Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Virus del papiloma humano antes del embarazo

Última actualización 29 de Abril 2014

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual producida por el virus del papiloma humano o VPH. Este nombre puede sonar extraño y desconocido. Sin embargo, se calcula que el 70 por ciento de las mujeres lo adquirirán en algún momento de sus vidas.

El  virus del papiloma humano es, en realidad, una familia completa de  virus con más de 100 diferentes tipos. Afecta tanto a hombres como a mujeres y tiene particular preferencia por las mucosas y amenazan con transformarse en lesiones cancerosas en la mujer.

Sin embargo, a pesar de ser de la misma “familia”, el que ocasiona las lesiones en la piel no es el mismo virus que ocasiona las verrugas genitales. Las verrugas en las manos y otras partes de la piel NO son síntoma de una enfermedad de transmisión sexual.

Algunas mujeres desean saber específicamente si tienen la infección por el VPH antes del embarazo. Actualmente se puede realizar una prueba para comprobar la presencia del VPH al mismo tiempo en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou.

¿Qué son los virus?

Los virus son organismos muy pequeños (la mayoría incluso no se puede ver con un microscopio común) que no se pueden reproducir por sí solos. Éstos tienen que entrar en una célula viviente, la cual se convierte en la célula anfitriona y “secuestrar” el mecanismo celular para producir más virus.
Los virus pueden entrar al cuerpo a través de las membranas mucosas, tal como la nariz, la boca y los revestimientos de los ojos o de los genitales. Además, pueden entrar a través de la piel y cualquier abertura en la piel. Una vez dentro del organismo, los virus encuentran el tipo específico de célula anfitriona para originar una infección. Por ejemplo, los virus de los resfriados y de la gripe encuentran e invaden las células que cubren el tracto respiratorio (nariz, senos nasales, vías respiratorias y pulmones).
Asimismo, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, o HIV, por sus siglas en inglés) infecta las células T y los macrófagos del sistema inmunológico. El VPH infecta las células epiteliales escamosas (células planas que cubren la superficie de la piel y las membranas mucosas).

¿Qué es el VPH?

Las siglas VPH significan  virus del papiloma humano. Los VPH son un grupo de más de 100 virus relacionados. A cada variedad de VPH en el grupo se le asigna un número, lo  que es llamado  “tipo de VPH”.
¿Por qué se les llama virus del papiloma o papilomavirus?

Los VPH son llamados virus del papiloma debido a que algunos tipos de VPH causan verrugas o  papilomas, los cuales son tumores no cancerosos.

Los virus del papiloma son atraídos a las células epiteliales escamosas y sólo pueden vivir en estas células del cuerpo. Estas células se encuentran en la superficie de la piel y en superficies húmedas, como la vagina, el ano, el cuello uterino (la base de la matriz en la parte superior de la vagina), la vulva (alrededor del exterior de la vagina), la cabeza del pene, la boca, la garganta, la tráquea (la vía principal de respiración), los bronquios (vías más pequeñas de respiración que se ramifican en la tráquea), y los pulmones. Los tipos del VPH no crecen en otras partes del cuerpo.

De las más de 100 variedades de VPH conocidas, alrededor de 60 tipos causan verrugas en la piel, como en los brazos, el pecho, las manos y los pies. Éstas son las verrugas comunes. Los otros 40 tipos son VPH “mucosales”. El término “mucosal” se refiere a las membranas mucosas del cuerpo o las capas húmedas que cubren los órganos y las cavidades del cuerpo que están expuestas al exterior.

Por ejemplo, la vagina y el ano tienen una capa húmeda superior. Los tipos de VPH mucosales también son llamados VPH tipo genital (o  anogenital), ya que a menudo afectan el área anal y genital. Los VPH mucosales prefieren las células escamosas húmedas que se encuentran en esta área. No crecen en la  piel.

¿Cómo se contrae el VPH genital?

El VPH genital se transmite principalmente mediante el contacto directo de piel a piel  durante el sexo vaginal, oral o anal. No se propaga a través de la sangre o fluidos corporales. Las infecciones son muy comunes poco tiempo después que una mujer comienza a tener relaciones sexuales con una o más parejas.

La transmisión mediante contacto genital sin penetración (sin coito) no es común, pero  puede ocurrir. Por otro lado, la transmisión de algunos tipos de VPH genitales es posible y se ha reportado mediante el contacto oral-genital y al tocar los genitales con las manos.

La transmisión del virus de una madre a un bebé durante el parto es poco común, pero puede ocurrir. Cuando ocurre, puede causar verrugas en las vías respiratorias (tráquea y bronquios) y los pulmones de los bebés, llamadas papilomatosis respiratorias.

¿Cómo puedo prevenir la infección?

Mantener relaciones sexuales siempre con preservativo, gozar de una vida sexual sana y confiable, y la aplicación de la vacuna son los métodos con los que hasta ahora se cuenta para hacerle frente a este mal.

Desde hace un tiempo se ha trabajado para hallar una vacuna que permita inmunizar a los jóvenes contra el virus, antes de que comiencen su vida sexual.

En este momento, se encuentran en investigación varias vacunas contra el virus del papiloma humano que permitan inmunizar a los jóvenes contra el virus antes de que comiencen su vida sexual. No obstante, solo una ha sido aprobada para su uso en seres humanos por la Food en Drug Administration de los Estados Unidos (FDA). La vacuna combate la enfermedad y crea resistencia. No es un virus vivo ni muerto (por lo tanto NO te puede contagiar). La vacuna previene las infecciones de los VPH tipo 6, 11, 16 y 18 y tiene una efectividad del 95%

La vacuna puede aplicarse a mujeres desde los 9 hasta los 29 años. Es preferible vacunarse antes de que se inicie la vida sexual.

Son 3 inyecciones. Una vez aplicada la primera, necesitarás vacunarte por segunda vez 2 meses después. La tercera vacuna debe ser inyectada 6 meses después de la primera. La vacuna no se aplica durante el embarazo.

Como la vacuna es relativamente nueva no se sabe con exactitud por cuánto tiempo te protegerá del contagio, es necesario realizar más estudios para disponer de esta información. Por ejemplo, la FDA no sabe si la persona necesitará un refuerzo después de 2 años de aplicada.

La vacuna no trata ni cura el VPH ya adquirido. La inyección te ayuda a que si ya tienes algún tipo de virus no te infectes por los otros tipos protegidos por la vacuna. Por ejemplo, si tienes el tipo 6, la vacuna te protegerá de adquirir el tipo 16.

La vacuna del VPH se debe aplicar antes del embarazo: La vacuna del VPH no está recomendada para las mujeres embarazadas ya que es mucho más efectiva antes del contacto sexual y no se ha estudiado bien durante el embarazo.

El padre del bebé recibió la vacuna del VPH más o menos en el tiempo en que me embaracé. ¿Existe un riesgo para el bebé? No. No hay evidencia que las vacunas administradas a los hombres afecten el espermatozoide, y las vacunas administradas a los hombres por lo general no llegan al bebé en desarrollo.

¿Existe alguna prueba para detectar si tengo VPH?

Si existe y en realidad se realiza al mismo tiempo que se hace la de Papanicolaou que el obstetra hace de rutina antes del embarazo.

¿Cuál es la diferencia entre la prueba del Papanicolaou y la prueba del VPH?

Una prueba del Papanicolaou es utilizada para determinar cambios o anormalidades en las células del cuello uterino. Una muestra de las células del cuello uterino es analizada bajo el microscopio para ver si las células son normales o si se pueden observar cambios en ellas. Esta es una prueba muy efectiva para detectar células cancerosas, así como células que podrían convertirse en cáncer.

El VPH es un virus que puede generar cambios en las células del cuello uterino. Una prueba para el VPH verifica la presencia del virus del papiloma humano. La prueba puede hacerse al mismo tiempo en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou. No notarás diferencia en el examen si te sometes a ambas pruebas.

¿Debería practicarme la prueba del VPH?

Si tienes 30 años o más, puedes someterte a la prueba del VPH al mismo tiempo que te hacen la prueba del Papanicolaou como parte de tu consulta médica de rutina. Si ambas pruebas dan resultados normales (negativo), deberás repetir este estudio en tres años aunque el Papanicolau te lo hagas cada año.

Habla con tu médico acerca de la necesidad de que te hagan este estudio. Es necesario aclarar tu historia sexual: fecha en la que iniciaste las relaciones sexuales, cuántas parejas, etc. Todo esto es importante si deseas saber si estás infectada o no. Es importante también que preguntes acerca del costo.

Tengo menos de 30 años, ¿debería someterme a una prueba del VPH y del Papanicolaou?

Las mujeres menores de 30 años no deberían someterse a la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina. El VPH es tan común en las mujeres menores de 30 años que no sería útil someterse a dicha prueba. Después de los 30, el VPH es mucho menos común.

Si en tu prueba de Papanicolaou se detectan ciertos cambios, tu médico querrá someterte a una prueba del VPH incluso si tienes menos de 30 años.  Esto no es lo mismo a someterse a la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina.

Tengo menos de 30 años y mi prueba del Papanicolaou se reportó como “anormal”. Ahora mi médico quiere que me someta a la prueba del VPH. ¿Por qué?

El resultado de anormalidad en la prueba del Papanicolaou más común se conoce como ASCUS (también pronunciado “ascas” en inglés). Las células ASC-US generalmente no indican pre-cáncer, pero no son del todo normales. Tu médico quiere que te sometas a la prueba del VPH para ver si los cambios de las células son a causa del virus. Sólo las mujeres con ASCUS que además tienen el VPH requieren de más pruebas. En este caso, la prueba es usada para tomar decisiones sobre el posible tratamiento. Esto no es lo mismo que llevar a cabo la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina.

¿Qué implica para mí si doy positivo en la prueba del VPH?

Si tienes el VPH y además presentas anormalidades en la prueba del Papanicolaou, tu médico seguramente te explicará qué otras pruebas podrías necesitar. Si tiene el VPH y la prueba del Papanicolaou da resultados normales, esto significa que tienes el virus pero no hay ningún otro problema.

Lo más probable es que te hagan otra prueba dentro de seis o doce meses para comprobar que el virus haya desaparecido. Si aún hay presencia del virus, el médico te pedirá otras pruebas.

Si doy positivo con el VPH, ¿cuándo lo contraje?

Normalmente no es posible saber cuándo una persona contrajo el VPH, ni quién se lo transmitió. El VPH puede desarrollarse de inmediato o hasta varios años después. La mayoría de los hombres y las mujeres no saben que lo tienen.

Si tengo el VPH y desaparece, ¿puedo contraerlo de nuevo?

Existen muchos tipos del VPH. Puede que tenga uno que desaparezca y no podrá volver a contraerlo. Pero aún puede contraer otro tipo distinto del virus.

La prueba del VPH le indica solamente si tiene los tipos del VPH que pueden desarrollar cáncer.

¿Cómo se trata la infección por VPH?

No existe tratamiento para el VPH. Existen tratamientos para los cambios en las células del cuello uterino que pueden ser a causa del VPH. Si tu prueba de Papanicolaou revela cambios en las células, seguramente tu médico te hablará sobre estos tratamientos en caso de que los necesites.

¿Qué puedo hacer si tengo el VPH o cambios en las células del cuello uterino?

Recuerda que el VPH es muy común y que la mayoría de las infecciones con el virus desaparecen. Si presentas cambios en las células o si tienes el VPH y cambios en las células ASC-US, tu médico te pedirá que te hagas otros estudios.

¿Tendré el virus del papiloma humano por siempre?

No lo sabemos. Lo que sabemos es que normalmente el VPH desaparece, o no puede detectarse más dentro de uno a dos años. Esto sucede en alrededor de nueve de cada diez mujeres.

¿Transmitiré el VPH a mi pareja? ¿Puedo prevenirlo?

El uso del condón puede ayudar a prevenir el VPH, pero el VPH puede que esté presente en partes de la piel que no son cubiertas por el condón. No es posible prevenir completamente la transmisión del VPH, excepto al no tener actividad sexual.

¿Qué debo informarle a mi pareja?: Puede que quieras informarle que el VPH es muy común y que la mayoría de la gente sexualmente activa contraerá el virus. La mayoría de la gente no sabe que lo tiene. De saberlo, normalmente no sabrán cuándo lo contrajeron ni quién se los transmitió.

La mayoría de las veces, el VPH no presenta síntomas y desaparece por sí mismo dentro de uno a dos años.

¿Puede mi esposo o novio someterse a la prueba del VPH?: No existe prueba para el VPH para hombres.

¿Cuáles son mis probabilidades de desarrollar cáncer del cuello uterino si tengo el VPH?

Las mujeres que tienen el VPH y un resultado normal en la prueba del Papanicolaou presentan una probabilidad muy baja (alrededor del 4% o cuatro de cada cien) de presentar anormalidades en las células que requieren ser tratadas o extraídas dentro de los próximos seis a doce meses. La probabilidad de desarrollar cáncer es mucho menor que eso.

Por otro lado, alrededor del 60% (60 de cada 100) de las mujeres que tienen el VPH y un resultado normal en la prueba del Papanicolaou no tendrán el VPH después de seis meses, y muchas más no tendrán el VPH después de 12 a 18 meses.

¿Qué tan común es el VPH?

Al menos ocho de cada diez mujeres que han tenido actividad sexual contraerán el VPH en algún momento de sus vidas. El VPH es más común entre las mujeres jóvenes que se encuentran a finales de su adolescencia y a inicios de sus 20s.

Quiero embarazarme pero tengo historia de VPH

Primero que nada, asegúrate de que tu médico está enterado. Debes comentar con él si tuviste papilomas genitales, cambios de tejido en el cuello uterino (como podría ser un Papanicolaou anormal) u otros problemas. De esta manera, el doctor estará pendiente de observar cualquier cambio que pueda ocurrir si te embarazas.

Estás embarazada y tienes VPH: no se ha encontrado una liga entre el VPH y el aborto espontáneo, parto pre término u otras complicaciones del embarazo. Igualmente se considera bajo el riesgo de transmitirle el virus al bebé durante el parto.

¿Afectará el VPH mi embarazo o a mi bebé?

El VPH no afecta el embarazo ni las probabilidades de embarazarse. Si el VPH origina cambios en el cuello uterino que requieren tratarse, el tratamiento no deberá afectar tus probabilidades de embarazo.

El VPH rara vez es transmitido al bebé por la madre. Las escasas ocasiones no involucran los tipos del VPH que pueden causar cáncer.

Tanto los resultados de mi prueba del Papanicolaou como del VPH fueron normales. ¿Por qué debo esperar tres años para someterme a prueba de nuevo? ¿Es seguro?

Los cambios de las células en el cuello uterino ocurren muy lentamente. Normalmente toma más de diez años para que los cambios de las células se conviertan en cáncer. Las mujeres con resultados normales en la prueba del Papanicolaou y del VPH casi no tienen probabilidad de desarrollar cáncer del cuello uterino por lo menos dentro de los próximos tres años.



Uno de los beneficios de someterse a la prueba del VPH es que puede que las mujeres no requieran someterse a la prueba del Papanicolaou con tanta frecuencia. Someterse a la prueba del Papanicolaou y del VPH cada tres años implica menos pruebas, consultas de seguimiento con el médico y tratamientos que puede que se necesiten. No se tiene mayor seguridad al someterse a ambas pruebas del Papanicolaou y del VPH con más frecuencia que una vez cada tres años.

Directivas de la Sociedad Americana del Cáncer para la detección temprana del cáncer uterino.

  • Deberás hacerte la prueba de cáncer del cuello uterino alrededor de tres años después de haber comenzado a tener actividad sexual, pero no después de los 21 años de edad. La prueba de detección se debe realizar anualmente junto con la prueba normal de Papanicolaou, o cada dos años si se usa la prueba más moderna del Papanicolaou en líquido.
  • A la edad de 30, si ha presentando tres pruebas de Papanicolaou con resultados normales, puede que requiera someterse cada dos a tres años. Puede que algunas mujeres con ciertos factores de riesgo requieran someterse a la prueba anualmente.
  • Si eres mayor de 30 años puedes someterte una vez cada tres años a la prueba del Papanicolaou junto con la prueba del VPH en el ADN.
  • Si tienes 70 años o eres mayor y has tenido tres pruebas de Papanicolaou con resultados normales de forma consecutiva y no has presentado anormalidades en dicha prueba en los últimos diez años, habla con tu médico para ver si puedes suspender estos estudios.
  • Si has tenido una histerectomía con extracción del útero y el cuello uterino, podrás suspender estos estudios a menos que la cirugía haya sido como parte del tratamiento de cáncer o precáncer del cuello uterino. Si todavía conservas tu cuello uterino, deberás continuar con estas pruebas.
  • Algunas mujeres consideran que no requieren de practicarse los exámenes por proveedor de servicios médicos una vez que dejaron de tener hijos. Esto no es correcto.

Referencias