Menú

Infogen


Ir al Consultorio Virtual

Sustancias Tóxicas

Última actualización 19 de Agosto 2013
Sustancias Tóxicas

Exposición a sustancias Tóxicas Antes del Embarazo

Las parejas que están planeando su familia o están en espera de la llegada de su bebé, están seguros que mientras ellos estén en condiciones óptimas de salud, su bebé también lo estará. Desafortunadamente no es así, ya que existen muchas sustancias químicas que son tóxicas para los seres humanos, y para el bebé durante el embarazo.

Desafortunadamente existen muchas substancias en el agua, en el aire y en la comida, que afectan la salud de la mujer antes de concebir y cuando ya está embarazada.

Las mujeres particularmente hoy en día, muestran una incidencia muy alta de problemas en su salud reproductiva. El origen de los defectos de nacimiento en algunos bebés, se pudieron rastrear y se comprobó que la madre había estado expuesta durante su embarazo, a sustancias tóxicas dañinas para el bebé. No solo las mujeres se ven afectadas en su salud reproductiva, también los hombres son afectados de igual manera.

Tóxicos Ambientales y su impacto en la Salud Reproductiva

Aunque son numerosos, es importante mencionar a:

Las dioxinas: Hoy en día existen cerca de 219 productos químicos que contienen esta sustancia. La exposición a las Dioxinas, es determinante para desarrollar diferentes tipos de cáncer y problemas reproductivos como la endometriosis y otros problemas de fertilidad.

Mercurio y el plomo, que se acumulan en el organismo y posteriormente dañan al feto.

¿Cómo entran las sustancias tóxicas del medio ambiente a nuestro organismo?

Las Sustancias Tóxicas del medio ambiente, se van introduciendo en nuestro cuerpo día a día de diferentes maneras, mucho depende de la zona donde vivimos. Estas sustancias están en el aire que respiramos, la comida que consumimos, el agua, la vivienda, los pesticidas y en general los diferentes productos que consumimos: detergentes, limpiadores, gasolina, gas, insecticidas, productos de limpieza, etc.

Los envases, por ejemplo, son una fuente generadora de tóxicos perjudiciales para la salud en general. Algunos contienen una sustancia llamada Xenoestrógenos que puede tener efectos devastadores para los receptores de estrógenos del cuerpo. Los contenedores de plástico, los plásticos para cubrir la comida, las botellas de plástico de las bebidas, el conocido unicel y los productos de vinilo, pueden soltar sustancias químicas tóxicas en nuestros alimentos, con el simple hecho de haber estado en contacto con nuestra comida o cuando se utilizan recipientes que no están fabricados para aguantar las altas temperaturas del horno de microondas.

Cada persona reacciona diferente ante los efectos de las sustancias tóxicas ambiéntales y las que consumimos, depende de la edad, el sexo, lugar donde vivimos, ocupación, lugar donde trabajamos y, sobre todo, nuestro estado de salud.

¿Cómo evitar el contacto con sustancias dañinas, en especial cuando se planea un embarazo y durante?

  1. Limitar hasta donde sea posible la exposición a productos tóxicos.
    • Es importante que te informes si en el lugar donde laboras hay sustancias perjudiciales que pongan en riesgo tu salud reproductiva. Legalmente los trabajadores tienen derecho a ser informados sobre los daños que puede sufrir las mujeres embarazadas.
  2. Si planeas embarazarte evita el uso de productos con un fuerte olor o que despidan vapor, úsalos solamente en lugares muy ventilados (insecticidas, pesticidas, fertilizantes, pinturas, barnices y removedores, etc.) Es importante que siempre leas las instrucciones de uso de todos los productos de limpieza en el hogar.Evita el uso de los contenedores de plástico no aptos para el microondas. Hay quienes utilizan el envase de la margarina o de la crema para calentar, estos plásticos sueltan químicos tóxicos en la comida al recibir el calor de las microondas.
    • Trata de evitar aerosoles usando equipos rociadores
    • Nunca mezcles amoníaco con cloro, ni tampoco detergente con cloro ya que esta mezcla provoca la formación de gases tóxicos y su inhalación es peligrosa.
    • No uses líquidos limpiadores para hornos de cocina ni solventes de limpieza.
  3. Evita el uso de los contenedores de plástico no aptos para el microondas. Hay quienes utilizan el envase de la margarina o de la crema para calentar, estos plásticos sueltan químicos tóxicos en la comida al recibir el calor de las microondas.
  4. Lava las frutas y verduras, para quitarles los restos de pesticida que puedan contener, además de las bacterias.
  5. Las Microondas, el ultrasonido y las ondas de radio, no son perjudiciales para la salud.
  6. Si realizas tareas de jardinería o tareas rurales, es conveniente mantenerte alejada de sustancias plaguicidas o insecticidas ya que poseen varios tóxicos nocivos.
  7. Usa siempre guantes protectores de látex para evitar el contacto con la piel de sustancias potencialmente tóxicas.
  8. Con los repelentes de insectos utiliza sobre la piel solamente aquellos recomendados para los niños.

Recuerda que tú eres la encargada de preservar la salud del futuro bebé

  • Antes de tu embarazo y durante el mismo elimina el uso de cremas antiacné que tengan como base el ACCUTANE, porque el uso de este producto produce malformaciones congénitas.
  • Si vives cerca de talleres que usan lacas, diluyentes o pinturas basadas en plomo, evita en lo posible inhalar esos olores o pasar por ese lugar.
  • Evita oler el humo de los carros. Si tienes que estar en un lugar congestionado de tráfico, tápate la nariz y trata de no inspirar ese olor.
  • Evita fumigar en tu casa. Si necesitas deshacerte de insectos o roedores, usa venenos que no se esparzan por el aire y toma todas las precauciones del caso.
  • Evita estar presente durante las fumigaciones en tu barrio o comunidad.

No guardes en las habitaciones de tu casa pinturas, diluyentes, baterías de carro u otras sustancias tóxicas de los esmaltes y quitaesmaltes usados por tiempo prolongado durante el embarazo pueden llegar a traer alteraciones en el desarrollo de su niño o niña

La Contaminación y la Infertilidad

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 80 millones de personas en el mundo están afectadas por la infertilidad, entendida como la incapacidad de una pareja para conseguir una concepción o que su embarazo llegue a buen término tras un año o más de relaciones sexuales regulares y sin protección.

El aumento de la edad de las mujeres para quedarse embarazadas, el estrés, la contaminación ambiental y el consumo de sustancias tóxicas, son algunas de las causas del aumento de la infertilidad, que afecta física y psicológicamente a quienes la padecen.

http://www.gfmer.ch/Medical_education_En/PGC_RH_2006/pdf/Environmental_
influences_Pronczuk_2006.pdf