Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Paternidad durante el embarazo

Última actualización 17 de Julio 2014
Paternidad

Introducción

La experiencia de ser papá empieza en el momento en el que naces y experimentas a tu propio padre. Años después, cuando aceptas la responsabilidad de la paternidad, inicias el viaje de la vida en el que vas a construir una relación cercana con tu hijo o hija y con su madre.

Durante los últimos 25 años, los investigadores han estudiado la transición que hacen los hombres cuando aceptan la paternidad y su propio desarrollo como padres.

¿Qué es la “paternidad”?

Es simplemente una obligación, un arte, un gozo, una frustración y un desafío.

pater01

¿Estás listo?

La vida como papá significa que tienes que adaptarte a un importante cambio en tu vida que te permitirá desarrollar lo mejor de ti en el trabajo y organizarte en el hogar. En el lado negativo, existen dificultades potenciales a lo largo de toda la vida de tu hijo y hay una gran inseguridad en los ajustes “normales” de la vida como papá. Entrar en el camino de la paternidad significa entrar a un nuevo y siempre cambiante estilo de vida.

Algunos de estos eventos pueden predecirse y tenemos tiempo para prepararnos, pero otros son completamente impredecibles. No hay necesidad de asustarse, pasemos por la tormenta conforme se vaya presentando.

El viaje hacia la paternidad

Cuando una mujer le dice a su pareja que está embarazada, la noticia se recibe generalmente con los sentimientos encontrados de felicidad y temor. El hombre ha sido educado para “llevar el control” y saber como “hacerse cargo” de las situaciones. Es atemorizante darse cuenta de que no sabemos lo que hay que hacer.

El paso más importante que deben dar los padres durante el embarazo es acompañar a su pareja durante las visitas prenatales y esto es porque ayuda a quitar el aura de desconocido al proceso del nacimiento pero, y quizás es todavía más importante, ayuda a unir a las parejas. Esto es real cuando se escucha decir a las mujeres lo mucho que significa para ellas que las acompañen y participen en las citas médicas.  Aunque el embarazo sea un camino desconocido para ambos, si sienten que van juntos, se crea un lazo especial de unión e igualmente se disminuye la ansiedad antes del parto.

Las clases de parto le ofrecen al papá una oportunidad para entender la sicología del proceso del nacimiento, el cuidado de la salud prenatal y el desarrollo del bebé. La mayoría se beneficia oyendo y viendo lo que otros padres opinan.

Poco a poco van incrementando su confianza. Pasan de las visitas mensuales a las clases de parto y finalmente al parto. Y así como los nueve meses le dan tiempo al bebé para que se desarrolle, el futuro papá está ya listo para recibir a su bebé en casa.

A través de todo el embarazo, el futuro papá ha estado considerando (conciente e inconscientemente) como hacer la transición a su nuevo papel de padre de familia. El papá sabe qué tan sorprendente y profundo es el proceso del nacimiento para la madre y, quizás, ella sabe que el cambio más importante en su vida es el viaje hacia la maternidad.

Probablemente también has considerado cuánto tiempo le quitarás al trabajo o cómo van a hacer en unión con tu pareja para lograr un balance entre el trabajo y la familia. Así como la madre se enfoca en la inmediatez del parto, el padre se dedica más bien a preparar su interrelación futura.

¿Seré capaz de cuidar a mi hijo?

Nadie nace sabiendo esto, ni siquiera la propia embarazada. Es por esto que en las clases de parto te enseñarán también cómo cambiar pañales, cómo cargar a un bebé, cómo lo alimentas y cómo le debes sacar el aire para evitar cólicos y vómitos. Te enseñarán también cómo instalar el asiento para coches y cómo preparar tu casa para evitar accidentes.

pater02

En estas clases te encontrarás con otros futuros padres que pasan por la misma experiencia y que pueden tener los mismos sentimientos y dudas. No tengas pena de preguntar todo lo que creas que necesitas aclarar.

¿Seré un buen padre?

La mayoría de los padres dicen que sus expectativas acerca de ser padre cambiaron dramáticamente poco después del nacimiento de su hijo. Estar con un bebé durante 24 horas al día, hace que los más idealistas de los padres se vuelvan, rápidamente, realistas.

Recuerda, las situaciones se van presentando en diferentes etapas y épocas. Al principio, con lo que aprendas de las clases de parto, te será más que suficiente para salir adelante. Esto es igual que cuando emprendes un nuevo papel en tu vida, el día que te casaste no sabías ser esposo y poco a poco fueron aprendiendo.

Tienes mucho tiempo antes de empezar a discutir horarios de salidas o de enseñarle a tu hijo a manejar un automóvil o discutir con él la carrera profesional que va a elegir.

¿Cómo vamos a poder sufragar los gastos?

No hay duda de que vestir, alimentar y educar a otro ser humano, cuesta dinero. Un dinero que quizás ahora lo estés gastando en otras cosas, pero puedes disminuir esta preocupación si, al nacer el bebé o desde antes, planeas y haces un presupuesto de los costos que esto significa.

Puedes iniciar un fondo educativo –cualquier cuenta bancaria- que te cubra gastos posteriores. Recuerda, hay ciertos gastos que se los pueden ahorrar, por ejemplo, que al principio si tu pareja decide darle el pecho al bebé, eso te evitaría el costo de la alimentación, igualmente, muchas familias comparten las ropas de maternidad y del bebé porque se usan muy poco tiempo y, si los cuidan, no tienen un desgaste importante.

¿Es este el final de mi independencia?

La paternidad no tiene que ser el fin de la vida divertida. Es verdad, al principio no tendrás muchas horas de sueño, pero cuando el bebé ya duerme sus horas regulares en la noche, la pareja tendrá más cosas para disfrutar tanto juntos como individualmente.

Es importante que trabajen juntos, se comuniquen e intercambien las tareas del cuidado del bebé para que cada uno de ustedes tenga lo que necesita. El intercambio de experiencias con otros padres, es muy enriquecedor y ofrece nuevos panoramas.

En los primeros años, tú mismo puedes ir aprendiendo a incluir a tu bebé en alguna de tus actividades como ver la TV, acompañarte a trabajar en la computadora o leer un libro, cuando lo tienes a tu lado sentado en su silla o carriola. Busca las sillas especiales para que los padres puedan llevar a sus hijos en las caminatas o excursiones al campo.

¿Cómo cambiará este bebé nuestra relación de pareja y vida sexual?

Durante los primeros 18 meses de la vida del bebé, muchos padres reportan una disminución en la cantidad de “tiempo de calidad” que pasan con la madre del bebé. Tanto la madre como el padre no están felices cuando sus expectativas -acerca del comportamiento de su pareja después del nacimiento de su bebé-, no se cumplen. Ambos reportan cambios en el tipo de relación y esto puede llevar a que alguno de los dos no se sienta satisfecho. Es crucial que haya una buena comunicación acerca de lo que cada uno quiere y espera para que se logre una buena relación a largo plazo.

Ustedes pueden continuar disfrutando de las relaciones sexuales durante el embarazo siempre y cuando el embarazo no sea de alto riesgo, siempre pregunta al ginecólogo cuáles son los riesgos que deban tener en cuenta. Y al igual que con cualquier otro aspecto del embarazo, es importante que tú y tu pareja se pongan de acuerdo en lo que es mejor para cada uno de ustedes.

Pero el que el sexo sea seguro durante el embarazo no significa que tu pareja quiera tener relaciones sexuales. Muchas parejas encuentran que su deseo sexual –y nivel de confort- fluctúa durante las diferentes etapas del embarazo conforme se van ajustando y acostumbrando a los cambios. De nuevo, la comunicación es la base.

Después del embarazo, la mujer experimenta enormes cambios hormonales, físicos y emocionales al mismo tiempo que está aprendiendo a ser mamá. Estos cambios de humor son difíciles de manejar –sin importar la causa- pero tu paciencia y comprensión, puede y debe ser amplia. Trata de ayudar a tu pareja a que trabaje el estrés que pueda sentir acerca de la maternidad.

Al nacer el primer hijo, verás que la relación de pareja cambia en muchos aspectos. Tu pareja ya no es sólo tu amante, sino que es también tu compañera en la crianza del bebé. El sexo en los primeros meses puede resultar a veces dificultoso y hacerlos sentir un poco preocupados al principio. El hecho de no descansar lo suficiente, que tu pareja se encuentra físicamente distinta, y de tener un “intruso” en la habitación puede cohibirlos al principio.

Trata de hablar acerca de todo lo que te preocupe acerca de su relación como pareja y resuélvanlo cuanto antes. Muchas parejas piensan, equivocadamente, que el bebé será una nueva fuerza de unión, pero un bebé NO puede solucionar una relación que tiene problemas, ese es un trabajo de ustedes dos. Y mientras más pronto lo resuelvan, más pronto te sentirás aceptando con más confianza la futura paternidad.

¿Qué voy a hacer durante la labor de parto?

No te preocupes, nadie está esperando que seas tú el que reciba al bebé al nacer ni que le cortes el cordón umbilical y, ni siquiera, que sea obligatorio estar en la sala de parto.

En las clases de parto te enseñarán acerca de las técnicas de masaje y manejo del dolor en donde estarás en la cabecera de tu pareja ayudándola mientras puja. Cuando aprendas esto, practiquen y platiquen lo que es cómodo para cada uno de ustedes.

Es muy común que tengas miedo a desmayarte, pero la verdad es que son muy pocos los que realmente pierden el sentido y, de hecho, muchos salen diciendo que hay mucha menos sangre en el proceso que la que se imaginaban.

Por supuesto, son las madres las que hacen el trabajo duro durante el parto, pero el papel del padre es básico, tu pareja sabe que tiene al lado a alguien que tratará de cubrir sus intereses y necesidades.

Es importante que, mucho antes de la fecha del parto, discutan sus preferencias acerca del manejo del dolor, qué medicamentos y tratamiento prefieren para que lo discutan con su médico. El padre será también la comunicación entre las familias de ambos que esperan el nacimiento del bebé.

En resumen

La transición de convertirte en padre, te presenta una oportunidad de aprender un nuevo papel en la vida y de experimentar el estrés y el cambio. Cada hombre tiene su propia y única historia y características de lo que él entiende acerca de lo que significa ser padre.

Recuerda que billones de hombres antes que tú, experimentaron –y sobrevivieron- la paternidad. No existe una fórmula secreta y tampoco estás supuesto a saber instintivamente como ser un buen papá. Sólo has lo mejor que puedas para prepararte para el nacimiento de tu bebé sabiendo que lo que sigue será un continuo “trabajo/entrenamiento”, en el que te ayudará el saber que junto con el nacimiento de tu bebé vienen muchos cambios tanto dentro de ti mismo como en tus relaciones con la madre de tu hijo.

Referencias

http://kidshealth.org/parent/positive/family/father.html#
http://www.dad.info/fatherhood/becoming-a-dad-life-changing/
http://fcs.tamu.edu/families/parenting/fathering/fathering_pdf/new_fathers.pd
http://espanol.babycenter.com/a5900092/ahora-soy-pap%C3%A1-las-infinitas-sorpresas-de-ser-padre
http://www.acog.org/For_Patients/Search_Patient_Education_Pamphlets_-_Spanish/Files/Guia_del_padre_para_el_embarazo
http://nacersano.marchofdimes.com/padres/como-ayudar-durante-el-embarazo.aspx