen las encías  y la mucosa de la boca. EL abuso de harinas, almidones y azúcares, favorece las caries y la formación de placa y sarro, así como el consumo alimentos ricos en azúcares y harinas  entre comidas.

¿Qué hay de los tratamientos dentales durante el embarazo?

Si se establece la caries dental se requiere de un tratamiento curativo, que no debe verse solo desde el punto de vista maternal, sino también a partir de las consecuencias que puede tener para el futuro bebé. Un estudio en Finlandia demostró que aquellas madres que recibieron tratamiento de caries dental durante el embarazo, a diferencia de aquellas que no recibieron ningún tratamiento, tuvieron niños con baja incidencia de caries dental durante la dentición temporal. Este resultado demuestra que el tratamiento dental durante el embarazo puede afectar el desarrollo de caries en la dentición temporal del bebé, posiblemente por transmisión de los mecanismos inmunes a través de la placenta.

Lo ideal es hacerlo durante el segundo trimestre del embarazo ya que en el tercer trimestre va a ser mucho más incómodo para ti permanecer acostada sobre tu espalda por un tiempo largo en el consultorio.

Lo mejor es tratar de posponer todo tratamiento que no sea urgente.

¿Cuál es el tratamiento para la Gingivitis?

La Gingivitis generalmente desaparece después de la limpieza profesional, pero es necesario que continúes en casa  con el tratamiento ordenado por tu odontólogo:

  • Cepillado de dientes, dos o tres veces  al día
  • Enjuagues bucales  con los productos que te prescribe el odontólogo.
  • Uso del hilo dental por la mañana y por la noche

dientes03

¿Afectan al bebé los medicamentos que se utilizan durante los tratamientos dentales?

Asegúrate de decirle a tu dentista que estás embarazada. Si llegas a necesitar algún tratamiento él deberá disminuir la cantidad del anestésico a que estés cómoda. No te aguantes el dolor, cuando estás tranquila se reduce el estrés que tú y tu bebé sienten y se facilita la acción del anestésico.

En algunas ocasiones será necesario que tu médico te de antibióticos para prevenir o tratar la infección. No te preocupes, hay muchos que pueden usarse durante el embarazo con seguridad para el bebé.

Nunca te automediques.

¿Y los Rayos X?

Las radiografías de rutina que generalmente te toman durante la revisión anual pueden posponerse hasta después del embarazo, pero algunas veces será necesario que tu médico tome alguna radiografía para poder hacer el tratamiento.

De acuerdo con el Colegio de Radiólogos Americano, una sola radiografía no tiene una dosificación suficiente para dañar a un embrión en desarrollo o al feto. Utiliza siempre el mandil protector.

dientes04

Sin embargo, recomiendan también- por precaución-  evitar las radiografías durante el primer trimestre del embarazo cuando están en desarrollo los órganos del bebé. Es importante también tratar de evitar los tratamientos dentales durante el tercer trimestre del embarazo hasta después del parto. Esto es para evitar el riesgo de parto prematuro y los tiempos prolongados acostada sobre tu espalda.

Referencias

http://www.geosalud.com/saluddental/salud-dental-embarazada.html
http://www.webmd.com/oral-health/dental-care-pregnancy
http://www.mayoclinic.org/healthy-living/pregnancy-week-by-week/expert-blog/dental-health-during-pregnancy/bgp-20055788
http://www.ada.org/sections/scienceAndResearch/pdfs/forthedentalpatient_may_2011.pdf
http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Committee_Opinions/Committee_on_Health_Care_for_Underserved_Women/Oral_Health_Care_During_Pregnancy_and_Through_the_Lifespan
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1592159/