Los ojos de los niños

Es raro que los niños se quejen de su visión, pero generalmente ellos mismos, con su comportamiento, nos muestran que hay un problema. Por ejemplo: se sientan cerca de la TV, se frotan con frecuencia los ojos, sostienen los objetos cerca de su cara, parpadean mucho, etc.

shutterstock_203676625-copia

Si crees que tu hijo tiene problemas de visión, llévalo de inmediato a revisión con un oftalmólogo y repite esta visita cuando menos cada dos años.

shutterstock_350866988

Es importante detectar si tu hijo tiene una visión reducida en un ojo (o incluso en los dos ojos) porque es difícil que el niño se de cuenta de esto y los padres, generalmente, tampoco.

Lo recomendable es que todos los niños, entre los 3 y 6 años de edad, asistan con un oculista para que los revise. Son muchos los problemas que puedes resolver y prevenir. Mientras más temprano, mejores serán los resultados.

shutterstock_138145127

El niño NO tiene que saber leer para que le hagan la revisión, existen pruebas y equipo apropiado para cada edad.

El examen de los ojos NO duele. A veces será necesario ponerle unas gotas para verificar si necesitan anteojos y que la parte de atrás de sus ojos está sana. Si este es el caso, el médico te lo explicará antes.

 

Género: