Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Hipotiroidismo y Embarazo

Última actualización 16 de agosto 2013
Hipotiroidismo y embarazo

¿Qué es el Tiroides?

El tiroides es una glándula endocrina, situada en el cuello, por debajo del cartílago cricoides, “la nuez de Adán”, con forma de mariposa, con dos lóbulos, uno a cada lado, unida por una zona central que se llama istmo. A veces, sobre el istmo, hay una prolongación superior que constituye el lóbulo piramidal.

 Qué es la tiroides

Su tamaño es importante y actualmente podemos medirlo por medio de una ecografía. Los lóbulos miden aproximadamente 55 mm de diámetro longitudinal y unos 15 mm de grosor. El tiroides suele ser tener una cierta relación con la talla. En personas altas, en mujeres de 1.70 a 1.80, puede tener 60 mm de diámetro longitudinal.

El tiroides generalmente no se palpa, salvo en personas que tengan el cuello muy delgado.

¿Qué es una Glándula?

Las glándulas son agrupaciones celulares que segregan substancias que pueden:

  • verterse al exterior (glándulas exocrinas): la mama produce la leche y es una glándula exocrina y las glándulas salivares, las glándulas lacrimales y las glándulas sudoríparas lo son también.
  • directamente a la propia sangre (glándulas endocrinas). Las glándulas suprarrenales, el páncreas en parte, la hipófisis, el tiroides, son glándulas endocrinas, cuya secreción, las hormonas, pasan directamente a la sangre.

Las hormonas circulan en la sangre por todo el organismo y llevan mensajes a otras partes del cuerpo produciendo efectos aún lejos de la glándula que produce la hormona.

¿Cuál es la acción de las hormonas tiroideas?

Las hormonas tiroideas cumplen múltiples funciones. Considerando sólo las más importantes podemos citar las siguientes acciones.

  • Son necesarias para un correcto crecimiento y desarrollo.
  • Tienen acción calorígena y termorreguladora.
  • Aumentan el consumo de oxigeno.
  • Estimulan la síntesis y degradación de las proteínas.
  • Regulan las mucoproteínas y el agua extracelular.
  • Actúan en la síntesis y degradación de las grasas.
  • Intervienen en la síntesis el glucógeno y en la utilización de la glucosa (azúcar).
  • Son necesarias para la formación de la vitamina A, a partir de los carotenos.
  • Estimulan el crecimiento y la diferenciación.
  • Imprescindibles para el desarrollo del sistema nervioso, central y periférico.
  • Intervienen en los procesos de la contracción muscular y motilidad intestinal.
  • Participan en el desarrollo y erupción dental.

En resumen: Las hormonas tiroideas intervienen prácticamente en la totalidad de las funciones orgánicas activándolas y manteniendo el ritmo vital (metabolismo).

El metabolismo es un término usado para describir el proceso del cuerpo que produce energía y las sustancias químicas necesarias para que las células crezcan se dividan y desarrollen actividades vitales.

Cuando hay un exceso de producción de hormonas tiroides el organismo va “acelerado”, cuando hay un déficit de producción el organismo va “bajo de revoluciones”.

¿Cuáles son las Hormonas Tiroideas?

Hay dos tipos de hormonas tiroideas presentes en la sangre: la Tiroxina o T4 y la Triyodotironina o T3. Son los únicos componentes de la fisiología de los vertebrados quecontienen yodo .

Si no hay yodo suficiente en la dieta no hay posibilidad de fabricar hormonas tiroideas en cuantía suficiente y esto puede ocasionar problemas que van desde una pequeña hiperplasia o Bocio no muy importantes, a una situación de severo retardo del crecimiento y déficit mental conocido como Cretinismo Endémico.

El yodo que ingresa en el organismo es atrapado por el tiroides. Pero no todo el yodo se fija en el tiroides, parte de él se elimina por la orina, parte se elimina por la saliva, parte se elimina por la mucosa gástrica y una parte pequeña se elimina por la leche materna durante la lactancia, el suficiente para que el niño que se alimenta al pecho también disponga de su ración de yodo. La cantidad de yodo necesaria para el organismo es de 80 a 200 microgramos diarios y es la que normalmente se ingiere en la dieta.

Oxidación intratiroidea del yodo inorgánico.-

El yodo una vez que es atrapado por el tiroides se incorpora rápidamente a un aminoácido llamado Tirosina.

