Año 2, No. 9 – Marzo 2015

tituloEmbarazada

¡Tú puedes prevenir una infección y ayudar a mantener a tu bebé sano!

Sigue estos simples consejos:

  1. Lávate las manos con agua y jabón lo más seguido que puedas (nunca desperdicies una oportunidad de lavártelas), especialmente cuando:
  • Acabas de ir al baño.
  • Tocaste carne cruda, huevos crudos o vegetales que no habían sido lavados.
  • Antes de preparar la comida y antes de comer.
  • Cuando hagas jardinería o toques tierra o mugre.
  • Cuando toques o acaricies a tu mascota.
  • Cuando estés con personas que están enfermas.
  • Cuando toques saliva con tus manos.
  • Cuando cuides o juegues con algún/os niño/s.
  • Cuando cambies pañales.

La piel proporciona un ambiente propicio para el desarrollo de una gran variedad de migroorganismos (gérmenes) estos pueden ser virus, hongos, parásitos y bacterias, convirtiendo nuestras manos en un foco de propagación de infecciones.

10consejos1

Si no tienes jabón y agua, entonces puedes usar un gel limpiador con base de alcohol.

  1. Trata de no compartir los cubiertos, las tazas o la comida con niños pequeños o con adultos. Lávate las manos lo más seguido que puedas cuando estás con niños, su saliva y su orina pueden contener un virus que probablemente no sea dañino para ellos pero que puede ser peligroso para ti y para tu bebé en desarrollo.

    10consejos2

  2. Cocina la carne hasta que esté bien cocida. Los jugos tienen que aclararse y no debe haber carne rosada en el centro. No es el momento de comer hot dogs (salchichas) o cualquier clase de embutidos a menos de que los calientes hasta que les salga vapor (por ejemplo, al preparar unos huevos revueltos con jamón). Todas estas carnes crudas o procesadas, pueden contener bacterias que afectan tu salud.

 10consejos3

  1. Evita la leche no pasteurizada y cualquier alimento que se prepare con ella. No es conveniente que comas quesos suaves como el “feta”, “brie”, y queso fresco a menos de que en la etiqueta digan que están preparados con leche pasteurizada. Los productos no pasteurizados pueden contener bacterias que son dañinas para tu salud.10consejos7
  2. No toques o cambies la cama de arena de los gatos, pídele a alguien que lo haga por ti. Si no tienes ayuda y es necesario que lo hagas tú, siempre usa guantes y lávate BIEN las manos al terminar. La cama de arena sucia puede contener un parásito dañino para la salud de tu bebé.10consejos4
  3. Mantente lejos de los roedores (salvajes o mascotas) y de sus desechos. Pide a un profesional en el control de las plagas que limpie tu casa o los alrededores. Pero si tienes como mascota a un roedor, por ejemplo un hámster o un conejillo de indias, pídele a alguien que te lo cuide mientras que nace el bebé. Algunos roedores puede tener un virus dañino para tu salud y, por lo tanto, para la del bebé.10consejos5
  4. Pide que te hagan análisis para saber si tienes alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS) como por ejemplo SIDA, hepatitis B, etc. Y protégete para no contraerlas. Algunas de las personas que tienen SIDA, hepatitis B u otra ETS, no se sienten enfermas, pero es importante que sepas si la tienes y que hables con tu médico acerca de la forma en la que puedes reducir las posibilidades de que tu bebé se contagie.
  5.  Habla con tu médico acerca de las vacunas. Algunas de ellas se recomienda que se apliquen antes de que te embaraces o inmediatamente después del parto. Aplicarte las vacunas en el momento correcto puede ayudarte a mantener la salud y a evitar que tu bebé se enferme gravemente o que tenga problemas de salud que lo afectarán durante toda su vida.
  6. Evita estar con personas que tienen una infección. Mantente alejada de aquellas que sabes que tienen varicela o rubéola, sobre todo si tu nunca las has padecido o si no te aplicaron la vacuna.10consejos6
  7. Pregúntale a tu doctor acerca de la infección con estreptococo Beta hemolítico. Cerca de 1 en cada 4 mujeres tienen este tipo de bacteria pero no se sienten enfermas (portadoras). Con un simple análisis de laboratorio que te realicen cerca del final de tu embarazo, se podrá saber si tú tienes ese tipo de bacteria. Si lo tienes, pregúntale a tu médico acerca de lo que tienes que hacer para evitar que tu bebé se contagie en el momento del parto.

Referencias

  • National Center for Birth defects and development disabilities.
  • CDC Centers for disease control and prevention.

Género: