Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Sindrome Premenstrual

Última actualización 1 de enero 2015
El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) también llamado simplemente “Ovarios Poliquísticos”, es un desorden complejo que generalmente se inicia durante la pubertad

01premes

¿Qué es el síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual (SPM) es el nombre que recibe un grupo de síntomas   emocionales y físicos que podría experimentar una mujer hasta 14 días antes de tener su periodo (menstruación). Estos síntomas, por lo general, se detienen poco después de que comienza el periodo.

¿Cuándo se descubrió el síndrome premenstrual?

Los cambios de humor que acompañan el SPM lo describieron los griegos en la antigüedad. Sin embargo fue hasta el año de 1933 que estas alteraciones fueron oficialmente reconocidas por los médicos.

Este síndrome se presenta -como lo indica la palabra premenstrual antes del ciclo menstrual y puede afectar a las mujeres que menstrúan de todas las edades y con distintos antecedentes. Aunque se desconoce lo que causa el síndrome premenstrual, es posible tratar los síntomas en la mayoría mujeres.

 

El SPM ocurre más frecuentemente en las mujeres que:

  • Se encuentran entre los últimos años de sus dos primeras décadas y los primeros años de su cuarta década de vida.
  • Tienen al menos un hijo.
  • Tienen antecedentes familiares de depresión
  • Tienen una historia médica pasada ya sea de depresión posparto o un trastorno de ánimo

Síntomas premenstruales

Los síntomas premenstruales son una parte normal del ciclo menstrual. De hecho, por lo menos un 85% de las mujeres padece -al menos- de un síntoma premenstrual.

 

Existen muchos síntomas de SPM, el número y la severidad de ellos varía en cada mujer, además de que la severidad puede modificarse cada mes.

 

Algunos síntomas comunes del síndrome premenstrual son de índole emocional. Otros son físicos. Puedes ayudarle a tu médico a decidir si presentas este síndrome llevando un registro de tus síntomas, si son leves, moderados o severos. Este registro lo puedes llevar dos o tres meses y le será de gran ayuda para darte el tratamiento que necesitas

 

Para diagnosticar el síndrome premenstrual, tu médico debe confirmar la existencia de un patrón de síntomas.

Los síntomas deben:

  • Estar presentes durante los 5 días antes del periodo y por lo menos en tres ciclos menstruales consecutivos
  • Terminar al cabo de 4 días del comienzo del periodo
  • Interferir en algunas de sus actividades normales

Las mujeres con el síndrome premenstrual presentan un patrón de síntomas cada mes. A veces, estos síntomas interfieren en la vida cotidiana de la mujer.

La mayoría de las jóvenes y de las mujeres presentan síntomas una semana o dos antes de su período. Los síntomas generalmente pueden tratarse con cambios en el estilo de vida, (alimentación, horas de sueño, ejercicio, etc.) y/o medicamentos que no requieren de una prescripción médica. Si estos no son efectivos, pueden ayudar medicamentos prescritos por el médico.

 

Los síntomas mas frecuentes son:

  • Acné.
  • Dolor de espalda.
  • Abdomen hinchado.
  • Cambios en el apetito, incluido sentir antojo por determinados alimentos.
  • Estreñimiento.
  • Episodios de llanto.
  • Depresión.
  • Latidos cardíacos acelerados.
  • Sentirse irritable, tensa o ansiosa.
  • Sensación de cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Sofocos.
  • Dolor articular.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • No sentir tanto interés por las relaciones sexuales.
  • Senos sensibles al tacto e hinchados.
  • Problemas para concentrarse.
  • Problemas para dormir.
  • Manos o pies hinchados.
  • Querer estar sola.
  • Aumento de peso.
  • Diarrea

Cómo mantener un registro de síntomas
Instrucciones:

  • Anota hasta cinco síntomas que te causan molestia.
  • Al final de cada día, califica cada síntoma como leve (1), moderado (2) o intenso (3).
  • Si no tienes síntomas, deja el espacio en blanco para ese día.
  • Para la fila rotulada como “Menstruación”, escribe una “M” en la casilla para cada día que tengas sangrado menstrual.

Estos son algunos de los síntomas que puedes presentar:

Síntomas emocionales

  • Depresión,
  • Arrebatos de ira
  • Irritabilidad
  • Episodios de llanto
  • Ansiedad
  • Confusión
  • Distanciamiento social
  • Falta de concentración
  • Insomnio
  • Mayor número de siestas
  • Cambios en el deseo sexual.

Síntomas fisiológicos

  • Cambios en la sed y el apetito (deseos intensos de comer ciertos alimentos).
  • Sensibilidad en los senos.
  • Hinchazón estomacal y aumento de peso.
  • Dolor de cabeza.
  • Hinchazón de manos o pies.
  • Dolores generalizados.
  • Agotamiento.
  • Problemas en la piel.
  • Síntomas gastrointestinales.
  • Dolor abdominal.

02premes

 

Registr en blanco

03premes

¿Cual es la causa del SMP?

El ciclo hormonal también afecta los niveles de serotonina, substancia química del cerebro que regula muchas funciones, entre ellas las del estado de ánimo y la sensibilidad al dolor. Si comparamos a las mujeres que no padecen del SPM con las que si lo padecen se debe a que éstas últimas tienen niveles bajos de serotonina en su cerebro antes de su periodo.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La mejor herramienta para que tu médico pueda llegar al diagnóstico, es el diario menstrual que documentaste durante dos a tres meses sobre los estados de ánimo y las molestias físicas. Si los síntomas se presentan durante la ovulación (mitad del ciclo) y persisten hasta el inicio de la menstruación, es probable que el diagnóstico de SPM sea el correcto.

Llevar un diario menstrual no solo ayuda al médico a hacer un buen diagnóstico sino que te ayuda a conocer tu cuerpo y tú estado emocional (humores)

Una vez que entiendes el diagnóstico del SPM, seguramente podrás lidiar mejor con los síntomas

El diagnóstico del SPM puede ser complicado porque hay condiciones médicas y psicológicas que pueden tener similitud con el SPM o empeorarlo.

No existen pruebas de laboratorio que determinen si una mujer padece o no del SPM, cuando estas se realizan, son con el fin de excluir otras enfermedades que pueden confundirse con el SPM.

Problemas que se asemejan al síndrome premenstrual

Los síntomas de otras afecciones o problemas de salud que pueden ser semejantes al síndrome premenstrual o incluso superponerse a éste. Algunas de estas afecciones son

  • depresión
  • ansiedad
  • peri menopausia
  • síndrome de cansancio crónico
  • síndrome del colon irritable
  • padecimientos de la glándula tiroides
  • Edema (retención cíclica de líquidos de causa desconocida)
  • Fatiga crónica

Los trastornos de depresión y ansiedad son las afecciones más comunes que se superponen al síndrome premenstrual. Casi la mitad de las mujeres que procuran tratamiento para el síndrome premenstrual tiene uno de estos trastornos. Los síntomas de depresión y ansiedad son muy parecidos a los síntomas emocionales del síndrome premenstrual. Las mujeres con depresión, sin embargo, a menudo tienen síntomas que están presentes durante todo el mes. Estos síntomas pueden empeorar antes o durante el periodo menstrual. Tú médico detectará la presencia de una de esas afecciones si presentas síntomas del síndrome premenstrual.

Además de la depresión y ansiedad, los síntomas de otros trastornos pueden empeorar inmediatamente antes del comienzo del periodo menstrual. Algunas de las afecciones más comunes que pueden empeorar antes de la menstruación son

  • trastornos convulsivos
  • migrañas
  • asma
  • alergias

Como distinguir el SPM de otros padecimientos. Diagnóstico

La mejor señal para diagnosticar si se trata de un SPM, es el intervalo libre de síntomas que abarca desde que termina la menstruación y hasta antes de la siguiente ovulación. Si este intervalo no se presenta y los síntomas persisten durante el ciclo, es muy probable que no se trate de un SPM.

El SPM puede estar presente y, al mismo tiempo, agravar síntomas relacionados con otros padecimientos. En este caso, el médico te pedirá que te realices algunos estudios de laboratorio que le pueden ayudar a descartar otras causas de los síntomas.

En algunas ocasiones, el médico prescribirá medicamentos que bloquean la función del ovario. Si estos medicamentos alivian los síntomas tan molestos es probable que el diagnóstico sea SPM.

Si tus síntomas son intensos y se interponen en tu capacidad para trabajar o en tus relaciones personales, puedes tener lo que se ha llamado “trastorno disfórico premenstrual (TDPM)”. El TDPM es un tipo grave de síndrome premenstrual que ocurre en un pequeño porcentaje de mujeres. Sin embargo, hay tratamientos disponibles que pueden aliviar los síntomas.

Trastorno disfórico premenstrual

Una mujer tiene el TDPM si presenta cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Se siente deprimida.
  • Se siente tensa, ansiosa o “con los nervios de punta”.
  • Es temperamental o llora a menudo.
  • Está constantemente irritable y enojada hasta el punto de tener conflictos con otras personas.
  • Ha perdido el interés por lo que antes disfrutaba.
  • Tiene dificultad para concentrarse.
  • Tiene poca energía.
  • Tiene cambios en el apetito, come demasiado o siente deseos intensos de consumir ciertos alimentos.
  • Tiene dificultad para dormir o duermes demasiado.
  • Se siente abrumada.
  • Tiene síntomas fisiológicos como senos sensibles o inflamados, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones o los músculos, hinchazón abdominal y aumento de peso.

Casi siempre, los síntomas comienzan la semana antes del período de la mujer y terminan unos días después del comienzo del período. Insistimos en la importancia de llevar un registro de síntomas que le ayudará a tu médico a determinar si tienes el TDPM.

Tratamiento SPM

Si tus síntomas son de leves a moderados, a menudo se pueden aliviar haciendo cambios en el estilo de vida y la dieta. Si los síntomas del síndrome premenstrual comienzan a interferir en tu vida, puede ser buena idea procurar tratamiento médico. El tratamiento dependerá de la gravedad de los síntomas. En los casos más graves, tu médico te prescribirá los medicamentos que requieras.

Hay otros factores que pueden tener un efecto en los síntomas, por ejemplo:

Cuando duermes bien y haces ejercicio regularmente, los síntomas mejoran.

Los cambios en la nutrición y en tu estilo de vida son el primer paso.

Tu nutrición

ü  Consume carbohidratos complejos ricos en fibra, como el pan, la pasta y los cereales de trigo integral. Otros ejemplos son la cebada, el arroz integral, los frijoles y las lentejas, en lugar de pan blanco y pastas y   cereales azucarados. Pueden reducir los síntomas del estado de ánimo y los deseos intensos de consumir ciertos alimentos.

ü  Baja el consumo de azúcares y grasa. Aunque tu cuerpo te este pidiendo dulces o comida chatarra que tienen un contenido alto de grasa, limítalos porque pueden empeorar tu SPM.

ü  Los días antes de tu periodo, evita los alimentos que contengan mucha sal, ejemplo: alimentos enlatados, comida china, hot dogs, papas, piza. Bajando el consumo de sal reducirás las molestias causadas por retención de líquidos que hace tu cuerpo.

ü  Toma abundantes líquidos.

ü  Disminuye el consumo de cafeína, que contienen (refrescos, café y chocolate) esto puede ayudar a disminuir la tensión y aliviar la irritabilidad y las molestias en los senos.

ü  Trata de consumir 6 alimentos al día, porciones pequeñas en lugar de tres grandes que incluyan: proteína sin grasa, frutas , verduras carbohidratos de grano entero, incluye en cada porción pequeña de alimentos, grasas sanas como el aguacate, las almendras, el aceite de olivo, esto nivelará tus niveles de azúcar en sangre y te darán suficiente energía.

ü  ¡NO se te olvide tomar calcio! Estudios recientes han demostrado que consumir 300mg de calcio al día puede ayudar a disminuir las molestias de SPM. Esto significa que puedes tomar 4 porciones de alimentos ricos en calcio como leche fortificada o leche de soya diariamente o bien tomar tu suplemento de calcio

Tu estilo de vida

ü  Ejercicio. Las evidencias han demostrado que el ejercicio ayuda a aliviar algunos de los síntomas del SPM en mujeres jóvenes y adolescentes.

ü  La actividad física mejora tu salud y ayuda a reducir la tensión nerviosa y la ansiedad.

ü  El ejercicio libera endorfinas, estas substancias son mensajeros químicos para los nervios (neurotransmisores) y tienen que ver con el estado de ánimo, como se percibe el dolor, la retención de la memoria y el aprendizaje, además provocan un estado de euforia como la que experimentan los corredores después de un ejercicio prolongado.

ü  Practica el ejercicio aeróbico (correr, bailar, o saltar la cuerda) por 30 a 60 minutos al día de 4 a 6 veces al día.

ü  Tus horas de sueño Si eres adolescente, debes dormir 9 horas durante la noche.

ü  Trata de llevar un orden de tus actividades (sueño, ejercicio, alimentación).

ü  Trata de mantener bajo tu estrés. Programa los eventos que te estresen, una semana después de tu periodo.

ü  EVITA EL ALCOHOL. El consumo de alcohol antes de tu período puede hacerte sentir más deprimida.

ü  Evita el cigarro.

¿Cuáles son los medicamentos que pueden aliviar las molestias del SPM?

Existe una variedad de medicamentos que te pueden ayudar a mejorar las molestias del SPM:

  • Diuréticos suaves: Aumentan la producción de orina, lo que ayuda a eliminar el exceso de liquido de los tejidos del cuerpo, disminuyendo la hinchazón y mejora los malos humores. Desafortunadamente, no siempre funciona en todas las mujeres.
  • Analgésicos: Existe una variedad de medicamentos para aliviar las molestias del SPM. Generalmente se recomiendan para cólicos menstruales, dolor de cabeza y molestias en la pelvis. Los más efectivos son los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, naproxeno)
  • Anticonceptivos orales: Se prescriben frecuentemente para regular las fluctuaciones hormonales. Las nuevas pastillas anticonceptivas que tiene una formula hormonal mejorada parecen tener un mejor efecto en algunas mujeres. Las píldoras anticonceptivas que contienen la progestina drosperinone han sido aprobadas por la FDA para el tratamiento del SPM y el Trastorno disfórico premenstrual. Sin embargo, la píldora también puede provocar efectos secundarios por sí sola, y no ayuda a todas las mujeres.
  • Supresores de la función ovárica: Este tipo de medicamento se prescribe para suprimir la producción de hormonas del ovario, pero no se pueden usar por tiempo prolongado debido a que afectan la densidad de los huesos, los adelgaza causando osteoporosis.

Ø  Antidepresivos: Se utilizan mucho para tratar las alteraciones del estado de ánimo relacionadas al SPM. Parece ser que actúan aumentando los niveles de ciertos componentes químicos del cerebro llamados (neurotransmisores) que son afectados por las hormonas del ovario

Es importante saber que aún cuando estos medicamentos son útiles para tratar los problemas de estado de ánimo en algunas mujeres, no necesariamente son efectivos para tratar las molestias físicas. Frecuentemente lo que se necesita para lograr un óptimo resultado en la mejoría de las molestias del SPM, es la combinación del ejercicio, la dieta y los medicamentos

¿Las vitaminas y minerales ayudan a aliviar los síntomas?

Aunque todavía falta muchos estudios, se ha descubierto que ciertos minerales y vitaminas ayudan a mejoran los síntomas del SPM. Se ha demostrado que el calcio disminuye mucho los síntomas asociados al SPM. Asegúrate que estés tomando la dosis recomendada de (1, 300 mg ) al día de los alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.

El magnesio es otro mineral que ayuda a disminuir las molestias del SPM, (400mg) al día, vitamina B6 (100mg) al día vitamina E (400 UI al día ), pero aun falta más investigación. Consulta a tu médico y que él te recomiende cuál es el mejor para ti y en qué dosis, ya que el consumo de dosis altas de estos suplementos pueden tener efectos peligrosos y desagradables. Por ejemplo las dosis altas de magnesio pueden causar diarreas en algunas personas.

La mayoría de las mujeres pueden controlar muy bien su SPM de tal manera que no interfiera en seguir adelante con su sana y productiva vida.

Referencias