Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

INFECCIONES VAGINALES EN EL EMBARAZO: VAGINOSIS BACTERIANA

Última actualización 20 de febrero 2018

INFECCIONES VAGINALES EN EL EMBARAZO: VAGINOSIS BACTERIANA

La Vaginosis Bacteriana (VB) es una infección vaginal causada por bacterias. En forma natural, la vagina tiene “Bacterias buenas” llamadas lactobacilos y “bacterias malas” llamadas anaeróbicas.

Normalmente existe un balance cuidadoso entre los lactobacilos y las bacterias anaeróbicas, sin embargo, cuando se interrumpe este balance, las bacterias anaeróbicas pueden incrementar su número y causar la VB.

Es la infección vaginal más común entre las mujeres de 15 a 45 años y es también muy común en las mujeres embarazadas.

La VB es, típicamente, una infección leve que puede ser fácilmente tratable con medicamentos. Sin embargo, cuando no se trata, la infección puede incrementar tu riesgo de adquirir alguna infección de transmisión sexual (ITS) y de causar complicaciones en el embarazo.

Un número importante de investigadores considera a la vaginosis bacteriana (VB) como un complejo desequilibrio microbiano, no como una infección.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA VB?

Esta infección no siempre presenta síntomas, por eso, muchas personas no saben que la tienen. A veces, los síntomas van y vienen o son tan leves que no se perciben. Aproximadamente la mitad de las mujeres afectadas no presentan ningún síntoma.

Cuando se presentan los síntomas puedes tener un flujo vaginal delgado y abundante con un fuerte olor a pescado. El flujo puede ser de color blanco, gris apagado, o verdoso. En algunos casos es incluso espumoso.

El olor a pescado es el resultado de los químicos que se producen por la bacteria causante de la VB.

La menstruación y las relaciones sexuales generalmente empeoran el mal olor. suele ser más notorio después de las relaciones sexuales porque la sangre y el semen reaccionan químicamente con la bacteria desprendiendo olores.

Puede ser que al orinar, sientas picazón o ardor alrededor del exterior de la vagina  aunque muchas personas no sienten ninguna incomodidad.

CAUSAS DE LA VAGINOSIS BACTERIANA

La VB es el resultado del crecimiento excesivo de ciertas bacterias en la vagina. Como en otras partes del cuerpo, incluyendo la boca y los intestinos, existen diferentes bacterias que habitan en la vagina. Muchas de estas bacterias protegen el cuerpo de otras bacterias que pueden producir enfermedades.

En la vagina, los Lactobacilos son las bacteria natural que sirve para luchar contra la bacteria infecciosa que se conoce como anaeróbica.

Normalmente, existe un balance natural entre los lactobacilos y los anaeróbicos. Los lactobacilos son, generalmente, una mayoría y controlan el crecimiento de los anaeróbicos.

Sin embargo, si el número de los lactobacilos se reduce, los anaeróbicos tienen oportunidad de crecer y es entonces cuando se presenta la infección vaginal por bacterias (VB).

FACTORES DE RIESGO

Los médicos no saben exactamente cuál es el factor desencadenante que produce el desbalance en las bacterias vaginales. Sin embargo, se sabe que existen ciertos factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar esta infección. Entre estos se incluye:

  • actividad sexual frecuente sin protección.
  • Múltiples compañeros sexuales.
  • Sexo oral frecuente.
  • Empleo de duchas y espermicidas.
  • Uso de antibió
  • Tratamientos hormonales.
  • Algunos anticonceptivos.

¿CÓMO SE HACE EL DIAGNÓSTICO DE LA VB?

Para hacer el diagnóstico, tu médico te preguntará acerca de tu historia médica y después te hará un examen pélvico buscando signos de infección y tomará una muestra del flujo para que pueda ser analizado en el laboratorio bajo el microscopio.

  • Verifica la acidez del flujo.
  • Detecta los olores químicos que desprenden las bacterias causantes de la VB.
  • Observa las características de las “células clave” (células que se encuentran en la vagina y están cubiertas por bacterias).
  • Cada paso del examen pélvico, permite identificar las diferentes características de las bacterias de VB.

Cuando se hace correctamente esta revisión tiene una precisión del 90%.

Además, el estudio del Papanicolaou también puede diagnosticar la VB y considerarse un diagnóstico preciso.

Una vez diagnosticada la paciente, puede ser tratada adecuadamente y su curación será del 80 al 90%

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA VAGINOSIS BACTERIANA?

La vaginosis bacterial se trata, generalmente, con antibióticos. Estos pueden venir en píldoras que tragas o en cremas o supositorios que se insertan en la vagina. Sin importar el tipo que te haya recomendado tu médico, es importante NO automedicarte y seguir sus recomendaciones hasta el fin del tratamiento.

Los medicamentos generalmente son efectivos aunque algunos de ellos pueden tener efectos colaterales como náuseas, vómitos o dolor de cabeza cuando se toman con alcohol.

