Persistencia del Conducto Arterial (PCA)

Última actualización 17 de junio 2019

Antes de que nazca el bebé, la sangre del feto no necesita ir a los pulmones para ser oxigenada. El conducto o ducto arterioso es una abertura constante (vaso sanguíneo) que existe entre los dos vasos sanguíneos principales que salen del corazón: aorta y arteria pulmonar.

Es una parte esencial del sistema circulatorio del bebé antes de nacer y su función es permitir que la sangre que sale del corazón izquierdo no vaya a los pulmones ya que durante el embarazo, el bebé recibe el oxígeno de la circulación de la madre.

Sin embargo, cuando el bebé nace, es necesario que la sangre se oxigene en los pulmones y por eso, después del nacimiento (minutos o hasta días) este vaso debe de cerrarse como parte de los cambios normales que ocurren en la circulación del recién nacido.

A mayor tamaño del conducto, mayor cantidad de sangre que pasa al pulmón, mayor presión y sobrecarga pulmonar y del corazón ¿Cuánto tiempo podrán resistir estos dos importantes órganos ésta sobrecarga? Todo dependerá de que se haga un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Si el conducto arterial no se cierra totalmente, la sangre puede brincarse este paso necesario para la circulación. Es en este caso cuando se dice que el bebé tiene un PCA.

En algunos casos, se ha observado que la PCA acabará cerrando por si sola cuando el niño tenga aproximadamente un año. Si permanece abierta durante más tiempo, puede causar un flujo excesivo de sangre hacia los pulmones.

Es mucho más probable que haya problemas si la PCA es de gran tamaño.

¿QUÉ OCURRE EN UNA PERSISTENCIA DEL CONDUCTO ARTERIOSO?

Un conducto arterioso es un vaso sanguíneo normal que conecta dos arterias principales, la aorta y la pulmonar, y transporta sangre hacia el exterior del corazón.

En el feto, permite que la sangre no pase por los pulmones. El feto no respira aire durante el embarazo y, por eso, la sangre no necesita pasar por los pulmones para ser oxigenada.

Después del nacimiento, la sangre necesita ser oxigenada en los pulmones y, normalmente, el conducto arterioso deja de ser necesario y suele estrecharse y cerrarse rápidamente, generalmente en los primeros días de vida.

Si el conducto arterioso no se cierra, aparece la persistencia del conducto arterioso (PCA)el cual permite que la sangre oxigenada destinada al cuerpo, retorne a los pulmones.

Qué tan bien puedan compensar los vasos sanguíneos de los pulmones este incremento en el volumen sanguíneo, dependerá de qué tan grande es la PCA y de cuánta sangre de la aorta pueda pasar a través de este vaso.

Un aumento en el volumen puede causar un aumento en la presión de los vasos pulmonares, una condición denominada “hipertensión pulmonar”.Mientras más grande sea el incremento del volumen sanguíneo, mayor será el daño causado a los pulmones y al corazón.

Igualmente, como la sangre se bombea a una presión elevada a través del ducto arterial persistente, la mucosa de la arteria pulmonar puede irritarse e inflamarse y las bacterias que circulan en el torrente sanguíneo pueden facilmente infectar esta área dañada causando lo que conocemos como “endocarditis bacterial”.

La sangre extra que fluye hacia los pulmones a través de la persistencia del ducto, incrementa la carga de trabajo del corazón y puede llevar a “insuficiencia cardiaca”y otras complicaciones.

La Persistencia del Conducto Arterioso (PCA), se puede presentar como un defecto único o en bebés que tengan otros defectos congénitos de corazón y ocupa el sexto lugar dentro de las cardiopatías congénitas más comunes.

En aquellos bebés que nazcan con otros problemas cardíacos que reducen el flujo sanguíneo entre el corazón y los pulmones o bien el flujo de sangre oxigenada hacia el resto del cuerpo, la PCA, en el fondo, les puede ayudar y sus médicos les pueden recetar medicamentos para mantener abierto ese conducto.

La PCA se considera como una malformación congénita del corazón de tipo NO cianótica. La “cianosis”, es una condición en la cual la piel, las mucosas y las uñas, presentan un color azulado, amoratado. La cianosis puede o no estar presente en las cardiopatías congénitas.

CAUSAS

De ordinario se desconoce la causa. Pero generalmente no es una condición que se herede de los padres y ciertamente en ningún caso es culpa de ellos.El bebé puede tener otros defectos del corazón además de la PCA.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para tener un conducto arterial persistente son los siguientes:

  • Nacimiento prematuro.El conducto arterial persistente se produce con mayor frecuencia en los bebés que nacieron demasiado pronto que en aquellos que nacieron a término.
  • Antecedentes familiares y otras afecciones genéticas.Los antecedentes familiares de defectos cardíacos y otras afecciones genéticas, como el síndrome de Down, aumentan el riesgo de tener un conducto arterial persistente.
  • Infección de la rubéola durante el embarazo.Si contraes rubéola o sarampión durante el embarazo, aumenta el riesgo de que tu bebé tenga defectos cardíacos. El virus de la rubéola atraviesa la placenta y se propaga a través del sistema circulatorio del bebé, lo que daña los vasos sanguíneos y los órganos, incluido el corazón.
  • Nacer a una altura elevada.Los bebés que nacen a más de  3048 m sobre el nivel del martienen mayor riesgo de presentar un conducto arterial persistente que los bebés que nacen en alturas más bajas.
  • Ser mujer.El conducto arterial persistente es dos veces más frecuente en las niñas.

SÍNTOMAS

Los síntomas del conducto arterial persistente varían según el tamaño del defecto y si el bebé nació a término o de forma prematura. Es posible que, si el conducto arterial persistente es pequeño, no cause signos ni síntomas y no se detecte durante un tiempo, incluso hasta la adultez.

El médico de tu bebé puede sospechar primero de un defecto cardíaco durante un control regular después de escuchar un soplo cardíaco mientras ausculta el corazón de tu bebé con un estetoscopio.

Cuando el defecto es de gran tamaño, los síntomas aparecen pronto, a las 4-5 semanas de vida, con dificultad respiratoria durante las tomas en el bebé, puede contraer pulmonía fácilmente y su desarrollo es lento.

En la exploración física de estos niños, a veces el médico observa signos de insuficiencia cardiaca.

La PCA puede ser difícil de diagnosticar en los bebés prematuros porque a veces deben estar conectados a un respirador mientras se desarrollan los pulmones. El respirador puede ocultar una PCA. En el prematuro con persistencia del conducto arterioso, la insuficiencia cardiaca puede aparecer en el nacimiento.

Un conducto arterial persistente grande que se encuentra durante la infancia o la niñez puede causar lo siguiente:

  • Mala alimentación, que causa un crecimiento deficiente
  • Sudoración al llorar o al comer
  • Respiración acelerada o dificultad para respirar persistentes
  • Cansancio fácil
  • Frecuencia cardíaca acelerada

Debido al aumento de flujo de sangre, puede presentarse elevación de la presión en las arterias pulmonares y si esto persiste, puede dañarse permanentemente los vasos sanguíneos pulmonares y aumentar el riesgo de endocarditis (inflamación por infección de la pared interna del corazón).

Durante la adolescencia, el riesgo de endocarditis (inflamación por infección de la pared interna del corazón) es mayor que el de la insuficiencia cardiaca, debido a que la presencia del flujo sanguíneo turbulento inflama las paredes íntimas de estos dos grandes vasos sanguíneos y se facilita la invasión y proliferación de bacterias en ese lugar (estas bacterias provienen de la circulación).

A partir de la tercera década de la vida, la insuficiencia cardiaca es la mayor complicación en pacientes dependiendo del tamaño del defecto.

DIAGNÓSTICO

El pediatra al revisar y explorar al recién nacido o al niño, escuchará en el corazón, un murmullo anormal (soplo cardiaco) También hay murmullos o soplos en el corazón normal y se les conoce como: soplos inocentes ó funcionales.

Un soplo cardíaco es un sonido generado por la circulación de un flujo sanguíneo turbulento a través de válvulas cardíacas estrechadas o con fugas o a través de estructuras cardíacas anormales. En niños mayores, el soplo se describe como el sonido de una lavadora. En los lactantes prematuros, el soplo cardíaco puede ser menos definido.

Si el pediatra detecta soplos anormales, recomendará a los padres del niño que un cardiólogo pediatra examine al bebé o al niño.

El cardiólogo localizará en qué parte del pecho se escucha el soplo anormal y qué características tiene (si se escucha muy grueso, lugar donde se escucha, etc.) y solicitará los estudios y pruebas de laboratorio necesarios para obtener el diagnóstico.

Una vez diagnosticado el defecto, iniciará el tratamiento médico y se hará cargo de todos los problemas cardíacos que puedan presentarse durante el proceso de la enfermedad en la infancia y adolescencia.

Los estudios a realizar, son los siguientes: 

  • Radiografía de Tórax.- Este estudio permite ver el tamaño de corazón que puede estar aumentado. En los pulmones, se detecta el grado de congestión debido al exceso de flujo sanguíneo.
  • – (EKG) Este estudio registra la actividad eléctrica del corazón, muestra ritmos anormales (arritmias) y detecta el estrés del músculo cardíaco.
  • – (ECO) Es un estudio indoloro que utiliza las ondas de sonido para crear una figura movible del corazón del bebé. Durante el ECO, las ondas de sonido rebotan en el corazón del niño y una computadora las convierte en imágenes de las estructuras cardiacas.
    • Esta prueba permite al cardiólogo ver claramente si existen problemas en la forma del corazón o en su funcionamiento. ECO es el estudio más importante que tiene el cardiólogo tanto para hacer el diagnóstico como para darle seguimiento al problema.
    • En los niños con PCA, el ECO muestra qué tan grande es el defecto y cómo está respondiendo el corazón a este trastorno. Cuando se utiliza el tratamiento médico para cerrar la PCA, se usa para evaluar qué tan bién funcionan los medicamentos.
  • Cateterismo Cardiaco, para DIAGNÓSTICO: Se introduce un tubo flexible y delgado llamado catéter en un vaso sanguíneo de la ingle y llega hasta el interior del corazón. Se inyecta uncolorante de contraste que permite ver claramente las estructuras del corazón y los grandes vasos.

Es un procedimiento que ofrece una información detallada de las zonas internas del corazón. Permite tomar la presión sanguínea y las concentraciones de oxígeno en el corazón.

Cateterismo Cardiaco, para DIAGNÓSTICO- Se introduce un tubo flexible y delgado llamado catéter en un vaso sanguíneo de la ingle y llega hasta el interior del corazón. Se inyecta uncolorante de contraste que permite ver claramente las estructuras del corazón y los grandes vasos.

CATETERISMO CARDIACO
  • La angiografía de resonancia magnética( utiliza un campo magnético poderoso, ondas de radio y una computadora, puede llevarse a cabo con o sin material de contraste) y la tomografía computarizada cardiaca(método imagenológico que utiliza rayos X para crear imágenes detalladas del corazón y los vasos sanguíneos), son, alternativamente, herramientas más novedosas que ayudan al diagnóstico.

COMPLICACIONESDE LA PCA

Es posible que un conducto arterial persistente pequeño no cause complicaciones. Los defectos más grandes y sin tratar podrían causar:

  • Presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar).La circulación excesiva de sangre a través de las arterias principales del corazón por un conducto arterial persistente puede producir hipertensión pulmonar, lo cual puede causar daño pulmonar permanente. Un conducto arterial persistente grande puede provocar el síndrome de Eisenmenger, un tipo de hipertensión pulmonar irreversible.
  • Insuficiencia cardíaca.Finalmente, un conducto arterial persistente puede causar que el corazón se agrande y debilite, lo que provoca insuficiencia cardíaca, una afección crónica en la que el corazón no puede bombear correctamente.
  • Infección cardíaca (endocarditis).Las personas que presentan problemas estructurales del corazón, como conducto arterial persistente, tienen un mayor riesgo de contraer una inflamación del revestimiento interno del corazón (endocarditis infecciosa) que las personas con corazones saludables.

 Nutrición y desarrollo inadecuado

La mayoría de los niños con PCA comen y crecen normalmente. Pero los bebés prematuros o aquellos bebés con un conducto arterial grande, pueden fatigarse cuando reciben el alimento.

Como consecuencia, el aporte calórico no es suficiente lo cual afecta el crecimiento y desarrollo del bebé así como su estado nutricional. A continuación se muestran las opciones que el pediatra recomienda:

  • Fórmulas con alto contenido calórico o leche materna.
  • Complementos nutricionales que se pueden agregar a biberón, o bien extraer la leche materna por medio de una bomba y agregarle el complemento. Estos complementos, aumentan el aporte calórico por cada onza, de manera que tu bebé comerá menos, pero sus requerimientos nutricionales estarán cubiertos.
  • Suplementos Nutricionales por sonda gástrica. Estos productos pueden sustituir al biberón o a la leche materna.
  • Alimentación por sonda. La fórmula del biberón o la leche extraída de la madre, se le pasa al bebé por la sonda.

El cariño y esfuerzo constante para que tu bebé coma, será recompensado.Tu presencia es necesaria cuando lo alimentan; deja que tu bebé decida cuando está satisfecho. Alimentar a tu bebé debe de ser una experiencia positiva y no un campo de batalla.

TRATAMIENTO DE LA PCA

La PCA se trata con medicamentos, procedimientos basados en cateterismos y cirugía. El objetivo es el cierre del conducto para prevenir complicaciones y revertir los efectos del aumento del volumen sanguíneo.

Una PCA pequeña, puede cerrarse a medida que tu hijo crece, y no necesitará recibir tratamiento

En los niños nacidos a término (38 a 40 semanas de embarazo), es necesario dar tratamiento si la PCA es grande o está causando problemas de salud.

Para los bebés prematuros, el tratamiento es necesario cuando está causando problemas respiratorios o cardiacos.

El tratamiento debe efectuarse lo antes posible a fin de disminuir la morbilidad.

Una PCA, que cause síntomas, (insuficiencia cardiaca), requerirá tratamiento médico y posiblemente reparación quirúrgica.

Procedimientos basados en cateterismo.

Los catéteres son unos tubos delgados y flexibles que se utilizan en un procedimiento denominado cateterismo cardiaco y seutiliza en bebés que tienen la edad suficiente para que se les pueda realizar esta prueba.

El cardiólogo pediatra probablemente hablará de un cierre del conducto por cateterismo y se utiliza mayormente en PCAs pequeñas para prevenir el riesgo de una endocarditis infecciosa de la mucosa interna del corazón, válvulas o arterias.

Durante el procedimiento, el bebé será sedado para evitar molestias. El médico introducirá el cateter (al que se le ha colocado en un extremo, el dispositivo de cierre) a través de una vena grande en la parte superior de la pierna del niño.

El catéter es cuidadosamente empujado hacia arriba a través del vaso sanguíneo hasta que llega al corazón y luego avanza un poco más hasta que la punta con el dispositivo se sitúa en el conducto. Cuando el dispositivo está en la ubicación correcta, se extiende para cerrar el conducto.

Este tipo de procedimientos no requieren que se haga cirugía a corazón abierto y la recuperación es mucho más rápida. Es probable que puedas llevarte a tu bebé ese mismo día a la casa. Las complicaciones son pocas y de fácil control.

Tratamiento Médico

Para cerrar un conducto arterioso persistente se administra indometacina o ibuprofeno. Estos fármacos son más eficaces si se dan durante los 10 primeros días después del nacimiento y es más eficaz en los recién nacidos prematuros que en los recién nacidos a término.

Se pueden administrar varias dosis. Si el conducto arterioso persistente no se cierra después de varias dosis, se puede practicar cirugía cuando existen signos de que se están dañando los pulmones y el corazón.

Tratamiento Quirúrgico

Si un conducto arterioso persistente está todavía abierto en el momento en que el lactante cumple 1 año de edad, es muy poco probable que se cierre por sí solo.

En ese momento, los médicos suelen recomendar un procedimiento para cerrar el conducto arterioso persistente con el objeto de eliminar el riesgo de endocarditis.

En la mayoría de los casos, los médicos cierran el conducto arterioso persistente mediante la inserción de un pequeño dispositivo o bobina durante el cateterismo cardíaco.

Durante este procedimiento, el dispositivo de cierre está unido al extremo de un tubo largo y delgado (catéter). El catéter se inserta en la gran vena en la parte superior de la pierna del niño.

El catéter es cuidadosamente empujado hacia arriba a través del vaso sanguíneo hasta que llega al corazón y luego avanza un poco más hasta que la punta con el dispositivo se sitúa en el conducto. Cuando el dispositivo está en la ubicación correcta, se extiende para cerrar el conducto.

Tratamiento quirúrgico

Algunas veces, en especial cuando el conducto es inusualmente grande, los médicos intervienen quirúrgicamente para cerrar el conducto.

La cirugía es el tratamiento de elección, principalmente, en los siguientes casos:

  • El bebé prematuro o a término desarrolla problemas de salud a causa de la PCA y es demasiado pequeño como para realizarle un cateterismo.
  • La PCA no se cerró bien con el procedimiento basado en el cateterismo.
  • Se ha planeado la cirugía para el tratamiento de otros defectos cardiacos relacionados.

Algunos niños necesitan tomar antibióticos antes ir al dentista y antes de someterse a determinadas cirugías (como la cirugía del intestino o de la vejiga). Estos antibióticos se utilizan para prevenir infecciones cardíacas graves denominadas endocarditis.

Por lo general, la cirugía no se lleva a cabo sino hasta los seis meses de edad en bebés que no tienen problemas de salud con la PCA.

En algunos casos se prefiere este tratamiento para PCAs pequeñas como prevención de una endocarditis infecciosa.

El objetivo del tratamiento quirúrgico, es reparar el conducto arterial y evitar que los pulmones se dañen por la sobrecarga de volumen.

Restricción de actividades

La mayoría de las personas con una PCA pequeña no reparada, o que ha sido reparada, no necesitan ninguna precaución especial y pueden participar en cualquier actividad física sin que se aumente ningún riesgo. Después de la cirugía o cierre de la PCA por cateterismo, el médico puede indicar algunas limitaciones a la actividad física durante un tiempo limitado aun cuando no exista hipertensión pulmonar.

Se recomienda restricción de la actividad física a las personas que ya presentan hipertensión pulmonar.

Prevención de la endocarditis

Generalmente no es necesaria, sin embargo se recomienda para las personas con PCA que presentaron endocarditis antes de la reparación del defecto cardiaco y para aquellos a los que se les insertó unaválvula cardiaca y para los que no se reparó la PCA y que tienen hipertensión pulmonar asociada a cianosis.

EL CONDUCTO ARTERIAL PERSISTENTE Y EL EMBARAZO

La mayoría de las mujeres que tienen un conducto arterial persistente pequeño pueden tolerar el embarazo sin problemas. Sin embargo, tener mayores complicaciones o defectos, como insuficiencia cardíaca, arritmias o hipertensión pulmonar, puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Si tienes el síndrome de Eisenmenger(esun trastorno que incluye una combinación de síntomas: cianosis (piel azulada o grisácea debido a una disminución de oxígeno en la sangre, hipertensión pulmonar (presión alta en los vasos sanguíneos de los pulmones), y eritrocitosis (número elevado de glóbulos rojos debido a una disminución de oxígeno en la sangre.Afecta principalmente a adolescentes y adultos con ciertas cardiopatías congénitas que se repararon tarde -después de la infancia temprana, o más tarde- o que nunca se repararon),deberías evitar quedar embarazada, ya que puede ser mortal.

Si tienes un defecto cardíaco, reparado o no, analiza la planificación familiar con el médico. En algunos casos, las consultas antes de la concepción con médicos que se especializan en la enfermedad cardíaca congénita, genética y atención obstétrica de alto riesgo son necesarias. Algunos medicamentos para el corazón pueden causar problemas graves en el bebé en desarrollo y podría ser necesario suspender o ajustar los medicamentos antes de quedar embarazada.

PRONÓSTICO

El pronóstico es, generalmente, considerado excelente en las personas en las cuales la PCA es el único problema.

En los prematuros que tienen otras secuelas por su prematuridad, estas secuelas son las que marcan el pronóstico. Los prematuros que que tenían una PCA importante, tienen más posibilidad de desarrollar displasia broncopulmonar.

Típicamente, las personas a las que se les dio tratamiento, no tienen más síntomas y no presentan secuelas cardiacas.

En el adulto, el pronóstico dependerá de la condición de la vasculatura pulmonar y del estado del miocardio si es que presentó endocarditis antes del tratamiento.

Las personas que tienen una hipertensión pulmonar mínima y cambios cardiacos limitados, podrán tener una expectativa de vida normal.

INCIDENCIA

La incidencia es elevada especialmente entre los prematuros. En un amplio estudio la incidencia de ductus arteriosos sintomático que precisó tratamiento fue del 28% entre los recién nacidos de peso inferior a 1500 gr.

Entre los RN con peso inferior a1000 gr. la incidencia de ductus es del 60%.

REFERENCIAS

Género: