Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Salud Paterna Antes del Embarazo

Última actualización 28 de Abril 2014

Introducción

Cuando la pareja planea un embarazo, es fácil enfocarse en la salud de la madre. Sin embargo es importante que el hombre considere cambiar ciertos hábitos durante estos meses de preparación. El tema de la fertilidad, por ejemplo, no es  únicamente problema de la madre. Actualmente se sabe que la fertilidad masculina contribuye en un aproximado 50% de los casos de infertilidad.

Y de acuerdo con los Servicios de Información de la Organización de Teratología (OTIS por sus siglas en inglés),”los agentes que pueden causar defectos al nacimiento no llegan al bebé en desarrollo a través del padre como lo hacen a través de la madre”. Sin embargo, sabemos que la exposición del padre a ciertas cosas puede llevar a algunos problemas preliminares con la fertilidad y elevar ligeramente el riesgo de ciertos defectos al nacimiento.

¿Es preciso que el padre reciba atención médica antes del embarazo?

Factores tales como la exposición del padre a riesgos en su lugar de trabajo, su hábito de fumar o el consumo de alcohol pueden contribuir al mal resultado del embarazo de su pareja. Algunas exposiciones pueden afectar la habilidad del hombre para procrear un hijo al cambiar los espermatozoides.

¿Qué son los espermatozoides? Los espermatozoides (células germinales masculinas) son unas células muy especializadas del cuerpo masculino encargadas de llevar el mensaje genético a la descendencia al unirse al óvulo femenino.

Éste debe ser un proceso muy regulado para conseguir la evolución de un embrión sano. Las células germinales del hombre tienen un “epigenoma” altamente específico para desarrollar esta función y muy distinto al del resto de células y tejidos del organismo. El epigenoma es como un switch que se afecta por los cambios ambientales y está involucrado en muchas enfermedades incluyendo el cáncer y la diabetes. Influye en la forma en la que los genes se activan o desactivan y, por lo tanto, en la forma en la que transmitimos la información de la herencia.

Las causas científicas de la influencia de la salud del padre en la salud del futuro bebé, se encuentran –entonces- en el epigenoma  de los espermatozoides, es decir, en los cambios que sufren los genes en los cuales influyen la dieta y el estilo de vida de la persona. Los científicos concluyeron, por tanto, que el estilo de vida del padre puede tener una influencia directa en la salud del bebé.

Estos cambios incluyen el tamaño o forma del espermatozoide, el número de éstos que se producen o cómo funcionan. Dichos cambios pueden causar infertilidad, retraso en la posibilidad de embarazarse o pérdida prematura del embarazo de su pareja.

Si bien las investigaciones en este campo son relativamente recientes, se aconseja al padre modificar estos hábitos poco saludables antes de la concepción y consultar a su médico sobre el riesgo de exposición a sustancias nocivas.

Los hombres son menos partidarios de visitar al médico que las mujeres, como consecuencia se están negando la oportunidad de prevenir y detectar enfermedades comunes.

Si planeas ser Papá

Programa una visita con el médico de tu confianza, para que te indique los estudios de laboratorio que requieras y te realice un examen físico general, en el cual se pueden detectar enfermedades de transmisión sexual, si eres hipertenso o diabético, si tienes alguna disfunción sexual etc., e infórmale qué medicamentos tomas de rutina. Tal vez debas descontinuar algunos por ejemplo:

  • Tagamet (cimetidina) sulfasalazine o nitrofurantoin, se utilizan para el tratamiento de las úlceras, infecciones del intestino y de las vías urinarias. Estos medicamentos tienen un impacto importante en la producción de esperma y en la cuenta de espermatozoides.
  • Los Esteroides, como la prednisona, la cortisona, que son utilizados para tratar el asma, artritis y problemas en la piel, pueden afectar la fertilidad en el hombre.
  • La Quimioterapia y los rayos X pueden causar esterilidad y cambios muy significativos de calidad y cantidad en el esperma.

Investiga si en tu trabajo estás en contacto con substancias que puedan afectar tu fertilidad, por ejemplo:

  • Pesticidas, fertilizantes químicos, plomo, mercurio, cromo, ésteres de glicol y de etileno, petroquímicos, benzeno, percloroetileno, radiaciones, los cuales pueden disminuir la cantidad y la calidad de esperma y posiblemente ser causa de infertilidad o abortos consecutivos en tu pareja.

La dieta es importante

Investiga cuál es tu peso ideal y qué tipo de dieta o ejercicio te recomienda tu médico.

  • Los estudios han revelado en algunos hombres que presentan una cuenta baja de espermatozoides, se debe a la falta de Zinc. Algunos de los alimentos ricos en este elemento que podrían mejorar la fertilidad son: carnes, cereales integrales, mariscos y huevo.
  • El Selenio es otro elemento que ayuda a la fertilidad y lo encuentras en: la nuez de Brasil, carne, mariscos, hongos y cereales.
  • La vitamina E también ayuda a la fertilidad.

¿Los niveles de ácido fólico del padre influyen en sus hijos? Es bien sabido que, a fin de prevenir abortos involuntarios y defectos de nacimiento, las madres necesitan ingerir cantidades adecuadas de ácido fólico en su dieta, pero la forma en que la dieta de un padre puede influir en la salud y el desarrollo de sus hijos no había recibido casi ninguna atención.

Un estudio, publicado en Nature Communications, dirigida por la investigadora de la Universidad McGill (Canadá), Sarah Kimmins, muestra por primera vez que los niveles de ácido fólico del padre pueden ser igual de importantes para el desarrollo y la salud de sus hijos como lo son los de la madre.

De hecho, el estudio plantea que los padres deben prestar tanta atención a su estilo de vida y su dieta antes de concebir un hijo igual que las madres.

En el examen, llevado a cabo con ratones, los especialistas comprobaron que una dieta carente de ácido fólico en los progenitores daba como resultado descendientes con más problemas de varios tipos en el momento del nacimiento, como deformaciones o problemas en los huesos. El riesgo se incrementaba un 30% en relación a los casos en que la dieta era la correcta.

Un estudio a largo plazo: Los investigadores llevarán a cabo una segunda fase del estudio, en la cual tomarán en cuenta las posibles relaciones entre la dieta paterna, el exceso de peso y la repercusión futura que ambas tienen en la salud de los hijos.

Estilo de vida

Descanso adecuado de acuerdo a tu actividad física y mental, que además de favorecer todas las funciones del cuerpo favorece la calidad y cantidad de esperma.

Alcohol y otras substancias: Elimina el alcohol, el tabaco y las drogas.

  • El exceso de alcohol puede reducir los niveles de Zinc y las drogas bajan la calidad del esperma.
  • El consumo de la Marihuana disminuye la cuenta de espermatozoides y la cantidad de esperma.

A mayor edad mayor es el riesgo de desarrollar problemas de salud. Con esto en mente, los malos hábitos como el consumo de tabaco, alcohol en exceso y drogas son un riesgo más para tu salud y tu fertilidad.

Mantén tus testículos frescos: el calor de los baños Sauna, tinas calientes, baños calientes y prolongados de regadera (más de 30 min.), cojines y cobertores eléctricos, ropa interior ajustada y de materiales sintéticos, eleva la temperatura de los testículos lo cual afecta la calidad del esperma.

Deja el ciclismo una temporada: la fricción y el golpeteo que sufren los testículos durante este ejercicio, sube la temperatura y aumenta las posibilidades de que la cuenta de espermatozoides baje.

Las exposiciones paternas durante el embarazo

¿Las exposiciones paternas durante el embarazo de una mujer pueden causar malformaciones congénitas?

El padre no comparte conexiones  sanguíneas con el embarazo, así que los  medicamentos o químicos que estén en su organismo no llegan al bebé en desarrollo. Las substancias a las que el padre esté expuesto se podrán encontrar en pequeñas cantidades en el semen. No se teme que la relación sexual durante el embarazo resulte en una gran exposición a la mujer embarazada como para aumentar el riesgo de malformaciones congénitas.

Referencias