Una vez que inicias el tratamiento, la infección desaparecen los primeros tres días. Sin embargo, es importante continuar con los medicamentos hasta que el médico te lo haya prescrito. NUNCA suspendas el tratamiento, esto te ayudará a prevenir que regrese la infección.

Los antibióticos acaban con las bacterias que causan la VB, pero las bacterias buenas no regresan inmediatamente para detener a las malas.

Avisa a tu medico si la infección regresa. Es probable que sea necesario que el tratamiento se alargue por algún tiempo cuando los síntomas persisten.

A diferencia de otras infecciones vaginales, no es necesario que tu pareja reciba tratamiento.

¿CÓMO PUEDE AFECTAR EL EMBARAZO LA VAGINOSIS BACTERIANA?

Las complicaciones y los riesgos para la salud si la infección por VB no es tratada puede llegar a las siguientes situaciones:

Complicaciones durante el embarazo:

Aumenta dramáticamente el riesgo de un parto prematuro, una complicación frecuente causa de la muerte del bebé.

La VB que se extiende del útero al liquido amniótico, combinado con la inflamación local del cuello uterino, son dos de las razones que potencialmente pueden causar parto prematuro.

En vista de esta evidencia el American College of Obstetricians and Gynecologists recomiendan hacer pruebas de VB a mujeres que están en alto riesgo de parto prematuro.

Se considera de alto riesgo cuando la mujer tiene antecedentes de parto prematuro, o pesa menos de 50 kilos antes del embarazo, o ambos.

La VB puede causar ruptura prematura de membranas, infección uterina después del parto y un bebé con bajo peso al nacer.

Algunos estudios relacionan esta infección con los abortos del segundo trimestre.

La VB aumenta la susceptibilidad de padecer infecciones de transmisión sexual (ITS) como la clamidia, la gonorrea, SIDA, herpes genital.

Complicaciones en mujeres que no están embarazadas:

  • La VB aumenta el riesgo de contraer la Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI), que es una inflamación del aparato reproductor femenino, que incluye el útero, las trompas de Falopio, y los ovarios.
  • La EPI puede desencadenar complicaciones como infertilidad y embarazo ectópico (el embrión se aloja en las trompas uterinas).
  • Aumenta el riesgo de Infecciones post operatorias. Las mujeres que padecen de VB tienen un riesgo más alto de padecer infecciones después de una cirugía ginecológica.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DURANTE EL EMBARAZO?

Si has sido diagnosticada de VB, te prescribirán antibióticos que se consideran seguros durante el embarazo.

Es importante que sigas el tratamiento prescrito aun si sientes que hay una mejoría. En la mayoría de los casos, esto quitará totalmente la infección en la vagina aunque, desafortunadamente, la infección puede regresar.

De hecho, casi un 30% de las mujeres tienen síntomas nuevamente casi a los tres meses. Esto es debido a que l   os antibióticos matan a la mayoría de la bacteria que causa la VB, pero no hay manera de promover el crecimiento rápido de la “buena bacteria” que es la encargada de mantener bajo control a la “mala bacteria”. Avísale de inmediato a tu médico si los síntomas reaparecen.

La mayoría de las mujeres con VB, que siguen el tratamiento llevan un embarazo perfectamente normal, más de la mitad de casos de VB en mujeres embarazadas se resuelven.

PREVENCIÓN DE LA VAGINOSIS BACTERIANA

La Vaginosis Bacteriana no siempre se puede prevenir, pero si se pueden disminuir los riesgos:

  • La VB es más frecuente en mujeres que tienen múltiples parejas sexuales y nuevas parejas sexuales y es común en las mujeres homosexuales.
  • Practicar una buena higiene:
    • Asear diariamente la zona genital, y después de orinar y defecar, limpiarse de adelante hacia atrá
    • Usar pantaletas de algodón que no queden ajustadas, esto permite que el aire fluya y se evite la humedad que favorece las infecciones.
    • Enjuagar bien el jabón del área genital después del baño de regadera y secar bien el área para prevenir la irritación.
    • Evitar los productos para la higiene íntima femenina como: sprays, jabones perfumados y duchas vaginales. Pueden alterar el delicado balance de la flora normal de la vagina, lo que favorece las infecciones.
  • El consumo de tabaco aumenta el riesgo de la VB.
  • Recuerda que durante el embarazo con mayor razón están contraindicadas las duchas.
    • Al ducharse se puede introducir aire en el saco amniótico, pasa a la circulación, y puede causar una embolia de aire (embolismo gaseoso) y puede poner en un alto riesgo la vida de la madre.
  • Evita los baños calientes y yacusi.

No sientas vergüenza si padeces de VB, se considera que el 30% de las mujeres de 14 a 49 años en algún momento han padecido de VB. ¡Atiéndete y acude a tu ginecólogo!

Quizá te interese:

 INFECCIONES VAGINALES EN EL EMBARAZO: CANDIDIASIS

 

REFERENCIAS:

Comentarios