Estilo de Vida Saludable

Última actualización 15 de julio 2014

El embarazo  tiene un impacto en casi todos los aspectos de la vida diaria de la embarazada; es el momento más especial para seguir una vida saludable en la que evitemos todo aquello que en esta etapa pueda dañar el crecimiento del bebé.

El segundo trimestre del embarazo es sumamente importante para su desarrollo. Puedes continuar con lo que ya habías iniciado en el primer trimestre o iniciar ahora, todavía estás muy a tiempo.

Cambia tus hábitos

Deja de Fumar: el humo del cigarro contiene más de 2,500 químicos, incluyendo los compuestos de monóxido de carbono, nicotina, ácido cianhidrico, etc. La mayoría de estos, cruza la barrera placentaria y circula en la sangre del bebé.
Se ha asociado al cigarrillo con un número variado de complicaciones del embarazo, entre ellas podemos hablar de las siguientes:

  1. Fumar en las primeras etapas del embarazo aumenta las posibilidades de tener un embarazo ectópico (el bebé se implanta afuera del útero: en las trompas o en cualquier otro lugar anormal), o tener un aborto.
  2. El cigarro también aumenta al doble las posibilidades de tener alguna complicación placentaria. Estas pueden ser: placenta previa, cuando la placenta se implanta muy abajo en el útero y cubre parte del cuello o desprendimiento prematuro, cuando la placenta se separa prematuramente del útero antes del parto. Ambas pueden ser situaciones graves de riesgo para la madre y para el bebé.
  3. Se duplica el riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer, lo cual puede ser resultado de un crecimiento intrauterino lento, de un parto antes de término o de una combinación de ambos.

No ingieras bebidas alcohólicas: tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo es causa de defectos físicos y mentales al nacimiento. Aunque muchas mujeres saben que tomar bebidas alcohólicas en grandes cantidades puede dañar al bebé, muy pocas se dan cuenta de que hacerlo en forma moderada o incluso en pequeñas cantidades, también puede dañar al bebé.

  • Cuando una mujer embarazada bebe, el alcohol pasa rápidamente, a través de la placenta, hasta el cuerpo en desarrollo del bebé, el cual es incapaz de metabolizar esas cantidades de alcohol. Como resultado, el nivel de alcohol en la sangre del bebé es más elevado que el de la madre y puede permanecer así durante un período mayor. Esto puede ser la causa de algún daño permanente.

Drogas: con el uso de la cocaína en esta etapa del embarazo, se tiene el riesgo, seis veces mayor, de tener un bebé con bajo peso al nacer.

No convivas con animales: evita limpiar la caja de arena de los gatos y el contacto cercano con estos animales. Pueden transmitir el toxoplasma, que es un parásito causante de la Toxoplasmosis, enfermedad que favorece el aborto o el nacimiento de niños con problemas del sistema nervioso central.

No realices trabajos pesados: pueden ser causa de aborto.

Es importante que tomes también en cuenta

  • Radiación: evita la exposición a los Rayos X. Aunque la mayoría de los consultorios dentales tienen unos aparatos con una radiación muy baja, es mejor evitar cualquier radiación innecesaria. No te olvides de avisar al técnico que estás embarazada para que te ponga un delantal de plomo que proteja tu abdomen.
  • Aparatos electrónicos: La radiación de los aparatos electrónicos: hornos de microondas, videocaseteras, computadoras, etc. Aunque se ha descartado que estos aparatos emitan algún tipo de radiación, se sabe que emiten otro tipo de energía llamada campo electromagnético, el cual pudiera tener un efecto potencialmente dañino que NO ha sido demostrado. Se recomienda no acercarse a una distancia menor de 1 metro. Las cobijas eléctricas y los calentadores de cama pueden usarse para calentar la cama, pero es mejor apagarlas cuando se mete para evitar el sobrecalentamiento ya que se sabe que la elevación excesiva de la temperatura basal de la madre puede causar partos prematuros o defectos al nacimiento.
  • Vapores de pesticidas, limpiadores caseros y pintura: pueden ser dañinos para el bebé en desarrollo, especialmente en el primer trimestre. Mientras que esté embarazada trate de usar limpiadores que no tienen químicos y si no puede evitarlos entonces use guantes y ventile el área de trabajo tratando de no respirar los vapores.
  • Tintes de pelo y permanentes: Mientras que los tintes no se ha comprobado que causen ningún problema, se debe evitar el uso de permanentes porque no se ha comprobado si dañan o no al feto en desarrollo.
  • Estrés: existen dos fuentes principales de estrés en la mujer embarazada: los cambios corporales y emocionales secundarios a los cambios hormonales propios de la gestación y la tensión de la mujer que trabaja, dentro y fuera de casa, por mantener su nivel de desempeño. Los niveles altos de estrés durante el embarazo pueden incrementar el riesgo de parto prematuro, peso bajo al nacer y probable aborto.

Para disminuir el estrés es necesario dormir lo suficiente y tener períodos de reposo.

Aumento de peso

Mantén un peso saludable a lo largo del embarazo. Durante este trimestre, intenta ganar el peso recomendado para tu talla.

Preparación de alimentos

Pregunta cuáles son los alimentos que No debes comer durante el embarazo. Entre ellos se incluyen alimentos que contengan bacterias que puedan dañar al bebé en desarrollo como por ejemplo, ciertos tipos de pescado que tienen un contenido alto de mercurio y alimentos que pueden ser causa de alergias en el bebé.

  • Debes ser muy cuidadosa cuando prepares la comida y manejes carne cruda ya que también por este medio se puede adquirir la Toxoplasmosis.
  • Deben lavarse las manos, los utensilios, las superficies de la cocina con agua y jabón después de que haya manejado carne cruda.
  • Refrigera bien la comida.

El ejercicio

Hace no mucho tiempo los doctores solían decir a las mujeres embarazadas que estuvieran lo más tranquilas posibles En estos días sabemos que permanecer activa durante este estado te ayuda a sentir mejor, a manejar el estrés e incluso a prevenir complicaciones del embarazo como la diabetes gestacional.

Si no has estado siguiendo una rutina regular de ejercicios, te recomiendamos empezar con un programa de caminatas durante el embarazo. Sólo asegúrate de discutirlo primero con tu doctor.

No tomes medicamentos sin consultar con tu médico

Siempre pregunta a tu médico acerca de la seguridad de cualquier medicamento que te hayan recetado anteriormente y de los medicamentos o suplementos que acostumbrabas tomar.

Trabajo

Si trabajas durante el embarazo, asegúrate que no estás poniendo en riesgo la salud de tu bebé. Los trabajos donde tienes contacto con sustancias químicas, rayos X o carga de objetos pesados, no son adecuados para este momento. Procura tomarte unos momentos de descanso durante el día y cuando llegues a tu casa.

Referencias

Género: