Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Los dolores de cabeza durante el embarazo

Última actualización 13 de agosto 2013
Los dolores de cabeza durante el embarazo

Introducción

Cuando duele la cabeza, se interrumpe la actividad cotidiana, desaparecen las ganas de trabajar, de reír e incluso de relacionarse: sólo se desea estar a solas, en silencio y en completa oscuridad.

Las cefaleas, migrañas y jaquecas, distintas variantes del dolor de cabeza, pueden obedecer a muchas causas diferentes y ser completamente inofensivas o un síntoma de que algo no funciona correctamente en nuestro cerebro.

Las cefaleas, migrañas y jaquecas, distintas variantes del dolor de cabeza, pueden obedecer a muchas causas diferentes y ser completamente inofensivas o un síntoma de que algo no funciona correctamente en nuestro cerebro.

¿Cuántos tipos de dolores de cabeza hay?

Hay muchas formas de dolor de cabeza que son más frecuentes en las mujeres: la cefalea tipo tensional (por tensión), la migraña, la cefalea crónica diaria, la cefalea crónica paroxística (dolor unilateral  que se localiza en la región de la órbita del ojo o alrededor de ella y puede durar  de 2 a 45 minutos, especialmente durante la noche, se acompaña de ojos enrojecidos e hinchazón de los párpados), sin contar con los eventos menstruales y premenstruales que lo empeoran.

La cefalea tensional: Es la forma más frecuente de dolor de cabeza, algunas de las personas que presentan este tipo de cefaleas tienen también una sensación de tensión en la cabeza o en los músculos del cuello. Las cefaleas tensionales usualmente comienzan lenta y gradualmente. Con frecuencia se inician en la mitad del día.

La cefalea tensional: Es la forma más frecuente de dolor de cabeza, algunas de las personas que presentan este tipo de cefaleas tienen también una sensación de tensión en la cabeza

Quienes la sufren experimentan un dolor que dura desde minutos a días, tiene una intensidad leve o moderada, es de tipo opresivo y no empeora con la actividad física habitual.

¿Qué es la migraña?

Según el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología, la migraña es una entidad de marcado carácter familiar, consistente en ataques recurrentes de cefalea de intensidad, frecuencia y duración muy variables. Se deben a un funcionamiento anormal de los vasos sanguíneos o sistema vascular del cerebro. Las migrañas se caracterizan por lo siguiente:

  • Dolor agudo en uno o ambos lados de la cabeza (alternante)  el dolor es pulsátil o punzante que impide la actividad diaria.
  • Náuseas y/o vómitos o ambos
  • Alteración de la vista y sensibilidad a la luz y/o al sonido.
  • En menor medida pueden provocar irritabilidad, anorexia (falta de apetito), vértigos y mareos.

¿Qué es la migraña?

Las personas que padecen migrañas tienen, al parecer, vasos sanguíneos que reaccionan de forma exagerada ante diversos desencadenantes, entre los que se pueden incluir los siguientes:

  • El estrés y otras emociones
  • Fatiga
  • Destellos o luces cegadoras
  • Las condiciones climáticas
  • Ciertos alimentos

¿La migraña se hereda?

Aunque su causa es desconocida (el dolor que la produce se debe a una dilatación de las arterias situadas en el cráneo), se cree que la migraña es un trastorno con antecedentes familiares positivos.

¿Qué es la migraña menstrual?

Las cefaleas en las mujeres, particularmente las migrañas, se han relacionado con los cambios en los niveles de las hormonas femeninas durante el ciclo menstrual. Los niveles de estrógeno disminuyen bruscamente justo antes de que se inicie la menstruación y este es el momento en el que se presentan las cefaleas o migrañas.

No todas las mujeres presentan dolor de cabeza durante la menstruación, se calcula que un 15% de las mujeres tiene este problema y de ellas, un 60% empeoran sus crisis durante este periodo presentando migraña. No se escapan algunas mujeres que durante el momento de la ovulación detectan la crisis dolorosa de la cabeza o el agravamiento de algún dolor previo.

¿Qué es la migraña menstrual?

Es importante recalcar que el uso de analgésicos no controlado puede provocar cefalea por rebote.

¿Es normal la aparición de cefalea durante el embarazo?

Las cefaleas o dolores de cabeza son frecuentes en el embarazo y pueden presentarse en cualquier momento, pero tienden a ser más comunes en el primer y tercer trimestre. Es decir, hay algunas embarazadas que sólo tienen las crisis durante los primeros 3 meses del embarazo y después dejan de sufrirlas y otras que estaban bien hasta el sexto mes y entonces comienzan a sufrir las crisis.

La mayoría son dolores de cabeza tensionales o migrañas y la frecuencia  e intensidad de las crisis pueden sufrir radicales cambios, es decir, pueden aumentar de manera significativa, disminuir fuertemente o mantenerse igual. La explicación para estas variaciones tan marcadas entre las embarazadas se explica en parte por factores propios de cada mujer y en parte por los cambios hormonales (estrógenos y progesterona).

Por otro lado, hay mujeres que durante su primer embarazo sufrieron intensas jaquecas y que en el segundo o tercer embarazo no tuvieron mayores molestias, o viceversa o mujeres que en todos sus embarazos sufren de crisis frecuentes.

De esta manera, es imposible predecir quiénes tendrán embarazos con o sin migrañas.

Es importante que las mujeres consulten a su médico respecto de los dolores de cabeza que experimenten antes, durante o después del embarazo.

¿Cómo afectan las migrañas el embarazo?

La migraña en el  embarazo no pone en riesgo la vida de la madre ni la del hijo en su útero, los dolores tienen las mismas características que las de cualquier jaqueca. El problema es cómo tratarlas, ya que durante el embarazo los médicos tratarán de utilizar la menor cantidad de medicamentos posibles.

¿Cuál puede ser la causa del dolor?

Estos son algunos de los factores que se han descrito asociados al dolor de cabeza durante el embarazo:

El primero de todos: el estrés y la ansiedad. No se trata de que la mujer migrañosa esté sometida a una situación vital distinta a los demás, sino que lo que ocurre es que muestra una peor tolerancia a las situaciones reconocidas como estresantes.

Cambios hormonales: Los niveles de estrógeno y progesterona se incrementan durante el embarazo. Sobre todo el incremento de estrógenos conduce a una congestión sanguínea y vasodilatación que frecuentemente exacerba una cefalea preexistente.
Cambios metabólicos: Durante los primeros meses es frecuente una disminución de la glucosa sanguínea que induce una baja de la tensión arterial acompañada de mareos y cefalea.
Cambios hemodinámicos: el aumento en el volumen de sangre circulante (para que tú y tu bebé tengan todos los nutrientes y oxígeno necesarios, en el principio del embarazo aumentas tu volumen de sangre casi en un 50%), la vasodilatación sanguínea (debido a este aumento, las arterias se dilatan) y la baja de la presión arterial, pueden conducir a la cefalea.

Otras causas pueden ser:

  • Falta de sueño
  • Deshidratación.
  • Falta de cafeína (cuando estás acostumbrada a consumirla).

Los dolores de cabeza relacionados con el embarazo pueden desaparecer o disminuir durante el tercer trimestre cuando tu cuerpo se ha acostumbrado a los cambios hormonales. En este momento la causa puede estar más relacionada a la postura y a la tensión por cargar peso extra. Pero pueden también relacionarse a una condición inducida por el embarazo llamada Preeclampsia.

¿Qué puedo hacer para prevenir el dolor de cabeza?

Se recomienda evitar, dentro de lo posible, todo aquello que pueda desencadenar el dolor:

  • Duerme lo suficiente: Existe una clara relación del sueño con la migraña, que además abarca amplios y diversos aspectos. La variación de su ritmo, sea por exceso o por defecto, se reconoce como desencadenante de crisis. También aparece somnolencia, entre los denominados síntomas premonitorios de la migraña. Muchas son las personas que presentan, al inicio de la crisis, bostezos repetidos e incontenibles.
    • Si sufres de insomnio, no hagas siestas.
  • Nunca comas cosas nuevas porque no sabes si pueden precipitarte el dolor. El consumo de ciertos alimentos como el queso, el chocolate, tomates, cebollas, naranjas, comida de los restaurantes chinos (rica en glutamato monosódico), cafeína, cítricos, nueces y bebidas alcohólicas, contribuyen a potenciar las crisis migrañosas.
  • Mantente en un ambiente tranquilo. Evita en lo posible el estrés.
  • Haz compresión a nivel temporal (sien) con los dedos.
  • Puedes ponerte paños de agua fría en la frente y sienes. Si tu dolor de cabeza es tensional, puedes ponértelos en la base del cuello.
  • Chupa hielo para disminuir las náuseas. Hidrátate bien ya que la deshidratación puede ser causa de cefalea. Bebe lentamente para evitar la posibilidad del vómito.
  • Puedes consumir vitamina B12 como preventivo (siempre pregunta antes a tu médico).
  • Evita el calor y el sol excesivos
  • Evita los olores penetrantes y el humo del cigarrillo
  • Evita la baja del nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia): Come frecuentemente cada 2 a 3 hs. Esto te servirá para prevenir futuros dolores de cabeza. Si estás en actividad, siempre lleva contigo algo ligero para comer (galletas, fruta, un yogurt), pero evita el azúcar directa como los dulces porque esto puede hacer que tu nivel en sangre se eleve y caiga súbitamente.
  • Evita el desgaste energético exagerado: Realiza actividades físicas no extenuantes. Existe evidencia que muestra que el ejercicio regular puede disminuir la frecuencia y la severidad de las migrañas y, al mismo tiempo, el estrés que puede causar los dolores de cabeza tensionales. Si tú tiendes a tener migrañas, empieza poco a poco, el ejercicio súbito y fuerte puede desencadenar una (y no te ejercites cuando tengas dolor de cabeza porque puede incrementarse).
  • Mejora tu circulación sanguínea: Puedes hacerlo evitando las estancias prolongadas de pie o el dormir boca arriba.

¿Qué puedo hacer para quitarme el dolor de cabeza? ¿Puedo tomar analgésicos?

Si no pudiste prevenir el dolor de cabeza, todavía hay cosas que puedes hacer para que se quite y durante el embarazo seguramente vas a tratar, si es posible, con medios naturales. La mayoría de los medicamentos utilizados (analgésicos, antiinflamatorios y otros medicamentos), no se deben tomar durante el embarazo y la lactancia porque pueden causar alteraciones en el bebé o interrumpir el desarrollo normal del embarazo. Queda incluido cualquier medicamento que se haya tomado previo al embarazo, tés o tizanas de hierbas.

Antes de tomar un medicamento, podrías tratar lo siguiente:

  • Si el dolor de cabeza es causado por congestión nasal, aplica una compresa tibia alrededor de los ojos y de la nariz.
  • Si tienes un dolor de cabeza por tensión, aplica una compresa fría en la base del cuello.
    • Al aplicar compresas frías o calientes en los lados de la cabeza, los ojos y en la parte posterior del cuello, es la mejor forma para ayudar a disminuir el dolor de cabeza.
  • Mantén tu nivel de azúcar en sangre, comiendo frecuentemente.
  • Date un masaje. Masajear tus hombros y cuello es un medio efectivo para disminuir el dolor.
  • Acuéstate en un cuarto oscuro y practica respiraciones profundas.
  • Date un baño tibio en la regadera.
  • Puedes ayudarte también llevando una dieta sana en la que evites aquellos detonadores comunes entre los que se encuentran:
    • Las bebidas alcohólicas
    • Chocolate
    • Yogurt
    • Los quesos fuertes
    • Las nueces, cacahuates, etc.
    • Jamón, salami, salchichas, etc.
    • Crema agria.

Recuerda, los medicamentos no están totalmente prohibidos durante el embarazo y hay algunos analgésicos que se pueden tomar con seguridad. Siempre consulta con tu médico antes de tomar cualquier medicamento. Si tienes dolores de cabeza intensos es importante que le pidas a tu ginecólogo una interconsulta con un neurólogo para que, trabajando en colaboración con el ginecólogo, te puedan dar algún tratamiento.

Los remedios herbales NO se recomiendan durante el embarazo.

¿El dolor de cabeza puede ser un síntoma de algo más serio?

Si, la mayoría de los dolores de cabeza durante el embarazo son muy molestos, pero inofensivos. Sin embargo, en algunos casos puede ser un signo de un problema serio. Si este es el primer dolor de cabeza fuerte que se te presenta, será necesario que tu médico te haga una evaluación completa para estar segura de que no hay nada más.

En el segundo o tercer trimestre del embarazo, un dolor de cabeza puede ser un signo de preeclampsia (un síndrome inducido por el embarazo) que incluye elevación de la presión arterial, presencia de proteína en la orina y otros cambios.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Desafortunadamente, las cefaleas son algo común en un embarazo. Es probable que sientas alguna mejoría y consuelo si sigues las recomendaciones anteriores, sin embargo si el dolor persiste es importante que llames a tú médico:

  • Si estás en el segundo o tercer trimestre y es el primer dolor de cabeza que sufres el cual puede estar o no acompañado de cambios en la visión, dolor en la boca del estómago, aumento súbito de peso o hinchazón de cara o manos. El médico te medirá de inmediato la presión arterial y te hará un análisis de sangre y de orina para descartar la posibilidad de preeclampsia.
    • Si has tenido problemas con la presión arterial, llámalo aunque solamente sea un ligero dolor de cabeza.
  • Si sientes un dolor “violento y agudo” que te despierta en la noche. Un dolor que no se quita o uno que es algo que nunca habías sentido.
  • Si el dolor de cabeza se acompaña de fiebre y de cuello endurecido.
  • Si el dolor se inicia después de haberte caído o golpeado en la cabeza.
  • Si no has notado ninguna mejoría
  • Si el dolor se empeora
  • Si consideras que el dolor que tienes es diferente de otros que hayas tenido.
  • Si el dolor se acompaña de visión borrosa, súbito aumento de peso, dolor en la parte superior derecha del abdomen e hinchazón de las manos y la cara.
  • Tienes congestión nasal acompañada de dolor y presión bajo los ojos o frente o incluso dolor dental. Puede ser que tengas una sinusitis que necesite tratamiento con antibióticos.
  • Si sientes que estás forzando la vista y que el dolor de cabeza se inicia después de estar frente a la televisión o a la pantalla de la computadora, chécate con un oftalmólogo.

Aún si has tenido dolores de cabeza antes, habla con tu médico para que pueda decidir qué tipo de tratamiento es el mejor para ti durante el embarazo. Si sufres de migrañas, NO podrás tomar todos los medicamentos que tomabas antes.

No dudes en llamar a tu médico si el dolor de cabeza te preocupa.

Referencias: