EXÁMENES PRENATALES PRIMER TRIMESTRE

Última actualización 30 de septiembre 2020

Los exámenes prenatales son estudios que se hacen durante el embarazo para controlar la salud de la madre y del bebé.

Existen una variedad de pruebas clínicas de laboratorio relacionadas con el embarazo, desde antes del embarazo, hasta que nace el bebé.

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE ESTAS PRUEBAS?

Los exámenes prenatales forman parte de una rutina de los cuidados prenatales. Permiten detectar afecciones que pueden incrementar el riesgo de complicaciones para la madre o para el feto. Muchos de estos padecimientos pueden ser tratados durante el embarazo.

¿CUÁLES SON ESTAS PRUEBAS?

Son varias y las principales se hacen en sangre, en orina y secreciones vaginales o tejidos del cuello uterino y recto. Se realizan también otros más especializados de imagen y, en algunos casos, estudios genéticos para detectar la presencia de defectos al nacimiento en el feto.  

PRUEBAS DE LABORATORIO EN SANGRE

Con un análisis de sangre, se comprobarán cosas como las siguientes:

  • Biometría hemática. Detecta padecimientos como la anemia y diversas infecciones.
    • La primera se realiza al inicio del embarazo. 
  • Cuantificación de hormona Gonadotrofina Coriónica (HGC). (Para confirmar el embarazo).
  • Química sanguínea de 4 elementos. Detecta alteraciones en los niveles de glucosa, urea, creatinina y ácido úrico.
    • Debe hacerse al inicio del primero, del segundo y del tercer trimestre para prevenir complicaciones del embarazo.
  • Grupo sanguíneo. Detecta el grupo sanguíneo y la existencia del factor Rh en la sangre de la  madre. 
    • Se realiza al confirmar el embarazo y se hace sólo una vez para detectar una posible incompatibilidad de Rh. 
  • VDRL. Detecta enfermedades venéreas, principalmente sífilis. 
    • Orienta al médico sobre cómo manejar a la paciente y sobre el tipo de parto más conveniente.
  • Prueba para detectar VIH. Es un virus que produce el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). 
    • En el embarazo puedes recibir medicamentos para reducir en gran medida el riesgo de transmisión al bebé.
  • Perfil TORCH: detecta enfermedades infecciosas (toxoplasmosis, rubéola, citomegalovirus y herpes) 
    • Estas infecciones pueden provocar enfermedades en la embarazada y defectos  congénitos en el bebé.
    • Este estudio se solicita cuando hay factores de riesgo específicos.
  • Estudios para detectar Hepatitis B y Hepatitis C. Ambos tipos de virus pueden afectar seriamente la salud de la madre y del bebé. 

PRUEBAS DE LABORATORIO EN ORINA

  • Examen general de orina. Se realiza durante cada consulta prenatal. 
    • Se toma la primera orina de la mañana. Detecta los niveles de azúcar y proteína. 
    • Los niveles elevados de azúcar son un indicio de diabetes gestacional. 
    • La presencia de proteína en la orina indica que hay infección de las vías urinarias  o enfermedad de los riñones.
    • En el último trimestre puede ser un indicador de preeclampsia.
  • Urocultivo. Las infecciones urinarias en el embarazo son comunes  y hay  la posibilidad de un parto prematuro si no se realiza el tratamiento adecuado.
    • Se realiza cuando hay sospecha de una infección de vías urinarias, 

PRUEBAS DE LABORATORIO EN SECRECIONES VAGINALES

  • Análisis de las secreciones vaginales. Detecta infecciones por hongos y por bacterias. 
    • La vaginosis bacteriana, se asocian a los partos pre término.
  • Prueba de Papanicolaou: estudia los cambios de las células del cuello del útero, que pueden ser causados por el  virus de papiloma humano.
    • Indican riesgo de cáncer o un cáncer ya existente. 
  • Detección de Clamidia y Gonorrea: Se puede hacer aprovechado la muestra del Papanicolaou y haciendo un cultivo. 
    • Ambas infecciones pasan inadvertidas porque no dan síntomas.
    • Afectan a la madre, al bebé y a la pareja cuando no son tratadas.

ESTUDIOS DE IMAGEN

  • Ultrasonido básico. Puede ser vaginal o sobre el abdomen. 
    • Determina la edad del feto, un embarazo múltiple, el crecimiento y tamaño fetal, e identifica defectos o malformaciones. 
    • Se recomienda realizarlo una vez por trimestre.

PRUEBAS DE DETECCIÓN DE DEFECTOS AL NACIMIENTO

Las pruebas de detección del primer trimestre son una combinación de pruebas de ultrasonido fetal y análisis de sangre materna. El proceso de detección puede ayudar a determinar el riesgo de que el feto tenga ciertos defectos de nacimiento. 

  • Idealmente se hacen entre la semana 10 y 20 del embarazo.
  • Las pruebas de detección pueden usarse solas o en combinación con otras pruebas.
  • Cualquier alteración en ellas indica anormalidades en el feto y/o en el embarazo. 

¿CUÁLES SON ESAS PRUEBAS DE DETECCIÓN?

Entre ellos se incluyen los siguientes:

  • Pruebas de suero maternal (sangre). Las pruebas en sangre miden sustancias encontradas en la sangre de las mujeres embarazadas:
    • Proteína plasmática asociada con el embarazo (PAPP-A) proteína producida por la placenta a principios del embarazo. 
    • Gonadotropina coriónica humana (hCG) hormona producida por la placenta a principios del embarazo. 
    • Los niveles anormales de ambos marcadores se asocian con un mayor riesgo de anormalidad cromosómica.  
  • Ultrasonido (Marcador ecográfico). 
    • Por medio del ultrasonido se hace un estudio llamado translucencia nucal, que mide el grosor de la parte posterior del cuello del feto. 
    • Un aumento de este espacio podría ser un indicio de síndrome de Down, trisomía 18 u otro problema.

INTERPRETACIÓN DE LOS DATOS

Los resultados de la evaluación de translucencia nucal se combinan con los análisis de sangre y la edad de la madre para determinar el riesgo del feto. Si los resultados de estas pruebas de detección del primer trimestre son anormales, se recomienda asesoramiento genético.

  • Pueden ser necesarias otras pruebas como muestras de vellosidades coriónicas, amniocentesis, ADN fetal libre para un diagnóstico preciso.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

A las mujeres con un riesgo mayor de tener un bebé con síndrome de Down, u otra anormalidad cromosómica, se les ofrecerán otras pruebas de diagnóstico: 

  • Examen de ADN libre: En este análisis de sangre se examina el ADN fetal presente en la sangre de la madre. 
    • Se hace para ver si el feto está en riesgo de tener un trastorno cromosómico y se puede hacer a partir de la semana 10 del embarazo. 
  • Biopsia de Vellosidades Coriónicas. Se realiza entre las semanas 10 y 13 del embarazo. 
    • Consiste en tomar una muestra de tejido de la placenta. 
    • Este tejido tiene el mismo material genético que el feto. Se examina para detectar anomalías cromosómicas y otros problemas genéticos. 

RECOMENDACIONES

Para entender qué estudios son adecuados ti, habla con tu médico sobre los exámenes prenatales que te recomendó, sobre sus riesgos y beneficios y sobre qué pueden indicar y qué no. Si tienes alguna duda, escribe al consultorio virtual donde médicos especialistas te responderán a la brevedad. 

REFERENCIAS

Género: