Año 3 No 21 Marzo 2016

encabezado2

¿Es posible hacer cirugía en un feto?

El Dr. Rogelio Cruz Martínez, investigador clínico de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ostenta el grado de cirujano fetal, único en México con ese título de doctorado.

El Dr. Cruz Martínez inició su preparación médica a los 15 años. Egresado de la Univesidad Nacional Autónoma de San Luis Potosí, continúa sus estudios de Ginecología y Obstetricia en el Hospital Luis Castelazo Ayala (Gineco 4, IMSS) para continuar su entrenamiento clínico con el doctor Eduard Gratacós, jefe del equipo de medicina fetal del Hospital Clínic de Barcelona, España en donde obtiene, el doctorado en medicina y cirugía fetal por la Universidad de Barcelona.

“Para ser cirujano fetal es necesario tener la especialidad en ginecología y obstetricia, un doctorado en medicina fetal y haber pasado por un entrenamiento específico en cirugía fetal para completar una curva de aprendizaje”.

En 2009 fue reconocido como el joven científico del año (“Young investigator”) en el Congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Ultrasonido en Ginecología y Obstetricia (ISUOG) en Hamburgo, Alemania.

foto-2

A su regreso a México, el Dr. Cruz Martínez se ubica en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro y forma la Unidad de Investigación en Medicina y Cirugía Fetal, en donde, junto con otros especialistas del Instituto de Neurobiología de la UNAM, se constituye el primer grupo de expertos en México cuyo objetivo es  prevenir, detectar y corregir enfermedades letales en los bebés antes de nacer. El Dr. Cruz Martínez es colaborador voluntario del Consultorio Virtual de Infogen A.C.

La cirugía fetal está limitada a bebés que tienen alguna enfermedad letal y se ha determinado, médicamente, que no existe la opción de esperar al nacimiento  porque esa vida se va a perder durante el embarazo o en el momento de nacer.  La cirugía es la única posibilidad que tienen de preservar la vida antes del nacimiento.

Entre estos padecimientos podemos mencionar:

  • Embarazos monocoriales, es decir, embarazos gemelares con una sola placenta, complicados con síndrome de transfusión feto-fetal o restricción de crecimiento selectivo.
    • Debido a que los cordones umbilicales de estos gemelos están conectados a la misma placenta, presentan vasos sanguíneos que unen sus cordones umbilicales a través de ella (anastomosis vasculares. Uno de los gemelos recibe una excesiva cantidad de sangre que termina ocasionándole la muerte por fallo cardiaco.

Igualmente se incluyen:

  • Masas pulmonares (secuestro broncopulmonar, malformación adenomatoidea quística)
    • En los casos graves, la cirugía fetal (coagulación laser del vaso nutricio tumoral) es el único tratamiento capaz de evitar la muerte por fallo cardiaco, mejorar el desarrollo pulmonar y aumentar así la posibilidad de sobrevivir al nacimiento.
  • Hernia diafragmática congénita
    • En los casos graves, la cirugía fetal (oclusión traqueal fetoscópica) es el único tratamiento capaz de disminuir el riesgo de muerte neonatal al mejorar el desarrollo pulmonar.
  • Hidrotórax. Es la acumulación excesiva de líquidodentro de uno o ambos lados del tórax fetal que puede afectar a uno o ambos lados de este.
    • La excesiva cantidad de líquido afecta el desarrollo pulmonar y el funcionamiento cardiaco porque puede provocar compresión del corazón fetal y desembocar en la muerte.
    • La cirugía fetal (colocación de catéter toraco-amniótico) es la única opción para drenar el derrame de líquido y favorecer el desarrollo pulmonar y normalizar la función cardiaca fetal)
  • Afecciones urinarias (megavejiga u obstrucción urinaria fetal)
    • Es una malformación fetal caracterizada por la presencia de una obstrucción en la uretra. Esto ocasiona que el feto no sea capaz de orinar y por lo tanto se acumula la orina en la vejiga provocando su crecimiento excesivo.
    • La cistoscopia fetal es un tratamiento innovador que ha demostrado ser útil al liberar la obstrucción uretral y disminuir el riesgo de muerte o fallo renal.
  • Tumores fetales (teratoma sacrococcígeo, linfangioma cervical)
    • Cuando se asocian a anemia severa o hidrops, la cirugía fetal con coaulación laser de los vasos nutricios es la única intervención que puede evitar la muerte intrauterina de los bebés con teratoma sacrococcígeo.
    • En los casos con tumores en el cuello que comprimen la traquea fetal, la intubación traqueal intrauterina puede evitar la muerte neonatal por asfixia.
  • Cardiopatías fetales (estenosis aórtica fetal).
    • Las cardiopatías congénitas como la estenosis aórtica crítica son malformaciones cardiacas fetales que dañan el corazón y evitan su desarrollo y formación dentro del vientre materno.
    • La valvuloplastía cardíaca fetal es un procedimiento de cirugía cardíaca fetal que puede evitar la falta de desarrollo del corazón.
  • Destrucción de bandas amnióticas
    • También llamadas bridas amnióticas, son una o variasmembranas que se proyectan desde el saco amniótico al interior del vientre materno en forma de pliegues pseudofibrosos. La gravedad de una banda amniótica es muy variable depende principalmente de su localización y de si atrapan o no alguna parte fetal.
    • Con la fetoscopia, es posible destruir dichas bandas amnióticas cuando afectan alguna estructura feta

foto-1

En tres tres años y medio, el equipo multidisciplinario de la Unidad de Investigación, (integrado por el Dr. Cruz Martínez como cirujano fetal, médicos materno-fetales, una especialista en cardiología fetal, un especialista en neurología fetal, perinatólogos, un genetista perinatal, obstetras, ginecólogos, neonatólogos, cardiólogos pediatras y cirujanos pediatras), ha realizado más de 300 intervenciones exitosas, de mínima invasión con más de un 80% de supervivencia.

Además, este grupo mexicano ha logrado perfeccionar técnicas quirúrgicas muy especializadas como la ablación con láser de tumores pulmonares fetales, y se han diseñado dos nuevas intervenciones, una en el continente americano y otra en el mundo: broncoscopía fetal (obstrucción de la tráquea-bronquio) e intubación traqueal endoscópica (tumores en el cuello), respectivamente. Estas nuevas intervenciones han sido publicadas en revistas médicas científicas de prestigio internacional como “Fetal Diagnosis and Theapy”, “Ultrasound Obstetrics and Gynecology” y “Prenatal Diagnosis”.

¿Cómo se realizan estas cirugías?

Comenta el Dr. Cruz Martínez: “Las intervenciones se realizan a través del útero, con la guía de equipos de ultrasonido de alta resolución. Una vez dentro se utilizan cámaras miniendoscópicas de entre uno y 2 milímetros de diámetro para poder operan los diferentes órganos dañados del feto”.

“La anestesia a la madre es local y tiene una recuperación máxima de 24 horas”, detalló

“Se trabaja duro porque esto es una gran responsabilidad. Saber que en este momento somos los únicos que podemos realizar algunas de estas intervenciones en el país, significa que tenemos que estar disponibles cuando lo necesiten. Cada bebé que operamos  sabemos que si no se opera se perdería, moriría”
foto-5

¿A quiénes se le ofrece esta cirugía?

Gracias a que la UNAM adquirió dos equipos de ultrasonido de máxima resolución (Voluson E8) y a las aportaciones de diversas fundaciones (a través de Fundación Kristen de Querétaro) y el trabajo conjunto de médicos e investigadores, en la actualidad ha sido posible atender también, de manera gratuita, a pacientes de cualquier estatus socioeconómico, referidos de cualquier institución pública (IMSS, ISSSTE, Pemex, SSA) e incluso de otras naciones de Sudamérica como Ecuador, Perú y Costa Rica.

Así con cámaras miniatura y una aguja de 2 mm de diámetro, la medicina se vuelve un acto milagroso pues ofrece otra oportunidad. En promedio, se operan cien casos por año y la tasa de sobrevivencia es de 80 por ciento (de todas las enfermedades juntas).

¿Es necesario dar seguimiento posterior a estos bebés?

Un grupo de especialistas de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del INb (neuropediatras, neuropsicólogos, neurofisiólogos, radiólogos, terapeutas del lenguaje y aprendizaje, además de rehabilitadores, entre otros) se encarga de dar seguimiento a estos bebés después del nacimiento con el objeto de detectar factores de riesgo y ofrecer terapia para evitar secuelas neurológicas infantiles.

“Todas estas malformaciones y enfermedades fetales presentan un riesgo de daño cerebral, pero gracias a esta cirugía podemos reducir no solo el riesgo de muerte sino también el riesgo de daño cerebral grave y la mayoría de los sobrevivientes disfrutan una calidad de vida normal”, afirmó el Dr. Cruz Martínez.

 

Visión hacia el futuro

“Necesitamos fortalecer primero el diagnóstico y después cambiar la conciencia de las madres, para que, además de ir por supuesto al ginecólogo sepan que, ante cualquier riesgo, deben acudir con un experto en medicina fetal que haga una evaluación y diagnóstico y, en caso de hallar alguna enfermedad, estén al tanto de que existe una esperanza de vida gracias a la intervención fetal“, recomienda Cruz Martínez a las futuros padres de familia.

“En el futuro, esperamos no operar a un bebé, sino más bien prevenir los males desde la vida fetal”, subrayó.

Testimonios

David es el primer bebé en el continente con una intervención de broncoscopía fetal. Ante las pocas esperanzas de vida por un tumor pulmonar, Denisse, su madre, recurrió a Cruz Martínez, quien identificó que una obstrucción en uno de los bronquios del pequeño mantenía su pulmón súper crecido. Con esta cirugía se liberó ese órgano, sin tener que amputar.

Los gemelos monocoriales (cordón umbilical conectado a una misma placenta) son de los casos más frecuentes. Una de las niñas de Alejandra presentaba una restricción de crecimiento selectivo, por lo que su peso estaba por debajo de lo esperado: 400 gramos a las 25 semanas. Por medio del láser placentario se logró separar las placentas y ahora las pequeñas gozan de perfecta salud.foto-4

Amelia y Adriana

Distrito Federal

“Un día soñé que tenía dos niñas; una se llamaba Amelia y la otra Adriana. Y así les nombré”

Al inicio de mi embarazo acudí con un ginecólogo para que siguiera mi caso. En la semana trece tenía acidez y vómito constantes. Había perdido cinco kilogramos y estaba muy preocupada. Mi médico me dijo que mis síntomas eran normales pero yo seguía inquieta.

Consulté a varios especialistas. Con uno de ellos, incluso, descubrí que estaba esperando gemelas, cosa que hasta entonces desconocía. Luego de muchos estudios supimos que estaban conectadas entre sí de modo que no permitían una el crecimiento adecuado de la otra. Los médicos llaman a este padecimiento, restricción de crecimiento selectivo y las expectativas de vida son muy pocas para ambos bebés. O bien puede morir uno y nacer enfermo el otro, o morir ambos dentro del vientre materno.

A la semana 26, en un momento crucial del embarazo, el Dr. Cruz llevó a cabo una cirugía para ‘desconectar’ el vaso arterial que comunicaba a las gemelas y así  permitir que se desarrollaran correctamente.

A las 37 semanas nacieron Amelia y Adriana. Por dos semanas Amelia es la mayor; su peso fue normal y su salud no se vio afectada por su padecimiento fetal. Adriana, la menor, estuvo un par de semanas en incubadora y luego pudimos llevarla a casa. El día de hoy, mis dos hijas gozan de buena salud, acaban de cumplir tres meses y son mucho más de lo que soñé.

Información de contacto

Ubicación de Medicina Fetal México:

Hospital Star Médica Querétaro

Boulevard 4060, Blvd. Bernardo Quintana Arrioja, San Pablo, 76125 Santiago de Querétaro, Qro.
Consultorios 708 y 709

Tel. +52 (442) 195 86 32

contacto@medicinafetalmexico.com

Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México

(UNAM) campus Juriquilla, Querétaro

+52 (442) 192 61 19
+52 (442) 192 61 01

Departamento de Medicina y Cirugía Fetal

Piso 1 del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro.

Tel. +52 (442) 2919200 Ext. 2113

Contacto: Martha Becerra (asistente)

Referencias:

  • Medicina Fetal México, diagnóstico prenatal avanzado y cirugía fetal, http://www.medicinafetalmexico.com/sitio2/cirugia-y-terapia-fetal/
Género: