Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Menstruación

Última actualización 1 de enero 2015
Menstruación

Menstruación

¿Qué es la menstruación?

La menstruación es el sangrado mensual de la mujer que fluye desde el útero, a través de la pequeña abertura del cuello uterino y sale del cuerpo a través de la vagina. También se le llama regla, período menstrual, o período.

Cuando una mujer tiene su período, está menstruando. La sangre menstrual es, en parte sangre y en parte tejido del interior del útero (matriz). La mayor parte de los períodos menstruales dura de tres a cinco días.

La primera menstruación representa la entrada a una etapa más madura de la vida de la mujer, además de señalar el inicio de su fertilidad.

¿Qué es el ciclo menstrual?

La menstruación es parte del ciclo menstrual, el cual prepara tu cuerpo para el embarazo cada mes. Un ciclo menstrual se cuenta desde el primer día de un periodo hasta el primer día del siguiente periodo. Entonces, si tienes tu período el 8 de enero y luego otra vez el 2 de febrero, tu ciclo duró 25 días (desde el 8 de enero hasta el 1 de febrero).

El ciclo menstrual promedio tiene una duración de 28 días. Los ciclos pueden oscilar de 21 a 35 días en las mujeres adultas, y de 21 a 45 días en las jovencitas. Para que se presente el ciclo menstrual, es necesario que, durante el mes, se suceda un aumento y disminución de ciertas hormonas. Se llama ciclo menstrual porque se repite periódicamente.

El tener ciclos menstruales regulares es un signo importante de que órganos importantes de tu cuerpo están funcionando normalmente. El ciclo menstrual produce hormonas para mantener tu cuerpo sano, y también prepara tu cuerpo cada mes para tener un embarazo.

Éste ciclo ocurre casi todos los meses durante varias décadas (salvo, por supuesto, cuando la mujer está embarazada) hasta que la mujer llega a la menopausia y sus ovarios ya no liberan óvulos.

¿Qué sucede durante el ciclo menstrual?

Las niñas nacen con dos pequeñas estructuras en forma de almendra llamados ovarios -uno a cada lado de su útero- los cuales están repletos de miles de óvulos. Cuando llegas a la pubertad y te estás transformando en una mujer, tus ovarios producen hormonas -especialmente estrógenos- que serán los que desarrollen tus senos y que presentes el periodo menstrual.

Cuando has madurado, la glándula hipófisis situada en tu cerebro produce unas substancias químicas (hormonas) llamadas gonadotrofinas, que le avisan al ovario, al principio de cada ciclo, que produzca estrógenos y libere un óvulo maduro.

En la primera mitad del ciclo, los niveles de estrógeno y progesterona producido por los ovarios (las “hormonas femeninas”) aumentan y trabajan juntas haciendo que el recubrimiento del útero (matriz) crezca y se engrose.

Al mismo tiempo, ayudan a madurar un óvulo de uno de los ovarios. Aproximadamente en el día 14 de un ciclo típico de 28 días, el óvulo –también por la acción de las hormonas de la hipófisis- abandona el ovario. Esto se llama “ovulación”.

Después de que el óvulo abandona el ovario, viaja a través de la trompa de Falopio hacia el útero. Si el óvulo es fertilizado por un esper­matozoide y se implanta en la pared uterina, la mujer queda embarazada. Si el óvulo no es fertilizado, se destruye.

Si no ocurre el embarazo, los niveles hormonales caen y el recubrimiento engrosado del útero se desprende y sale del útero durante el periodo menstrual. La sangre, el tejido y el óvulo sin fertilizar abandonan el útero y atraviesan la vagina para ser eliminados del cuerpo. Al terminar, se vuelve a iniciar todo el proceso, es por eso que se le llama “el ciclo menstrual”.

¿A qué edad se inicia la menstruación?

Un poco después del inicio de la pubertad en las niñas y aproximadamente dos años después de que sus senos empiezan a desarrollarse, se inicia la menstruación. La menstruación se puede iniciar de los 10 años en adelante pero generalmente se presenta alrededor de los doce años. La edad promedio de la menopausia (cuando se detienen los períodos) es de los 50 a 55 años.

Entre los 12 y los 52 años la mujer habrá tenido aprox 480 períodos o menos si se ha embarazado. El primer periodo menstrual se llama Menarca.

¿Cómo es un periodo menstrual típico?

Es posible que tu periodo no sea igual todos los meses y quizás no sea igual al periodo de otras mujeres. Los periodos pueden ser poco abundantes, moderados o abundantes y la duración del periodo también varía.

Aunque la mayoría de los periodos duran de tres a cinco días, es normal cualquier duración de dos a siete días.

Durante los primeros años después de que comienza la menstruación, es común que se presenten ciclos más largos. Con la edad, el ciclo de una mujer tiende a acortarse y a volverse más regular. La mayor parte del tiempo, los periodos se presentarán a intervalos de 21 a 45 días.

Además del sangrado, ¿qué cambios puedo esperar?

Debido a la constante variación de hormonas, tendrás una serie de cambios en el cuerpo y en tus emociones, aunque no todas las mujeres los experimentan igual e inclusive algunas nunca los sienten. Algunos de estos cambios pueden ser: sensibilidad en los senos, calambres, felicidad y energía o tristeza y enojo, aumento de peso, entre otros.

También observarás cambios en el flujo o secreciones cervicales o moco cervical (que es flujo normal y saludable). Este cambia su textura, sensación, color y cantidad durante los días del ciclo.

Generalmente, cuando termina la menstruación, uno o varios días después, muchas mujeres –pero no todas– tienen una sensación de sequedad en su vagina y ninguna secreción cervical.

El flujo vaginal

El flujo o exudado vaginal es el resultado de las secreciones de las glándulas y de las bacterias que habitan en la vagina y ayudan a que no se produzcan infecciones (microflora). Esta secreción es normal y necesaria ya que nos defiende frente a infecciones a la vez que facilita las relaciones sexuales y el embarazo.

Al igual que en otras zonas de nuestro organismo –como en la boca- la microflora nos protege de las infecciones, modulando el pH vaginal entre otras cosas. Tú eres la que mejor se conoce y, ante cambios en el olor o consistencia o cantidad de flujo, debes acudir al ginecólogo, ya que puede ser un signo indirecto de infección a nivel de la vagina, que normalmente va acompañado de comezón (prurito) vaginal.

¿Por qué puede alterarse el flujo vaginal?

Algunos factores que favorecen la aparición de alteraciones del flujo son:

  1. Situaciones que modifican el pH vaginal como pueden ser la menstruación, lavados frecuentes y algunos irritantes tales como jabones excesivamente “fuertes”.
  2. Disminución de las defensas del organismo como por ejemplo cuando estás tomando antibióticos o algunos medicamentos como corticoides y algunas enfermedades. Otras causas: diabetes y embarazo.

¿Tendré molestias durante la menstruación?

Es bastante habitual que las mujeres y chicas experimenten algunas molestias en los días previos al período. El síndrome premenstrual (SPM) incluye síntomas, tanto físicos como emocionales, que presentan muchas mujeres y chicas justo antes de sus períodos menstruales, como acné, distensión abdominal, fatiga, dolor de espalda, inflamación y molestias en los senos, estreñimiento, diarrea, antojos, depresión, irritabilidad o dificultades para concentrarse y para controlar el estrés.

Los síntomas del SPM suelen ser más intensos durante los 7 días previos al inicio del período menstrual y desaparecen en cuanto éste comienza.

¿Qué tipo de problemas tienen las mujeres con sus periodos?

A partir de la menarquia (primera menstruación) los ciclos pueden ser irregulares durante varios meses presentándose retrasos frecuentes, lo cual está dado por la inmadurez del cuerpo.

Después de la primera menstruación, el cuerpo de una chica puede tardar hasta dos años en desarrollar un ciclo menstrual regular. Durante ese tiempo, su cuerpo se irá adaptando a las hormonas que se segregan durante la pubertad.

Otras causas de retrasos pueden ser la falta de ovulación, ovulación retardada, estrés, cambio de clima, situaciones emocionales especiales, temor al embarazo y embarazo, entre otros. La mayoría de las causas son fácilmente detectables y tratables.

Las mujeres pueden tener también diferentes problemas con sus periodos, incluidos dolor, sangrado abundante y periodos ausentes.

  • Amenorrea: la falta de un periodo menstrual. Este término se utiliza para describir la ausencia de un periodo en:

o   Las mujeres jóvenes que a los 15 años todavía no han comenzado a menstruar.

o   Las mujeres que acostumbran tener periodos regulares, pero no han tenido uno durante 90 días

o   Las mujeres jóvenes que no han tenido un periodo durante 90 días, incluso si no hace mucho que comenzaron a menstruar.

Las causas pueden variar y siempre es importante hablar con un médico.

  • Dismenorrea: menstruación dolorosa, incluidos cólicos muy fuertes. Por lo general, cuando los cólicos mens­truales se presentan en jovencitas, la causa es una cantidad excesiva de una sustancia química denominada prostaglandina.

o   La mayoría de las jovencitas con dismenorrea no tienen una enfermedad grave, aunque los cólicos pueden ser fuertes.

o   Para algunas mujeres, utilizar una almo­hadilla térmica o tomar un baño caliente ayuda a aliviar sus cólicos.

o   Estos síntomas también pueden tratarse con analgésicos de venta sin receta médica, como ibuprofeno (por ejemplo, Advil®, Motrin®, Midol® Cramp),ketoprofeno (por ejemplo, Orudis® KT®) o naproxeno (por ejemplo, Aleve®).

Debes consultar con tu médico si no se alivia el dolor con estos medicamentos o si el dolor interfiere con las actividades laborales o escolares. El tratamiento depende de lo que esté causando el problema y de cuán grave sea.

  • Sangrado uterino anormal: un sangrado vaginal que es diferente de los periodos menstruales normales.

o   Este tipo de sangrado incluye periodos inusualmente largos o con un sangrado muy abundante, periodos que son muy cercanos uno del otro y sangrado entre los periodos.

o   Los cambios hormonales pueden causar periodos largos junto con ciclos irregulares. Incluso si la causa es un cambio hormonal, existen tratamientos disponibles. Estos cambios también pueden presentarse por otros problemas médicos graves.

Si se presentan estos cambios, debes consultar a un médico. El tratamiento de los sangrados anormales depende de la causa.

  • La oligomenorrea: cuando una chica se salta períodos o tiene períodos infrecuentes, a pesar de llevar un tiempo menstruando y no estar embarazada.
  • Irregularidades de la menstruación: La duración de tu período también puede variar cada mes, y es normal que entre períodos tengas un flujo vaginal lechoso cuya consistencia cambiará dependiendo de la elevación de las hormonas y de su declinación durante el ciclo menstrual.

¿Qué es el “periodo fértil”?

Una mujer puede embarazarse si tiene una relación sexual el día de la ovulación o durante los 5 días que la preceden (anteriores) y estos días se conocen como “período fértil”.

Por ejemplo: en un ciclo que dura 28 días, la ovulación, o salida de un óvulo, es alrededor del día 14 del ciclo y en ese caso se podría embarazar si tiene relaciones sexuales entre el día 9 del ciclo y el día 14. Esto puede variar mucho de un mes a otro, porque la salida del óvulo se puede adelantar o atrasar, así que nunca se sabe con total exactitud.

Se habla de “días infértiles” cuando se trata de los primeros días del ciclo menstrual que están lejos de la ovulación y desde el día que sigue a la ovulación hasta la menstruación.

¿Cómo debo cuidar mi higiene?

La higiene diaria de los genitales externos es saludable y deseable. Sin embargo hay algunos hechos que debes saber.

La limpieza después de ir al baño debe realizarse siempre de adelante hacia atrás (desde la vagina hacia el ano) para evitar arrastrar gérmenes del ano a la vagina o al aparato urinario. Así mismo, después de orinar, es aconsejable intentar secar la zona para evitar la humedad que favorece infecciones.

Durante la menstruación no existe ningún inconveniente para continuar con el mismo ritmo de higiene

Si utilizas compresas o toallas sanitarias, debes cambiarlas con cierta frecuencia para evitar la humedad.

Si se utilizan tampones, también deben cambiarse a menudo y sobretodo no olvidárselos dentro. Al inicio y final de la menstruación mejor no utilizarlos ya que resecan la vagina

Sobre la menstruación hay muchas falsas creencias. Algunas personas piensan que no pueden hacer todas sus actividades en forma normal: como hacer deporte, bañarse, nadar, comer algunos alimentos, etc. Lo cierto es que se puede hacer lo mismo que el resto de los días.

Las toallas femeninas

Las toallas femeninas y los tampones absorben la sangre durante el periodo menstrual y evitan que se te manche la ropa. Son fáciles de usar y se mantienen en su lugar gracias a unas tiras adhesivas. No la coloques muy adelante ni muy atrás porque podrías manchar la parte delantera o trasera de la ropa interior.

Si de todas maneras tienes ese problema, trata con unas toallas más largas; si se te manchan los lados, prueba una “con alas” o una que sea para flujo más intenso.

Hay muchos tipos de toallas sanitarias y es difícil saber cuál debes usar. Prueba varias, y descubre cuál te gusta. Las toallas sanitarias deben cambiarse tan frecuentemente como sea necesario, antes de que esté empapada de sangre.

No es necesario que te levantes en la noche para cambiártela, pero durante el día cámbiala cada 4 ó 5 horas o antes de ser necesario, sobre todo en los días de flujo intenso. ¡No tires al sanitario las toallas usadas ni sus envoltorios! Pueden tapar la cañería. Envuélvelas con un poco de papel sanitario y deposítalas en la basura.

Los tampones: Un tampón es un rollito apretado de algodón. Se coloca dentro de la vagina y absorbe la sangre antes de que salga del cuerpo. Te dan más libertad y hasta puedes ir a nadar.

Algunos tampones absorben más que otros, busca en que te convenga más. No uses uno que sea más absorbente de lo que necesitas porque podría ser difícil retirarlo. Los tampones deben cambiarse cada cuatro a ocho horas.

Cuando te coloques el tampón te quedará una cuerdita colgando hacia fuera. Cuando estés lista para cambiarte el tampón, simplemente tira de ella. Si te resulta difícil es probable que estés retirando el tampón demasiado pronto. Tal vez no esté lo suficientemente húmedo para deslizarse con facilidad. Vuelve a intentarlo en una o dos horas.

Durante la noche es más seguro usar una toalla sanitaria y de esa manera puedes dormir tranquila sin preocuparte del límite de ocho horas

Si utilizas un tampón de súper absorción en tus días de flujo menos abundante, tendrás un mayor riesgo de síndrome de shock tóxico (toxic shock syndrome, TSS). Este síndrome es una enfermedad poco frecuente pero algunas veces fatal.

.

El riesgo de TSS puede disminuirse o evitarse no utilizando tampones, o alternando entre tampones y toallas higiénicas durante el periodo. Lee siempre la información sobre el SST que viene en cada empaque.

¿Qué ocasiona el mal olor de la menstruación?

La menstruación tiene un olor característico que no debe ser desagradable. Si la higiene es deficiente, si la toalla higiénica se deja mucho tiempo o si hay alguna infección vaginal o uterina, el olor puede ser desagradable y en este caso es recomendable acudir al médico.

¿Qué son los cólicos menstruales?

Algunas chicas casi no tienen cólicos menstruales pero otras, los padecen casi siempre. Es un dolor sordo y continuo que puede extenderse a la espalda o bajarse a las piernas. Puedes sentirlos, en la parte baja de tu vientre,  justo antes del periodo o durante el periodo.

Son provocados por las prostaglandinas, unas sustancias químicas presentes en el organismo que hacen que se contraigan los músculos del útero para ayudar a expulsar toda la sangre y deshechos. Estas contracciones involuntarias pueden ser débiles o bien fuertes y dolorosas.

En la mayoría de los casos son leves, pero hay mujeres que tienen dolores tan fuertes que tienen que suspender sus actividades. Si el dolor te impide seguir con tu vida normal, siempre consulta a tu médico.

Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para aliviar las molestias:

  • El calor ayuda a relajar los músculos que están tensos. Si te quedas en casa colócate una almohadilla o cojín caliente
  • Puedes también darte un baño tibio para relajarte
  • Los ejercicios de estiramiento también pueden ser útiles

Encontrarás muchos medicamentos recomendados para aliviar los cólicos. NUNCA los tomes por tu cuenta o por recomendación de una amiga, algunos, como las aspirinas, no deben tomarse a tu edad. Y con otros debe cuidarse la dosis.

¿Cuándo debo consultar con el médico?

  • Si tienes 16 años de edad y todavía no has comenzado a menstruar.
  • Si la menstruación de pronto ya no se presenta.
  • Si el sangrado dura más días que de costumbre.
  • Si el sangrado es demasiado abundante.
  • Si de pronto te sientes enferma luego de usar tampones.
  • Si el sangrado aparece entre períodos (aunque sólo sean algunas gotas).
  • Si tienes dolores intensos durante la regla.

Preguntas frecuentes

Si el himen cubre la entrada de la vagina, ¿cómo se puede usar tampón?: El himen tiene uno o más orificios por donde sale la sangre de la menstruación. Pero si tienes dudas usa únicamente los más pequeños diseñados para chicas adolescentes.

Tengo 14 años pero todavía no empecé a menstruar, ¿algo anda mal en mí?: Recuerda que a algunas chicas no les llega sino hasta los 16 años, pero si estás preocupada coméntalo con tu madre y acude al médico para que te haga una revisión general.

Tengo periodos muy fuertes, no es solamente el primero o segundo día, ¿cuánto es demasiado?: Sangras demasiado si agotas una toalla o tampón -o sea, los empapas por completo- en una hora. Usa los más absorbentes y si te sigue pasando lo mismo entonces debes acudir al médico.

Los periodos no deben durar más de 10 días. Si duran más entonces también debes de consultar con tu médico.

Si después del periodo te sientes muy cansada todo el tiempo, puedes tener anemia. Esta es una enfermedad de la sangre que necesitas tratar con tu médico.

En la mitad de mi ciclo menstrual tengo mucho flujo vaginal, ¿puedo usar un tampón para eso?: NO, nunca debes hacerlo, las secreciones vaginales mantienen la vagina limpia y húmeda. Un tampón sacaría esas secreciones y entonces no podrían cumplir su función.

Referencias