La unión del yodo a la tirosina requiere la presencia de un factor que se denomina Tiroperoxidasa (TPO). Sin la presencia de la TPO el yodo inorgánico no puede convertirse en yodo organificado y es por tanto inútil. En algunos casos, pueden producirse Anticuerpos anti-TPO que hacen que el tiroides no puede aprovechar el yodo y son los causante de la mayor parte de los hipotiroidismos.

Todas las hormonas tiroideas (T1, T2, T3, T4), se combinan y se conjugan en un producto mas complejo que es la Tiroglobulina. (TGB). La Tiroglobulina es el auténtico almacén de hormonas tiroides en el tiroides y a partir de ella, por hidrólisis, se formaran la T4 y la T3 que pasan a la sangre, como hormonas tiroideas.

¿Cómo se regula la producción, secreción y paso de las hormonas a la sangre?

El sistema que regula el metabolismo celular puede explicarse de la siguiente manera:

  • En el cerebro existen unas células especiales que “monitorean” el nivel de hormona tiroidea en la sangre.
  • Cuando este nivel desciende, estas células le envían señales a otra glándula: La Hipófisis (o Pituitaria). Es probablemente la glándula más importante del organismo, ya que regula la función de bastantes glándulas endocrinas. Está alojada en una pequeña cavidad que el hueso del cráneo fabrica para ella llamado “silla turca”.
  • Estas señales estimulan a la Hipófisis para que suelte a la sangre una sustancia llamada “hormona estimulante del tiroides” o TSH por sus siglas en inglés.
  • La función de la TSH es “avisarle” a la glándula Tiroides que el organismo necesita de más hormona tiroidea en la sangre.
  • Cuando la hormona tiroidea se eleva nuevamente a los niveles normales, las células del cerebro lo detectan y mandan señales a la Hipófisis para que detenga la producción de TSH y el tiroides disminuya su actividad.

¿Qué sucede en caso de déficit de hormona tiroidea?

Algunos de los más destacados efectos del déficit de la hormona tiroidea ocurren durante el desarrollo fetal y en los primeros meses que siguen al nacimiento. Es por esto que es importante la profilaxis de las alteraciones tiroideas en el recién nacido y su diagnóstico precoz (Tamiz Neonatal)

En el niño las alteraciones más destacadas son:

  • El déficit intelectual, que es proporcional al tiempo que persista la falta de hormonas, es irreversible;
  • el retraso en el crecimiento el cual parece ser de origen puramente metabólico, ya que el crecimiento se adapta rápidamente a su ritmo normal después de la instauración del tratamiento.

En el adulto el efecto primario del efecto de las hormonas tiroideas se manifiesta por alteraciones del metabolismo. Este efecto incluye cambios en el consumo de oxígeno y en el metabolismo de las proteínas, hidratos de carbono, grasas y vitaminas.

Tiroides y Embarazo

En el embarazo hay que tener en cuenta dos factores, el tiroides de la madre y el tiroides del niño. Cada cual tiene su propia personalidad y requiere sus propias atenciones.

Tiroides del niño.-

En relación con el tiroides del niño tenemos que recordar la”regla del tres”

  • A las tres semanas de la concepción comienza a formarse el esbozo de lo que ha de ser el tiroides del niño, la mujer en este momento muchas veces no sabe aún que está embarazada;
  • desde el tercer mes de la concepción el tiroides del feto es ya capaz de acumular yodo, funcionar y producir sus propias hormonas. No es preciso que funcione y si no funciona no pasa nada porque la hormona materna atraviesa la placenta y pasa al embrión. También la hormona que produce el embrión pasa a la madre en ocasiones y es un maravilloso fenómeno de mutua ayuda, el embrión con un tiroides normal ayuda a su madre si ella tiene un déficit funcional. Se sabe desde hace mucho tiempo que en el embarazo las mujeres hipotiroideas mejoran y a veces necesitan una menor compensación hormonal: el tiroides de su hijo está trabajando en colaboración y ayuda a la madre.
  • Tres semanas después del nacimiento el recién nacido ha utilizado las hormonas que podían provenir de su madre, ha agotado sus depósitos y comienza a funcionar conectado con la hipófisis.

Durante el embarazo el embrión primero y el feto después están muy protegidos. Si su madre tiene un hipotiroidismo severo el niño utiliza las hormonas que él fabrica; si el niño tiene una agenésia tiroidea es decir, una falta congénita de tiroides, tampoco tiene problema, utiliza las hormonas que le suministra su madre. En ambos casos el niño nace absolutamente normal en su desarrollo.

El problema ocurre cuando hay una falta de yodo para la fabricación de las hormonas tiroideas. En estas circunstancias no funciona bien ni el tiroides de la madre ni el del feto, y entonces sí hay problemas.

Tiroides de la Madre.- Modificaciones inducidas por el embarazo.-

Aunque tu seas una mujer absolutamente normal, el embarazo es un impacto importante para tu tiroides. El embarazo se acompaña de la influencia de una serie de factores específicos de esta condición que en conjunto suponen un estímulo importante del tiroides de la mujer embarazada.

El primer factor, que influye sobre todo en el primer trimestre , es la estimulación del tiroides por una hormona que se produce en la placenta, lagonadotropina coriónica . Su producción comienza inmediatamente de la concepción, a los 2–3 días. Es precisamente esta hormona la que se detecta en sangre o en orina y es la base de las pruebas de embarazo.

La gonadotropina coriónica se parece muchísimo a la TSH y puede estimular al tiroides. Aproximadamente un 18 % de las embarazadas tienen durante el primer trimestre un ligero estímulo del tiroides que pasa desapercibido entre las otras molestias que la embarazada siente.

A esto le podríamos llamar falso hipertiroidismo del primer trimestre del embarazo. En el hipertiroidismo auténtico hay un aumento de vascularización en el tiroides, en el falso hipertiroidismo la ecografía tiroidea es rigurosamente normal.

En el segundo y tercer trimestre también hay factores que modifican la función del tiroides. Aunque no está totalmente claro, en este problema podrían estar implicadas las propias hormonas femeninas, fundamentalmente los estrógenos.

Por los motivos que hemos citado anteriormente el tiroides de la madre durante el embarazo va forzado. Se calcula que el tiroides de la embarazada produce entre un 30% y un 50 % más de tiroxina que en condiciones normales. Para mantener estabilizado el nivel de T4- libre en sangre, tiene que aumentar su ritmo de producción ya que, como lo dijimos anteriormente, la madre transfiere al feto una porción de sus hormonas, no mucha, pero la suficiente para mantener un desarrollo normal si el feto tuviera problemas con su tiroides.

En el embarazo el tiroides de la madre puede crecer un poco. Pero es una cosa muy discreta y posteriormente puede volver a su tamaño normal.

La Función Tiroidea en embarazadas con falta de yodo

En condiciones normales, el moderado sobreesfuerzo que se pide al tiroides no supone ningún problema, pero si hay una deficiencia en yodo la situación es diferente. El tiroides de la madre es insuficiente para fabricar la cantidad de hormona necesaria, porque no tiene yodo suficiente y sin material no se puede hacer una casa. La TSH de la madre se eleva y el tiroides de la madre crece. Al niño le pasa lo mismo y también puede nacer con un pequeño bocio, aparte de los problemas de desarrollo que haya podido tener.

Las necesidades de yodo de una mujer normalmente son de 150 microgramos diarios, la embarazada necesita 200 microgramos. La suplementación de yodo bien en forma de dosis única “de choque” en los dos primeros meses del embarazo o la incluida en los compuestos de tipo polivitamínico y polimineral de los que actualmente se usan, puede resolver este problema.

¿Que es el hipotiroidismo?

Si la glándula tiroides produce muy poca hormona tiroidea, se produce la condición médica llamada hipotiroidismo. Es fácil ver que la resultante es una disminución en el funcionamiento fisiológico generalizado.

El hipotiroidismo es una condición bastante común y pude ser tratado con éxito. Sin embargo, como los síntomas generalmente son sutiles, las personas lo pueden confundir con estrés, depresión, o simple envejecimiento. Una persona puede estar sin diagnóstico por varios años. Afecta tanto a hombres como a mujeres pero es más común en mujeres.

Causas

El origen del hipotiroidismo es variable, pero la razón más frecuente es un problema autoinmune. El sistema inmunológico comienza a fabricar una serie de anticuerpos que atacan a la propia tiroides, alterando la fabricación de sus hormonas.

A una de esas enfermedades auto-inmunológicas se le llama tiroiditis de Hashimoto, una inflamación de la glándula tiroides. Otras causas incluyen el tratamiento del hipertiroidismo, como el tratamiento radioactivo con yodo o la cirugía.

Algunas veces ocurre una condición llamada hipotiroidismo secundario que resulta de la deficiencia de la glándula pituitaria o hipófisis. Cuando la glándula pituitaria falla, ya no estimula a la tiroides para que produzca hormonas.

Un tiroides que se encuentra en condiciones deficitarias y que durante el embarazo va a ser sometido a una mayor demanda de hormonas, va a acelerar su deterioro. Quizá lo que ahora llamamos Tiroiditis Inmunitaria Postpartum sea la consecuencia de un tiroides, que no estaba previamente bien, que se ha visto muy forzado durante el embarazo y acaba fallando de una forma ya evidente en los meses que siguen al parto.

¿Cuáles son los síntomas de hipotiroidismo?

Los síntomas del hipotiroidismo generalmente son difíciles de percibir, son graduales y pueden confundirse con síntomas de depresión. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de hipotiroidismo. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente:

  • Expresiones faciales de aburrimiento.
  • Voz ronca o áspera.
  • Lentitud al hablar.
  • Párpados caídos.
  • Cara hinchada y abultada.
  • Aumento de peso.
  • Estreñimiento.
  • Pelo seco, grueso y disperso.
  • Piel seca, gruesa y áspera.
  • Síndrome del túnel carpiano (dolor o adormecimiento de la mano).
  • Pulso lento.
  • Calambres musculares.
  • Plantas de los pies y palmas de las manos de color anaranjado.
  • Lados de las cejas adelgazados o faltantes.
  • Confusión.
  • Aumento del flujo menstrual en mujeres.

Los síntomas de hipotiroidismo pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulta a tu médico para su diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar el hipotiroidismo pueden incluir los exámenes de sangre para medir los niveles de hormonas de la tiroides y las hormonas estimulantes de la tiroides (TSH) producidas por la glándula pituitaria.

Esta justificado realizar un estudio sistemático (screening) de todas las mujeres embarazadas para investigar la posible existencia de una Tiroiditis Inmunitaria y de un Hipotiroidismo.

Entre las pruebas analíticas que se solicitan a la gestante en su primera visita al ginecólogo/a debe de incluirse T4-Libre, TSH y Anticuerpos Antitiroideos anti-TPO.

Hipotiroidismo y embarazo

El Hipotiroidismo puede presentarse durante o después del embarazo o puede también afectar la capacidad de una mujer para embarazarse.

Desafortunadamente muchos de los síntomas del hipotiroidismo están ocultos por los síntomas de embarazo tales como fatiga, aumento de peso y menstruación anormal, y como consecuencia la enfermedad ni se diagnostica ni se trata. Además, el riesgo de desarrollar hipotiroidismo aumenta con la edad, lo que es significativo porque más y más mujeres retrasan sus embarazos hasta que son mayores.

¿Cómo puede afectar un embarazo el Hipotiroidismo?

De varias maneras:

  • Puede ser la causa de infertilidad porque previene la producción de óvulos: anovulación y, por lo tanto, no puede haber fecundación.
  • Produce irregularidades en el ciclo menstrual.
  • Aumento de la prolactina, una hormona que normalmente estimula la producción de leche luego del parto. El exceso de prolactina en ausencia de embarazo puede impedir la ovulación.
  • Las mujeres embarazadas con hipotiroidismo tienen un riesgo de aborto espontáneo unas cuatro veces mayor que lo normal. Por eso es importante descubrir un posible hipotiroidismo antes del embarazo o muy en sus comienzos.
  • Puede impedir que el huevo fecundado prospere y aparece una menstruación temprana, que en realidad podría ser un aborto.
  • Las embarazadas hipotiroideas sin tratamiento están en peligro de desarrollar hipertensión o de tener un parto prematuro.
  • Las embarazadas hipotiroideas sin tratamiento están en peligro de desarrollar hipertensión o de tener un parto prematuro.
  • Los bebés de madres hipotiroideas sin tratamiento pueden no alcanzar un desarrollo intelectual completo.

¿Cómo se trata el hipotiroidismo durante el embarazo?

En presencia de un hipotiroidismo será necesario un seguimiento periódico del embarazo para que el médico pueda ajustar la dosis de reemplazo hormonal necesaria que, seguramente, aumentará con la demanda del embarazo.

Si la mujer embarazada tiene hipotiroidismo, pero sigue su tratamiento adecuadamente y el médico hace los controles periódicos, desaparece cualquier tipo de peligro y su embarazo será tan hermoso como el de cualquier mujer.

En algunas ocasiones se presenta un hipotiroidismo posterior al parto (hipotiroidismo post parto), que en el 50% de los casos se hace permanente en pocos años.

El hipotiroidismo ocurre a cerca del 4-17% de mujeres durante sus años fértiles.

¿ Cuál es el tratamiento ?

Una vez el hipotiroidismo es diagnosticado,  la madre podría recibir la terapia de reemplazo de la hormona de la tiroides.

El tratamiento es muy simple, se debe de tomar diariamente un medicamento que va a suplir en el organismo la hormona que no es producida por el Tiroides.

La dosis de reemplazo se basa en los niveles en sangre de las hormonas de la tiroides de la persona. El tratamiento es seguro y esencial para ambos: la madre y el feto. Cuando el feto nace, la investigación de rutina para los recién nacidos (tamiz neonatal) incluye los exámenes para determinar el nivel de hormonas de la tiroides.

¿Cómo afecta al bebé el hipotiroidismo?

Durante los primeros meses de embarazo, el feto depende de las hormonas de la tiroides de la madre. Las hormonas de la tiroides son esenciales para el desarrollo normal del cerebro.

La carencia de las hormonas de la tiroides maternas debida al hipotiroidismo puede tener efectos devastadores en el bebé, especialmente en el desarrollo del cerebro.

Preguntas frecuentes

Tengo hipotiroidismo, ¿Hay algo especial que yo necesite hacer ahora que estoy embarazada?

  • Ve a tu médico tan pronto como sepas que estás embarazada. Pregunta cómo planea tratar tu hipotiroidismo durante el embarazo
  • ¡Trata de no preocuparte! Con cuidado apropiado y tratamiento, usted tiene todas las posibilidades de tener un embarazo y un nacimiento sanos.
  • Toma tu medicamento de la tiroides cada día según lo indicado. Ten cuidado de no fallar ni una dosis.
  • Dependiendo del resultado de los análisis de laboratorio que tu médico te solicite, tal vez necesites cambiar la dosis de tu medicamento para el Tiroides, durante y después de su embarazo.

¿Los niveles bajos de la hormona tiroidea pueden aumentar el riesgo para el bebé de tener un bajo índice de inteligencia?

Los bebés nacidos a las madres con hipotiroidismo no tratadas durante el embarazo tienen cuatro veces más posibilidades de tener el índice de inteligencia bajo u otras dificultades en el aprendizaje.

Me preocupa tomar cualquier medicina durante el embarazo. ¿Es realmente seguro tomar mi medicación de la hormona de tiroides?

Es no sólo seguro, sino muy importante tomar tu medicación del reemplazo de la tiroides durante embarazo. Estas medicaciones (Synthroid, Levoxyl, Levothroid, Armour, o Thyrolar) substituyen a las hormonas normales que necesitas para un embarazo sano.

¿Puedo tomar esta medicación de la tiroides con mi vitamina prenatal, o con el alimento?

Las vitaminas prenatales, los suplementos del hierro, los antiácidos, y ciertos alimentos interfieren con la absorción de la hormona tiroidea por el cuerpo.

  • Toma tu medicación de la tiroides con el estómago vacío por lo menos una hora antes o dos horas después de las comidas.
  • No tomes las vitaminas o los antiácidos prenatales en el plazo de dos horas de su medicación de la tiroides. Sea constante.

Si no puedes tomar la píldora de la tiroides sin el alimento, es mejor tomarla cada día con el alimento que faltar algunos días. Si no puedes continuar con la píldora de la Tiroides debido al malestar matinal asegúrate de comunicárselo a tu médico.

¿Puedo dar pecho a mi bebé mientras que tomo la medicación de la tiroides?

Sí, la lactancia es la opción más sana para alimentar a tu bebé. Las madres continúan tomando la medicación de la tiroides y comprobando sus niveles de la tiroides de la sangre mientras dan de lactar. Con la dosis correcta, la medicación de la tiroides no dañará al bebé. Con una cantidad normal de hormona de tiroides, tu cuerpo producirá mayor cantidad de leche para tu bebé.

¿Mi bebé tendrá hipotiroidismo también?

Tan pronto como nacen, a todos los bebés se les hacen pruebas para el hipotiroidismo (Tamiz Neonatal). El hipotiroidismo es muy raro en infantes y niños. Si la enfermedad de la tiroides se trasmite genéticamente, generalmente no aparece hasta después de ser adultos.