Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Enfermedades de transmisión sexual

Última actualización 2 de enero 2015

Introducción

 

Como adolescente o joven, tal vez has estado pensando lo que significa estar involucrad@ en una relación de tipo sexual. Optar por tener relaciones sexuales es una gran decisión, ya que involucra tanto a tu cuerpo como a tus emociones.

Necesitas estar segur@ de que es la decisión correcta para ti. Hay muchas cosas que necesitas pensar antes de decidir tener sexo, incluyendo si ésta es la persona correcta, el tiempo correcto en tu vida y cómo te sentirás si se termina la relación.

Si aún así, decides tener sexo, definitivamente necesitas pensar también sobre cómo prevenir un embarazo y cómo protegerte de adquirir una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

Debes platicar con tus padres, un adulto de confianza, o con tu doctor si estás pensando en tener relaciones sexuales. Es una buena idea discutir todas tus opciones y todas las preocupaciones que puedas tener para que tomes una decisión correcta. Este puede ser un tiempo de mucha confusión para ti y siempre es bueno tener a alguien con quién hablar.

 

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

 

Las enfermedadesde transmisiónsexual se definen como un grupo de infecciones adquiridas por una persona tras mantener relaciones sexuales sin protección con una persona ya infectada.

 

Modos de contagio

La mayoría de las ETS se contagian a través de la transferencia de fluidos durante la actividad sexual. Estas relaciones pueden ser anales, vaginales o incluso orales.

Algunas ETS también pueden ser contagiadas por un contacto directo, no sexual, con tejidos o fluidos infectados.

Un modo común de transmisión no sexual es el contacto con la sangre infectada, por ejemplo, compartiendo las agujas cuando se usan drogas intravenosas, esta es una causa importante de transmisión de VIH y de Hepatitis B.

Se transmiten además por trasplante de tejidos y son transmitidas de madre a hijo durante la gestación, el parto o la lactancia.

Muchas ETS, especialmente clamidia, gonorrea, hepatitis B, VIH, VPH, HSV2 y sífilis, se pueden transmitir también de la madre al niño durante el embarazo y el parto.

 

Las enfermedades de transmisión sexual afectan a mujeres y a hombres de todos los estratos socioeconómicos y razas.

¿Quiénes están en riesgo de padecer ETS?

Actualmente son más frecuentes en los adolescentes y en el adulto joven porque:

  • Los adolescentes inician su vida sexual cada vez a menor edad. Si eres más joven, hay más posibilidades de tener un mayor número de parejas a lo largo de la vida.
  • Generalmente no usan el condón femenino o el masculino.
  • Saben poco acerca de estas enfermedades. Carencia de educación sexual integral en el seno familiar y escolar.
  • Cambian de pareja con frecuencia. Las personas que tienen contacto sexual (no sólo relaciones sexuales, sino cualquier tipo de actividad íntima) con muchas parejas diferentes corren mayor riesgo que aquellas que siempre tienen la misma pareja.
  • Piensan “A mi no me puede pasar nada”.
  • Ignoran, muy en particular en nuestro medio, del problema que representan las ETS.
  • Creen que solo con la penetración anal o vaginal hay riesgo de contagio.
  • Carecen de una cultura de prevención, principalmente el uso profiláctico del condón, la consulta médica temprana para diagnóstico y tratamiento, la adherencia al mismo y la referencia de los contactos que constituyen factores determinantes en la limitación de la transmisión.

Sin embargo, igualmente están en riesgo:

  • Personas que tienen prácticas sexuales de riesgo como anal, vaginal, oral sin condón.
  • Personas con múltiples parejas sexuales y que tienen relaciones sexuales sin protección con personas desconocidas.
  • Las personas que consumen drogas y alcohol que promuevan conductas sexuales de alto riesgo (como puede ser la prostitución) y también por el intercambio de agujas.
  • Las personas que tienen una pareja que usa drogas intravenosas.
  • La homosexualidad en hombres, ya que la práctica del sexo anal puede producir heridas en el ano que facilitaría la entrada de microbios.
  • Víctimas de abusos sexuales o violación por uno o varios agresores, ya que estos pueden estar infectados y no suelen usar anticonceptivos.

¿Cuál es la causa de las ETS?

Las enfermedades de transmisión sexual pueden ser causadas por hongos, virus (herpes, hepatitis, papiloma humano, sida, etcétera), bacterias (gonorrea, clamidia, sífilis, estreptococo…), protozoos (trichomona, giardia…), parásitos (causantes de ladillas…) y otros gérmenes microscópicos.

La mayoría de las ETS afectan tanto a hombres como a mujeres, pero en muchos casos los problemas de salud que provocan pueden ser más graves en las mujeres.

Si una mujer embarazada padece de ETS, puede causarle graves problemas de salud al bebé.

Síntomas

A menudo no hay síntomas. Sin embargo, algunos síntomas que pueden indicar una ETS son los siguientes:

  • Secreción u olor inusual de la vagina
  • Dolor en el área pelviana (el área entre el ombligo y los genitales)
  • Dolor en el área de la ingle (el área que rodea los genitales)
  • Ardor o comezón en los genitales
  • Sangrado de la vagina que no corresponde al período menstrual
  • Dolor profundo dentro de la vagina durante las relaciones sexuales
  • Goteo o secreciones penianas (referente al pene)
  • Llagas, bultos o ampollas cerca de los genitales, el recto o la boca
  • Ardor y dolor al orinar o al mover los intestinos
  • Micción frecuente

¿Qué debo hacer si padezco una ETS?

 

Si crees que tienes una ETS (enfermedad de transmisión sexual), debes ir con tu médico de inmediato.

 

Diagnóstico

La mayoría de las ETS pueden diagnosticarse con un examen médico, un cultivo de las secreciones de la vagina o del pene, o con un análisis de sangre.

Una vez detectada una enfermedad de transmisión sexual, el médico te pedirá otros estudios de laboratorio para descartar que no haya otra ETS, ya que a menudo se asocian varias a la vez.

Si no se trata de una ETS, entonces él médico podrá tranquilizarte y tratarte por lo que sea que tienes.

Recuerda, es importante que acudas de inmediato a la consulta porque si has contraído una ETS, cuanto más temprano te la detecten y la empieces a tratar, mayores serán tus posibilidades de curarla o evitar que empeore.

¿Si padezco de una ETS y recibo tratamiento me curaré?

Hay diferentes tipos de tratamientos que se dan para cada tipo de enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Para tratar las causadas por bacterias, se toman pastillas o se da una inyección para matar al organismo o germen que causa la ETS. Las causadas por virus NO se pueden curar, pero los tratamientos mantienen la enfermedad bajo control, ayudan con los síntomas y pueden reducir mayores daños a tu cuerpo. Los tratamientos para los virus incluyen pastillas o píldoras, cremas, congelar o quemar el área infectada, o incluso cirugía.

Es importante que tomes en cuenta:

  1. Las ETS que son causadas por virus NO tienen curación y las adquieres para toda la vida.
    1. Como el Sida (VIH) o el virus el papiloma humano (VPH), el Herpes Genital,
  2. Algunas ETS son silenciosas. En efecto, muchas de ellas no dan síntomas, sino hasta después de muchos años, pero los daños que causa en el cuerpo avanzan silenciosamente y mientras tanto la persona infectada llamada portador, infecta a sus parejas.
  3. Las ETS no distinguen sexo, condición social, edad o raza.
  4. Puedes padecer más de una ETS.Una persona puede tener dos o más enfermedades en un mismo momento de la vida.
  5. Para adquirir algunas de las ETS, NO es necesaria una relación anal o vaginal. Es suficiente el roce y tocamiento de los genitales para infectarse. Antes de la eyaculación masculina existe salida de líquido preseminal que también contiene bacterias o virus.
  6. No te auto mediques si padeces de una ETS. El tratamiento de una ETS debe ser administrado y vigilado por un médico y se trata tanto al paciente como a su pareja sexual. La automedicación puede tener graves consecuencias.
  7. Las infecciones vaginales favorecen el desarrollo de la ETS

 

¿Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más comunes?

Entre las más comunes podemos mencionar las siguientes:

  • Clamidia
  • Gonorrea
  • Con
  • Sífilis
  • Hepatitis B
  • Herpes (oral y genital)
  • VIH/SIDA
  • Citomegalovirus
  • Micoplasma genital.
  • Linfogranuloma venéreo y granuloma inguinal
  • Virus del Papiloma Humano (VPH)
  • Molusco Contagioso *.
  • Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI)*.
  • Piojos Púbicos o “Ladilla” *.
  • Sarna *.
  • Infecciones vaginales*.
  • Tricomoniasis*.

*No es siempre una enfermedad de transmisión sexual. Puede adquirirse sin tener relaciones sexuales.

La mayoría de estas enfermedades son serias. Pueden traerte graves consecuencias para la salud y necesitan la atención de un médico. Las enfermedades transmitidas sexualmente pueden dejarte estéril, causar defectos físicos al nacimiento y aumentar las probabilidades de desarrollar cáncer.

En las mujeres, la infección pélvica y una infección recurrente de moniliasis (es decir, una infección que se repite varias veces), pueden ser señales de infección con el VIH. El SIDA, la hepatitis B y la sífilis pueden causar la muerte.

Es posible tener estas enfermedades sin mostrar síntomas. Muchas veces las mujeres no presentan ningún síntoma. Por ese motivo, es muy importante que te sometas a un examen de la pelvis cada año si tienes relaciones sexuales.

¿Cómo puedo prevenirlas?

Toma precauciones que disminuyan el riesgo de infección y transmisión de ETS.

Acude a las clases de educación sexual de tu colegio o comunidad. Si no estás seguro/a, pide una consulta médica. Es importante recibir:

  • Educación sexual integral que incluya:
    • Asesoramiento sobre las prácticas sexuales más seguras y reducción de riesgos (entre ellos, la promoción del uso adecuado de preservativos).
    • Explicación clara para que puedan reconocer los síntomas de las ETS, con lo que aumentarán las probabilidades de que soliciten atención o alienten a sus parejas sexuales a hacerlo.
  • La abstinencia es una respuesta segura, pero quizá no sea práctica para ti. Una relación monógama con una persona de la que se sabe que no ha contraído ninguna ETS, es la medida preventiva que se puede tomar en la sociedad actual.
  • Conoce a tu pareja: habla con él/ella acerca de las historias sexuales pasadas y cualquier ETS o uso de drogas intravenosas así como también su estado actual de salud. Todo esto te dará libertad para decidir si inicias una relación sexual o te retiras.
  • El uso de preservativos por ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contraer una ETS, pero deben usarse adecuadamente.
  • El alcohol y las drogas pueden disminuir la capacidad para hacer elecciones apropiadas sobre el sexo.
  • “El método dual” que consiste en usar un anticonceptivo más una protección como el condón masculino o femenino es recomendado mundialmente para prevenir algunas ETS.

 

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los síntomas más comunes de las de transmisión sexual (ETS)?
Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar síntomas físicos (en el cuerpo) como granitos, lesiones en la piel, picazón, dolor o ardor al orinar (hacer pípí), fiebre, o síntomas de malestar como el de la gripe.

Pero todos estos síntomas pueden ser causados por otras enfermedades que no son enfermedades transmitidas sexualmente. Algunas ETS no tienen síntomas. Entonces puedes ver lo difícil que es diagnosticar una enfermedad transmitida sexualmente basada en los síntomas que tienes.

¿Puedo tener una enfermedad de transmisión sexual y no saberlo?
Sí. Muchas enfermedades de transmisión sexual pueden tomar semanas,meses hasta años para que se vean sus síntomas. Algunas personas nunca desarrollan síntomas pero aunque no tenga síntomas, la persona infectada puede pasarle la enfermedad a otra persona.

¿Cómo sé si mi pareja tiene una enfermedad de transmisión sexual (ETS)?
La simple respuesta es que no sabrás si tu pareja está infectada a no ser que él/ella te lo diga. Recuerda, ya que algunas ETS no tienen síntomas, puede que tu pareja ni sepa que él/ella está infectado/a.

¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisión sexual de un baño público?
Esto no es muy probable. La mayoría de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) solamente se transmiten durante el contacto sexual, bien sea por contacto de piel a piel o de pasarse líquidos del cuerpo como durante el sexo vaginal, anal u oral.

La ladilla (crabs) o piojos púbicos, pueden pasarse por contacto sexual, por dormir en una cama infectada, por compartir ropa o posiblemente por sentarse en un inodoro infectado. Sin embargo, el piojo no puede vivir sin el cuerpo humano por más de 24 horas. Entonces infectarse con piojos púbicos por un inodoro es posible pero no probable.

¿Se me puede pasar una enfermedad de transmisión sexual o el VIH (HIV) si me hago un tatuaje o porque me haga un “piercing”?
Puede haber un riesgo de infectarse con el VIH (HIV/AIDS) u otra infección en la sangre (como hepatitis B o C) si los instrumentos que se usan para hacer el “piercing” o el tatuaje no se han desinfectado o esterilizados (no se han limpiado) entre clientes. Cualquier instrumento para hacer huecos para la decoración del cuerpo o para cortar la piel, no se debe usar más, a menos que se limpie muy bien antes de usarlo otra vez.

¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisión sexual por los besos?
Esto es posible pero no muy común. Si la boca de tu pareja está infectada con una enfermedad de transmisión sexual (ETS), entonces él o ella puede pasarte la infección a ti durante el beso. Las lesiones en los labios y en la boca (llamados “fuegos”) se pueden pasar por un beso si tu pareja está infectada. Las infecciones dentro de la sangre como el VIH o la hepatitis B o C solamente se pueden pasar por los besos si hay sangre infectada en la boca. Si tu pareja tiene una infección en su área genital (pene o vagina), besarse en la boca no transmitirá la infección.

¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisión sexual por el sexo oral?
Sí. Durante el sexo oral, hay contacto de piel a piel y se pueden pasar líquidos del cuerpo y por eso es importante usar una barrera para protegerte como los condones de látex sin lubricación o barreras dentales de látex para protegerte.

Referencias