Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Ovarios Poliquísticos (Síndrome del ovario poliquístico)

Última actualización 19 de Agosto 2013
Ovarios poliquísticos (Síndrome del ovario poliquístico) Parte I

Introducción

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) también llamado simplemente “Ovarios Poliquísticos”, es un desorden complejo que generalmente se inicia durante la pubertad y que afecta a las mujeres en edad reproductiva. Esta anomalía afecta a entre 5 y 10 por ciento de las mujeres en edad reproductiva y es la causa más común de infertilidad femenina.

Definición

Los ovarios son dos órganos pequeños, uno a cada lado del útero de la mujer. Los ovarios de una mujer tienen folículos (sacos pequeños llenos de líquido) que sostienen a los óvulos. Estos sacos también se llaman quistes. Cada mes, durante el periodo menstrual, la producción balanceada de hormonas provoca la maduración y liberación o expulsión de uno o más óvulos del ovario, lo cual se denomina ovulación. A medida que crece el óvulo, uno de los folículos se abre y deja que el óvulo salga y baje por los tubos de Falopio para ser fertilizado. Empieza la ovulación cuando el óvulo sale del folículo.

El SOP, antes conocido como “Síndrome de Stein-Leventhal, es una condición en la que se presentan dos –o a veces tres- de los siguientes datos:

  • Se han formado, cuando menos, 12 quistes en tus ovarios (poliquístico significa que hay muchos quistes).
  • El balance de las hormonas que produces en tus ovarios está alterado. En particular, tus ovarios producen más testosterona (hormona masculina) de lo normal.
  • No ovulas mensualmente. Algunas mujeres no ovulan nunca. En el SOP, aunque los ovarios tienen muchos folículos, no se desarrollan completamente y es por eso que la ovulación no ocurre. Si no ovulas, entonces no puedes tener menstruación.

Por lo tanto, es posible tener ovarios poliquísticos sin los síntomas típicos de esta condición y también es posible tener SOP sin tener múltiples quistes en el ovario.

 ¿Qué son las hormonas y qué pasa en el SOP?

Las hormonas son mensajeros químicos que disparan o favorecen diferentes procesos dentro de tu cuerpo incluyendo el crecimiento y la producción de energía. Muy frecuentemente, el trabajo de una hormona es servir de señal para que se libere otra hormona.

Por alguna razón, en el SOP la producción de hormonas se desequilibra y un cambio acarrea otro cambio. Por ejemplo:

  • Las hormonas sexuales se salen de balance. Tanto las mujeres como los hombres producen hormonas pero en diferentes cantidades. En las mujeres, los ovarios producen las hormonas estrógeno y progesterona, así como andrógenos (aunque a veces la gente se refiera a los andrógenos como “hormonas masculinas”, las mujeres también los producen). Estas hormonas regulan el ciclo menstrual, y la ovulación (el momento en que se libera el óvulo). En una situación normal, se pueden madurar cerca de cinco folículos en cada ciclo menstrual y uno de ellos va a permitir la salida de un óvulo en el momento de la ovulación.
  • En las mujeres que tienen síndrome de ovario poliquístico, casi se duplica el número de folículos que maduran, pero ninguno de ellos permite la salida del óvulo que permanece “enquistado” dentro del folículo. Esto se debe al aumento en la producción de andrógenos más elevadas de lo normal que interfieren en el desarrollo y la liberación del óvulo.
  • En lugar de formarse y madurar óvulos cada mes, se desarrollan quistes en los ovarios, que son bolsitas llenas de líquido. En lugar de liberarse el óvulo durante un ciclo menstrual normal, los quistes crecen y aumentan de tamaño.

 ¿Qué son las hormonas y qué pasa en el SOP?

Puesto que las mujeres con síndrome de ovario poliquístico no ovulan ni liberan un óvulo cada mes, suelen tener periodos irregulares o faltas de la menstruación.

  • El cuerpo puede tener problemas para usar la insulina que se produce normalmente (a esto se le llama resistencia a la insulina). Cuando el cuerpo no usa bien la insulina, los niveles de azúcar en la sangre se elevan y, con el tiempo, esto incrementa tu riesgo de tener diabetes.

 Síntomas

Los signos y síntomas del SOP frecuentemente se inician poco después de que la mujer tiene su primera menstruación (menarquía). Sin embargo, en algunos casos el SOP se desarrolla más tarde durante la etapa reproductiva en respuesta a, por ejemplo, una ganancia substancial de peso.

Los signos y síntomas varían de persona a persona tanto en tipo como en severidad. Para hacer el diagnóstico el médico buscará, cuando menos, dos de las siguientes características:

Un ciclo menstrual irregular: Un síntoma clave del síndrome de ovario poliquístico es tener periodos menstruales irregulares o faltas de menstruación ya que, como acabamos de mencionar, las consecuencias de esta afección sobre los ovarios pueden hacer que la mujer deje de ovular.

No obstante, dado que la adolescente puede tardar hasta dos años en presentar períodos menstruales regulares desde su primera menstruación, es difícil para el médico reconocer desde un principio este síntoma de ovario poliquístico.

Altos niveles de hormonas llamadas andrógenas (hormonas masculinas): La elevación en los niveles puede resultar en algunos signos físicos como exceso de vellos facial y en el cuerpo (hirsutismo), acné en el adulto o acné severo en el adolescente y calvicie de patrón masculino (alopecia androgénica).

 Síntomas de padecer de quistes

Sin embargo, estos signos varían dependiendo de la raza. Así que dependiendo de tu grupo étnico, puedes o no mostrar signos de exceso de andrógeno. Por ejemplo, las mujeres del norte de Europa o las asiáticas, pueden no estar afectadas.

Quistes en los ovarios por óvulos no liberados. En el ultrasonido se observan ovarios agrandados que contienen múltiples quistes. Este hallazgo por sí solo, NO confirma el diagnóstico. Para ser diagnosticada tienes que tener también irregularidades en tu menstruación o signos de exceso de hormonas androgénicas. Estos cambios pueden contribuir a la infertilidad.

 Quistes en los ovarios por óvulos no liberados.

El desequilibrio hormonal que subyace a este síndrome puede desencadenar además, otros cambios en el cuerpo de la joven, aparte de en los ovarios. Pueden también presentar:

  • Diabetes
  • Colesterol alto
  • Aumento de peso, obesidad o dificultad para mantener un peso normal, especialmente cuando este peso de más se concentra alrededor de la cintura.

Aumento de peso, obesidad o dificultad para mantener un peso normal, especialmente cuando este peso de más se concentra alrededor de la cintura.

El síndrome del ovario poliquístico puede provocar también el desarrollo de características sexuales masculinas (llamado virilización). Los síntomas abarcan:

  • Aumento del vello corporal en el pecho, el abdomen y la cara (conocido como “hirsutismo”), al igual que alrededor de los pezones.
  • Disminución del tamaño de las mamas
  • Agrandamiento del clítoris
  • Debilitamiento del cabello en la cabeza, llamado calvicie de patrón masculino
  • Engrosamiento de la voz

También se pueden presentar cambios en la piel:

  • Empeoramiento del acné
  • Marcas y pliegues cutáneos gruesos u oscuros alrededor de las axilas, la ingle, parte posterior del cuello y las mamas.

 Causas

Aunque el síndrome de ovario poliquístico se identificó por primera vez en la década de los años treinta del siglo XX, los investigadores todavía no conocen sus causas con seguridad.

Sin embargo, se sabe que es un padecimiento inherente a la persona, NO se adquiere súbitamente en algún momento de la vida. Es una condición que la mujer siempre ha tenido y siempre tendrá. Y debido a que es un problema relacionado con las hormonas de la reproducción, se empieza a manifestar hasta la adolescencia.

Las investigaciones sugieren que puede estar relacionado con un incremento en la producción de insulina. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico es posible que produzcan un exceso de insulina lo que a su vez, estimula a sus ovarios a producir un exceso de hormonas masculinas.

El síndrome de ovario poliquístico parece también darse por familias, de modo que si lo padece alguna pariente cercana, es posible que seas más proclive a desarrollarlo. Aún no hay evidencia suficiente como para decir que hay una conexión genética a esta condición.

¿Cuándo debo ver al doctor?

Visita a tu ginecólogo u obstetra si tienes irregularidades en tu menstruación como pueden ser: menstruaciones infrecuentes, menstruaciones muy prolongadas o que no se presentan. Especialmente si tienes vello excesivo en tu cara y en el cuerpo o acné.

Un diagnóstico temprano de SOP puede ayudar a reducir el riesgo de que se presenten complicaciones a largo plazo como la diabetes tipo 2, hipertensión arterial (elevación de tu presión arterial) y enfermedades del corazón.

¿Por qué las mujeres que sufren del Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) tienen problemas con su ciclo menstrual?

En el caso de las mujeres que padecen del SOP, los ovarios no producen todas las hormonas requeridas para que el óvulo madure totalmente. Puede que empiecen a crecer y acumular líquido, pero ninguno de los óvulos crece lo suficiente para ser liberado y se quedan como quistes.

Ovarios poliquísticos

Como el óvulo no crece ni sale del folículo la ovulación no empieza lo cual causa que la hormona progesterona no sea fabricada. Sin progesterona, el ciclo menstrual de una mujer puede ser irregular o incluso ausente.

Diagnóstico

El diagnóstico y el tratamiento precoz del síndrome de ovario poliquístico son fundamentales porque esta afección expone a las mujeres al riesgo de desarrollar problemas de salud a largo plazo.

La mayoría de las veces, el síndrome del ovario poliquístico se diagnostica en mujeres entre los 20 a 30 años; sin embargo, también puede afectar a las adolescentes. Los síntomas a menudo empiezan cuando se inician los períodos de una niña.

Debido a la naturaleza variable del SPO, el diagnóstico que hace el médico es por exclusión, esto quiere decir que considerará todos tus signos y síntomas y descartará otros posibles padecimientos que puedas tener. En este proceso, toma en cuenta muchos factores:

Historia clínica: El ginecólogo o endocrinólogo te preguntará sobre los síntomas o preocupaciones que tienes, tu salud en el pasado, la de tu familia, los medicamentos que tomas, las alergias que tienes y otras cuestiones. También te formulará muchas preguntas específicas sobre el período menstrual y sus irregularidades.

Además de preguntarte sobre tus antecedentes médicos, el médico te realizará una exploración física, que incluirá pesarte y medir tu altura y el abdomen y evaluar algunos signos específicos como el acné, el crecimiento del vello y el oscurecimiento de la piel en algunas zonas. Es posible que el médico lleve a cabo una exploración ginecológica para descartar otras posibles causas de tus síntomas, pero esto no siempre es necesario para hacer el diagnóstico.

Pruebas y exámenes: El médico te pedirá un análisis de sangre, que le puede ser útil tanto para diagnosticar un síndrome de ovario poliquístico u otras afecciones, como para detectar los problemas de tiroides u otras glándulas endocrinas.

Los análisis de sangre permiten medir las concentraciones de andrógenos, insulina y otras hormonas. Los resultados de estas pruebas generalmente ayudan a los médicos a determinar también el tipo de tratamiento que será necesario en cada caso.

Es probable también que te pida que te hagas algunos estudios de imagen (ecografía pélvica transvaginal). Esta es una prueba que utiliza ondas de sonido para obtener una imagen de tus órganos reproductivos (ovarios y útero) y de la vejiga (órgano donde se almacena la orina).

Típicamente, los ovarios tienen múltiples pequeños quistes alrededor de toda la periferia del ovario. A este dato se le llama “el signo del collar” debido a que los quistes están repartidos con un espacio similar entre ellos. Los quistes son una manifestación y NO una causa, es por esto que no es posible quitarlos por medio de una cirugía.

Como ya lo mencionamos, en adolescentes que tienen SOP, los ovarios pueden ser un poquito más grandes y pueden tener quistes pequeñitos.

 

Tratamiento

A pesar de que no hay una cura para el SOP, es necesario que, una vez que se ha diagnosticado sea controlado para prevenir complicaciones. El objetivo u objetivos del tratamiento se basan en varios factores que incluyen los síntomas de cada mujer, si quieres o no quedar embarazada y en disminuir los riesgos de que puedas presentar, a largo plazo, complicaciones en tu salud.

El manejo óptimo de este padecimiento debería involucrar a un equipo de médicos multidisciplinario que puedan tratar los diferentes aspectos del síndrome. En este equipo deberán incluirse: ginecólogo (que trate la infertilidad y las irregularidades en la menstruación), un endocrinólogo (que trate la resistencia a la insulina y algún otro problema hormonal), un dermatólogo (que trate los síntomas relacionados con la alta producción de hormonas androgénicas: exceso de vello y acné), un nutriólogo (que trate la obesidad) y un psicoterapeuta que ayude en los aspectos psicológicos de este síndrome.

Es posible que se tengan que conjugar varios tratamientos para lograr esto. El tratamiento puede incluir:

Modificar tu estilo de vida: El aumento de peso y la obesidad es común en las personas con síndrome del ovario poliquístico. Bajar de peso y ejercitarte puede ayudar a tratar los cambios hormonales y los problemas de salud como la diabetes, la hipertensión arterial y el colesterol alto. Bajar sólo el 10% del peso corporal puede ayudar al desequilibrio hormonal y puede facilitar el hecho de quedar embarazada.

Pastillas anticonceptivas: Si no estás tratando de quedar embarazada, el médico te puede recomendar píldoras anticonceptivas (que contienen una dosis baja combinada de estrógenos y progesterona) para hacer que los períodos menstruales sean más regulares. Tales medicamentos también pueden ayudar a reducir la producción de andrógenos (y por lo tanto, poco a poco, ayudan también a evitar el crecimiento anormal de vello y con el acné). Ten en cuenta que tus ciclos volverán a ser anormales en cuanto suspendas el medicamento.

Las opciones de eliminación permanente del vello abarcan también: electrólisis y depilación con láser (funciona mejor en cabello muy oscuro que cubra áreas grandes). Los tratamientos pueden ser caros y se pueden necesitar muchos de ellos.

Tratamiento para infertilidad: si estás tratando de embarazarte, los medicamentos que estimulan la ovulación pueden ayudar a una mujer con SOP a lograr un embarazo. Sin embargo, es necesario excluir otras causas de infertilidad en la pareja antes del tratamiento.

Cuando se trata en forma adecuada, muchas mujeres que lo padecen tienen bebés completamente sanos. Es importante tener en cuenta que algunos de estos medicamentos incrementan el riesgo de embarazos múltiples (mellizos, etc.). Otra opción es la Fertilización in Vitro pero es muy costosa.

Otros medicamentos: La metformina, un medicamento que se utiliza para tratar la diabetes, puede reducir las concentraciones de insulina en sangre. En algunas chicas con síndrome de ovario poliquístico, puede ayudar a controlar la ovulación y la concentración de andrógenos, lo cual contribuye a regularizar el ciclo menstrual.

Algunas adolescentes y mujeres de más edad que reciben un tratamiento con metformina experimentan también una pérdida de peso y una reducción de la tensión arterial.

Cirugía: cuando el médico lo considere necesario, se puede hacer una cirugía para extirpar o alterar un ovario con el fin de tratar la infertilidad. Los efectos son temporales.

Riesgo de embarazo: Existe el riesgo de quedar embarazada, si no estás tomando anticonceptivos, mantienes relaciones sexuales y quieres evitar el embarazo, deberás utilizar preservativos en cada ocasión para no quedar embarazada ni contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Esto es muy importante independientemente de que padezcas o no un síndrome de ovario poliquístico.

El SOP es una condición crónica que requiere control de por vida. No debes suspender tu esquema de tratamiento por aburrimiento o por la promesa de terapias alternativas no avaladas por la ciencia moderna

Posibles complicaciones a largo plazo

Tener el SOP incrementa el riesgo de presentar ciertas complicaciones a largo plazo, especialmente si la obesidad también está presente.

Entre ellas podemos mencionar:

  • diabetes tipo 2;
  • elevación de la presión arterial;
  • anormalidades en los niveles de colesterol;
  • elevación de la proteína C reactiva (un marcador de enfermedades del corazón);
  • síndrome metabólico (un conjunto de signos y síntomas que indican un riesgo incrementado para sufrir alguna enfermedad del corazón);
  • inflamación no alcohólica del hígado causada por acumulación de grasa en este órgano;
  • apnea del sueño;
  • sangrado anormal del útero;
  • cáncer del endometrio uterino causado por una exposición constante de esta capa interna del útero a altos niveles de estrógenos;
  • diabetes gestacional e hipertensión inducida por el embarazo en caso de que quedes embarazada.

Las mujeres con SOP tienen un riesgo mayor a padecer también cáncer de mama.

Grupos de apoyo

Si te han dicho que tienes SOP, quizás te sientas triste o frustrada. Tal vez te sientes liberada al saber que por lo menos existe una razón y tratamiento para los problemas que has venido experimentando, especialmente si ha sido difícil para ti mantener un peso normal o si tienes exceso de vello en tu cuerpo, acné o períodos irregulares.

Es importante saber que no estás sola y que mantengas una actitud positiva y que te esfuerces por llevar un estilo de vida saludable aún cuando los resultados no se presenten de manera inmediata.

Hablar con otras adolescentes y con mujeres de más edad que padecen la misma afección es una buena forma de compartir información sobre el tratamiento y de obtener apoyo. Tu médico puede recomendarte un grupo de apoyo en tu localidad.

 Pronóstico

Con tratamiento, las mujeres con síndrome del ovario poliquístico por lo regular pueden quedar embarazadas. Existe un mayor riesgo de hipertensión arterial y diabetes gestacional durante el embarazo.

 Preguntas frecuentes

¿Tener SOP significa que tengo quistes en mis ovarios?: El término “ovarios poliquisticos” significa que tienes muchos quistes pequeñitos o protuberancias dentro de tus ovarios. Algunas mujeres jóvenes con SOP tienen muchos quistes; otras sólo tienen algunos. Aunque tengas muchos de ellos, estos no son dañinos y no necesitan ser extraídos.

¿Por qué tengo manchas oscuras en la piel?

Muchas adolescentes con SOP tienen niveles elevados de la hormona insulina en su sangre. Muchas veces los altos niveles de insulina pueden producir manchas oscuras en la piel en la parte posterior de tu cuello, debajo de tus brazos o en el área de la ingle (área superior interna de los muslos).

¿Qué más necesito saber?

Es importante realizar un seguimiento regularmente con tu médico y asegurarte de tomar todos los medicamentos prescritos para regular tus períodos y disminuir el riesgo de desarrollar diabetes u otros problemas de salud. Debido a que tienes una posibilidad ligeramente alta de desarrollar diabetes, tu médico podría sugerir que te realices una prueba de sangre una vez al año o la prueba de tolerancia a la glucosa cada dos o tres años. Dejar de fumar (o nunca empezar) mejorará tu estado de salud en términos generales.

Referencias